EstudioTécnicas de estudio

¿Qué es un mapa conceptual? Ejemplo de cómo crear uno

En esta oportunidad vamos a hablar de una técnica de estudio conocida como mapa conceptual. Se trata de un gráfico jerárquico donde se ubican conceptos sobre un tema y se los relaciona entre sí.

Personalmente no considero esta técnica muy eficiente, por varios motivos que les iré contando a lo largo del artículo. Sin embargo hay que reconocer que crear mapas conceptuales ayuda a conocer y a entender mejor un tema.

Pero bueno, comencemos por el principio. Vamos a definir qué es un mapa conceptual.

¿Qué es un mapa conceptual?

Los mapas conceptuales se basan en estudios académicos y tienen una definición teórica complicada de entender. Fueron introducidos por Joseph Novak en 1972, cuando investigaba en la Universidad de Cornell. Como el tema de los mapas conceptuales tiene una base teórica complicada y como eso no aporta absolutamente nada al uso práctico de los mismos, vamos a obviarla. Si les interesa el tema y consideran importante empaparse en él, tienen muchos otros sitios web en internet donde se explica a nivel académico el tema.

Un mapa conceptual es un gráfico que posee jerarquías y donde se vuelcan conceptos e ideas.

Como en Mentes Liberadas nos interesa la aplicación de los mapas conceptuales para estudiar, ensayaremos una definición más cercana a lo pragmático:

Un mapa conceptual es un gráfico que tiene jerarquías donde se ubican distintos conceptos e ideas relativos a un tema en particular. Estos conceptos e ideas pueden estar relacionados no sólo a través de la jerarquía. Por eso, los mapas conceptuales admiten conectores que representan distintos tipos de relación que uno mismo puede definir.

Es decir, un mapa conceptual es un gráfico jerárquico que debe seguir algunas reglas. Lo primero que pueden pensar es que es como un cuadro sinóptico o como un mapa mental. Un purista de estos temas les diría que no tienen nada que ver, pero lo cierto es que sí. Son más o menos parecidos.

Características de los mapas conceptuales

Algunas de las características más importantes de los mapas conceptuales son las siguientes:

  • Jerárquicos: tienen que tener una estructura jerárquica donde lo más genérico se ubique arriba y lo más particular debajo.
  • Términos: los temas, ideas o conceptos tienen que estar sintetizados con una palabra o término. Este no puede aparecer dos veces en el mismo mapa conceptual. Esto es algo limitante que complica las cosas. Lo veremos más adelante.
  • Conectores: los conectores no son más que líneas que pueden ser flechas con sentido que relacionan siempre dos términos. Además, pueden tener una acción o una aclaración que indique cuál es la relación entre los elementos.

Van a encontrar en otros sitios y en WIkipedia otras características, pero estas son las que considero más importantes y tienen que ver con lo que vamos a hacer a continuación.

Cómo crear un mapa conceptual

Nada mejor para aprender qué es un mapa conceptual que crear uno. A los académicos les encanta retorcerse en sí mismos y complicarla haciendo un mapa conceptual sobre los mapas conceptuales para explicar el concepto.

Yo prefiero ser más claro. Para ello, voy a explicar qué es y como crear un mapa conceptual con algo que la mayoría va a comprender: el universo de Star Wars. Consideraré solamente la trilogía original. No hace falta que sean fanáticos de la saga. Con tener una idea, entenderán todo.

Utilizaremos el universo Star Wars para ejemplificar cómo crear un mapa conceptual.

A continuación voy a explicar una serie de pasos para crear un mapa conceptual. Están basados en la teoría general de este tema, aunque les he hecho algunas modificaciones que han surgido con la práctica.

1. Generar los términos del tema

En este primer paso lo que hay que hacer es intentar generar todos los términos relacionados con el tema. Siempre conviene pensar en sustantivos. Aquí pueden ser de utilidad las lluvias de ideas si se está trabajando en grupo. El resultado final de este paso debe ser una lista con todas las palabras que se nos ocurran y que estén vinculadas con el tema principal.

En el caso de Star Wars, tendremos personajes, facciones, naves, planetas y también información sobre los creadores de la saga.

mapa conceptual términos

2. Agrupar los términos

A continuación, lo que debemos hacer es formar grupos de estos términos. Será una forma de ir ordenando la información para luego llevarla al gráfico.

Para este ejemplo de Star Wars, decidí agrupar por facciones, personajes, naves, planetas, películas y creadores.

mapa conceptual agrupar términos

 

3. Agregar palabras que faltan

Suele ocurrir que nos damos cuenta que nos olvidamos de algunos términos que son clave. Los podemos agregar en este etapa. En realidad, lo podemos hacer cuando queramos, pero este es el paso en el que suelen surgirnos naturalmente aquellos conceptos e ideas que olvidamos.

Siguiendo siempre con el ejemplo de Star Wars, agregué creadores, planetas y facciones como palabras genéricas que pueden estar en la estructura media del mapa conceptual. También agregué personajes que faltaban.

agregar palabras que faltan mapa conceptual

 

4. Ordenar jerárquicamente

El siguiente paso es tomar cada uno de los grupos e intentar armar una jerarquía siempre que sea posible. La jerarquía puede tener más de un nivel.

ordenar jerárquicamente mapa conceptual

5. Volcar jerarquías al diagrama

Ahora sí vamos a comenzar a armar el mapa conceptual. Debemos poner los grupos respetando la jerarquía generada en el paso anterior.

En el siguiente ejemplo notarán dos particularidades:

  • Por un lado, descarté Creadores por una cuestión de espacio. Esto suele ocurrir mucho. A veces se aconseja hacer borradores del mapa conceptual e ir pasándolo. También borré a Anakin Skywalker puesto que en la saga original aparece ya como (¡SPOILER ALERT!) Darth Vader.
  • Por otro lado, el término Facciones desapareció y las facciones pasaron al grupo de los personajes. De esta forma ahora los personajes están ordenados según la facción a la que pertenecen. Se podría haber hecho esto también con las naves. Pero no hubiéramos podido ¿Por qué? Porque el mapa conceptual no permite que se repitan términos. Entonces, quizás lo que habría que hacer es simplemente reorganizar todo el mapa conceptual para poder hacer que las naves se puedan clasificar igual que los personajes. Esta es una gran desventaja de este tipo de diagramas.

En el ejemplo de Star Wars, las jerarquías quedan de la siguiente manera sobre el gráfico. Destaqué en colores los niveles. Pero esto no es necesario hacerlo.

jerarquías mapa conceptual

6. Trazar conexiones básicas

Las conexiones básicas son las que conectan los elementos existentes de forma jerárquica. Es decir, solo nos interesa en este paso relacionar de arriba a abajo. No queremos todavía realizar conexiones entre elementos sueltos.

Los conectores pueden tener flechas con sentido y aclaraciones. En este caso no hacen falta. La jerarquía misma define las relaciones.

trazas conexiones básicas

7. Agregar conexiones restantes

A continuación, tenemos que conectar con flechas y aclaraciones los distintos elementos que tienen relación. Aquí es donde el mapa conceptual se puede descontrolar puesto que puede haber muchas relaciones.

En este ejemplo he agregado solamente algunas de las relaciones posibles. Si se fijan, y si saben algo de Star Wars, verán que Alderaan y Death Star están muy lejos en el diagrama. Y sin embargo debería haber una flecha que los conecte ya que el planeta fue destruido por Death Star. Con este ejemplo, se imaginarán cuántas relaciones podrían complicar aún más el diagrama.

conexiones complejas mapa conceptual

8. Revisar y mejorar el mapa conceptual

El último paso es revisar el diagrama y mejorarlo. A veces ocurre que nos damos cuenta que gran parte de la estructura está mal planteada desde la base. O que nos olvidamos de algún componente esencial (¡El Halcón Milenario!). Así que a veces se puede arreglar fácil, pero en algunos casos la solución es básicamente rehacer todo el mapa conceptual.

Diferencia del mapa conceptual con el mapa mental

Para cerrar, me gustaría explorar algunas de las diferencias de los mapas conceptuales con los mapas mentales.

A primera vista, ambos sirven para organizar la información. También podemos ver que ambos son jerárquicos. Si bien no se dibujan igual, comparten esta característica. Recuerden que aunque los mapas mentales tienen un nodo central del que salen distintas ramas, se los podría dibujar también como una jerarquía.

El mapa conceptual se basa en el pensamiento lógico y por lo tanto, es más rígido que el mapa mental. Por su parte, el mapa mental es más libre y orgánico.

La principal diferencia entre ambos tipos de diagramas es que el mapa conceptual es mucho más rígido. Hay que seguir las reglas que se presentaron en el artículo para poder crearlo. En cambio, el mapa mental es mucho más informal y resulta orgánico.

El mapa mental está más vinculado con la forma de pensar por asociación que tiene el ser humano. Está más cerca de lo creativo en ese sentido. Por el contrario, el mapa conceptual se acerca más al pensamiento lógico. Es el que genera los términos, agrupa por parecido y luego genera jerarquías.

Conclusión

Como aclaré al principio del artículo, la técnica de mapas conceptuales no me parece la mejor. Yo recomiendo los mapas mentales. Pero eso es mi opinión. Está en cada uno utilizar la técnica de estudio que le parezca mejor y que más le funcione.

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.