Cómo usar mapas mentales para resumir y repasar

mapas mentales para resumir y repasar

Hace tiempo que insisto con los mapas mentales en Mentes Liberadas. Es que realmente los considero muy útiles. En esta ocasión me interesa resaltar lo importante que son los mapas mentales para resumir y repasar clases.

Los mapas mentales como herramienta de estudio

Si recuerdas, los mapas mentales tienen un nodo o idea central del cual se desprenden otros nodos. Se supone que las ramificaciones son aspectos a tener en cuenta de la idea principal.

¿Para qué puede ser esto útil?

Para descomponer un tema cualquiera en distintas partes y de esta forma, identificar las más importantes que lo componen.

Una buena pregunta sería ¿cuándo conviene hacer un mapa mental?

Podría decirse que cada vez que requieras hacer un resumen de un tema. Sería algo parecido a un cuadro sinóptico, aunque quizás con alguna que otra ventaja. La forma orgánica del mapa mental hace recordar de forma más fácil cada una de las partes.

Una buena aplicación de los mapas mentales es para luego de una clase. Imagina que vas a cursar y durante la clase tomas unas tres o cuatro hojas de apuntes. Al otro día, sería una buena idea tomar esas hojas e intentar pasarlas a mapa mental.

Los mapas mentales son excelentes recursos para hacer repasos.

Mapas mentales para resumir y repasar

El nombre del tema será el centro del mapa mental. De allí irán saliendo las ramas, que en general serán los subtítulos del tema, o aquellos aspectos que tengan suficiente relevancia.

Luego puedes ir haciendo lo mismo con cada uno de ellos, hasta dividirlo en las porciones más pequeñas. Recuerda que no es necesario incluir mucho texto. Basta tan solo con las ideas.

Ventajas de resumir y repasar con mapas mentales

Hay dos grandes ventajas al hacer esto:

  • Comprenderás mejor el tema que te explicaron en clase. Funciona como una especie de repaso.
  • Te deja muy en claro cómo se divide el tema. Es increíble como al hacer el mapa mental terminas conociendo las distintas partes en que se compone lo que tienes que estudiar, sin buscar memorizar nada.

¿Sería lo mismo hacer un resumen?

No. Porque un resumen escrito podría ser muy parecido a copiar el apunte y eso no sirve de nada.

¿Sería lo mismo usar mapas mentales hechos por otras personas?

No. Porque el objetivo no es tener un mapa mental del tema, sino generar el mapa mental en tu cabeza.

Esto sólo podrás lograrlo realizando el proceso de elaboración. Es por eso que tienes que dibujarlo. Esto no quiere decir que luego debas descartarlo. Al contrario, el mapa ya hecho luego puede serte útil para un repaso.

Claves para hacer un buen mapa mental

Si realizas el mapa mental, dibujando con lápices, recuerda incluir colores. Eso hace que sea particular y todo aquello particular la mente lo recuerda mejor. Si en cambio usas software como los que hemos visto en este espacio, entonces además de los colores, puedes aprovechar los íconos e imágenes.

Ten en cuenta esta técnica de estudio y acostúmbrate a usarla luego de una clase teórica. Vas a comprobar que es útil y que hará que tengas los temas más frescos para cuando haya que estudiar con mayor profundidad.

Más recursos educativos y culturales en Mentes Liberadas

Esto ha sido todo por este artículo. Espero que este tema de los mapas mentales para repasar te ayude en tus estudios.

Si tienes alguna duda o aporte al respecto, déjame un comentario al finalizar el artículo.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese