estudiar razonando vs estudiar de memoria
EstudioTécnicas de estudio

Estudiar razonando vs. Estudiar de memoria

En esta ocasión vamos a hablar de uno de los grandes superclásicos de la educación. Uno que lleva al debate continuamente: Estudiar razonando vs. Estudiar de memoria. Vamos a ver por qué es mejor siempre estudiar razonando.

La memorización es parte fundamental del proceso de estudio. Siempre hay que retener información cuando se quiere adquirir un conocimiento. Esto puede lograrse a través de la experiencia y la costumbre, o si no, intentando introducir los conceptos en nuestro cerebro a fuerza de repetición o apelando a técnicas como las reglas mnemotécnicas.

Los estudiantes sabemos esto, puesto que es la manera en que nos preparamos para un examen. Sin embargo, existe una diferencia muy importante entre estudiar razonando y estudiar completamente de memoria. Estudiar razonando implica en una etapa la memorización, pero siempre en un contexto de conocimiento del tema. En cambio el estudio de memoria consiste en directamente retener palabras en la cabeza con el fin de volcarlas de forma escrita u oral en un examen, sin saber qué relación hay entre ellas.

Estudiar razonando es la forma correcta de adquirir un conocimiento. El estudio de memoria no es realmente provechoso y eso lo vamos a ver comparando punto por punto ambos métodos de estudio.

Estudiar de memoria

1. No se entienden realmente los temas

No se tiene un verdadero conocimiento de los temas. Quizás sí de algunas partes separadas. Pero en conjunto, quien estudia registra las palabras sin entender a qué se refieren.

2. No hay margen de error

La asimilación de los temas implica la memorización de forma perfecta de los textos a estudiar. Todo debe saberse de forma exactamente igual a las referencias desde las que se estudia. No se puede alterar una coma ni un punto, puesto que se correría el riesgo de cambiarle el significado a un párrafo o a una oración.

Al estudiar de memoria, si nos olvidamos de algo, puede que no nos sea posible recordar todo lo que viene luego.

Al mismo tiempo, la información en el cerebro parece grabada de forma secuencial y no aleatoria. Esto quiere decir que para poder responder algo puntual, hay que recordar todo un bloque de datos memorizados. Además, si algo en el medio se olvida, entonces hay peligro de no poder recordar lo que viene a continuación.

3. Luego del examen se olvida todo

Semanas luego de rendir, los temas no se recuerdan. Si se tuviera que volver a rendir el examen, habría que empezar a memorizar de nuevo desde cero. El conocimiento no se adquiere en lo más mínimo.

4. Imposible relacionar los temas

No es posible relacionar el tema estudiado con otros. No se pueden hacer comparaciones y por lo tanto las preguntas de examen que piden analizar conceptos son imposibles de responder.

5. Los docentes se dan cuenta

Los profesores conocen los libros de textos y tienen experiencia al corregir exámenes. En algunos casos, pueden darse cuenta con facilidad si un alumno estudió de memoria o no. Para chequearlo, nada más fácil que hacer unas preguntas extra de forma oral.

Los docentes intuyen cuándo un alumno ha estudiado todo de memoria.

Estudiar razonando

1. Se entienden los temas

Se conoce y se entiende lo que se estudia. Antes de empezar el proceso de memorización, ya se ha hecho un análisis sobre el tema. Se ha descompuesto en partes cada elemento involucrado, se lo conoce y se entiende también el conjunto integrado.

2. La explicación del tema se arma en el momento

Las palabras que aparecen en el texto no se deben memorizar de forma exacta. Algunas palabras pueden cambiarse por otras. Incluso es posible reescribir párrafos enteros para encontrar una manera más sencilla y también compacta de recordar la información. Cualquier tema puede recordarse con facilidad y no es necesario tener que recordar el tema que estaba antes, para poder evocarlo.

Al estudiar razonando, nuestra mente reúne los datos que recuerda y los combina para dar una respuesta.

3. El concepto queda por siempre

Semanas luego del examen, se pierde gran parte de la información retenida, pero el concepto y el conocimiento más importante del tema quedan por siempre (o al menos por mucho tiempo) en nuestro cerebro.

4. Se pueden hacer asociaciones

El razonamiento permite realizar asociaciones y comparaciones con otros temas. Las preguntas de examen de este estilo resultan sencillas y las respuestas pueden construirse en el momento de rendir.

5. El docente no tiene nada que detectar

Respecto a este punto, el docente no sólo no puede detectar nada, sino que aún haciendo preguntas respecto de los temas, deberíamos estar preparados para contestarlas, gracias al estudio razonado que hemos realizado.

En síntesis, siempre estudiar razonando

El estudio de memoria causa un efecto que hace parecer que el tema se sabe, pero en realidad el conocimiento no se adquiere en ningún momento. Es peligroso estudiar así, puesto que se puede aprobar una materia, pero no una carrera entera. Lo mejor es estudiar razonando. Siempre habrá que memorizar algo, por supuesto, pero siempre sabiendo qué estamos estudiando.

Última actualización el 2018-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1
Deja un comentario

avatar
1024
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Carlos Espinosa Recent comment authors
Carlos Espinosa
Guest
Carlos Espinosa

Muy buena explicacion del tema

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.