formar-un-grupo-de-estudio
Universidad

Cómo formar un grupo de estudio en la universidad

Estudiar puede ser más fácil si lo hacemos en grupo.  Hemos conocido las ventajas de tener un grupo de estudio en la universidad. Pero cómo formar un grupo de estudio que sea sólido y que nos ayude en vez de perjudicarnos. A continuación, vamos a explorar 7 claves para tener en cuenta.

1. Geografía

Porque si vamos a formar un grupo de estudio, la idea es reunirse en persona. Todos tienen que vivir lo suficientemente cerca como para poder juntarse. En general, si concurren al mismo establecimiento, se supone que están cerca, pero muchas veces no es así. Hay estudiantes que recorren grandes distancias para llegar todos los días a su escuela o universidad.

Por suerte, hoy en día, y gracias a la tecnología es posible hacer reuniones virtuales y utilizar herramientas que favorecen el trabajo en equipo. De ese tipo de recursos van a encontrar un montón en Mentes Liberadas.

2. Prioridades

Si no trabajás lo mejor es juntarte con gente que tampoco lo hace. El objetivo primordial de todos será únicamente el estudio. En cambio, si trabajás, lo ideal es juntarte con gente que también lo haga. Las reuniones serán seguramente más cortas e irán directo al grano. Se sabe también que mezclar personas con distintas prioridades puede ocasionar algún tipo de problemas. Imagínense: una persona que además de estudiar debe mantener una familia no podrá participar tanto y puede generar el resentimiento de alguien que está abocado tiempo completo al estudio.

Juntarse con personas que tengan el mismo nivel de prioridades es fundamental.

3. Solidaridad

Tal vez sea lo más importante para formar un grupo de estudio. Antes de seleccionar un candidato o candidata, lo primero que hay que detectar no es si sabe mucho de las asignaturas, sino si es una buena persona que puede estar dispuesta a brindarse por el grupo. ¿Cómo nos damos cuenta? Observando pequeños detalles de su conducta y a veces por intuición. Fuera los egoístas, los ventajistas y los vagos. Buscá siempre gente que trabaje y se preocupe.

La solidaridad de un compañero de grupo es mucho más importante que el nivel que puede llegar a tener.

4. Personalidad

Hay que evitar las personalidades opuestas. Especialmente con temas sensibles como puede ser la política, la religión. A veces es fácil prestarle atención a dos personas para darnos cuenta que son el agua y el aceite. Tener en cuenta que hay gente muy ordenada y otra poco estructurada. No es bueno juntar a personas con visiones de la vida tan divergentes.

5. Nivel

Si sos de los mejores alumnos, buscate a los mejores. Si sos de los que luchan, buscate luchadores como vos. Siempre se va a dar alguna diferencia de nivel entre los integrantes del grupo, pero que no sea abismal o no van a poder trabajar como equipo.

6. Género

No cerrarse al género. ¿Vieron que siempre ocurre que los chicos se juntan por su cuenta y que las chicas hacen los mismo? Si bien no hay nada malo, es recomendable mezclarse un poco. Está claro que los hombres y las mujeres pensamos de forma distinta. Vemos el mundo de una forma diferente. Entonces, ¿por qué no formar un grupo con distintos puntos de vista?

7. Consenso

Consensuar la inclusión de los integrantes es vital a la hora de formar un grupo de estudio. Estamos hablando de armar un grupo, pero nunca lo arma una persona sola. Cuando te pongas de acuerdo con la primer persona para armar el grupo, hay que consensuar para ir agregando integrantes. De esta forma, si luego hay un problema nadie podrá acusar a nadie de haber armado el grupo a puro capricho.

Una vez que hay un núcleo formado, es mejor consensuar la inclusión de nuevos miembros.

Formar un grupo de estudio es clave

Créanme que tener un grupo de tres o cuatro personas con quien ir haciendo la carrera es clave. Formarlo, si siguen estos consejos no es difícil. Lo que les puedo asegurar es que es muy difícil mantenerlo durante el tiempo. Es por eso que se necesitan características como solidaridad y un nivel parejo. De esa forma ninguno se va a adelantar tanto sobre el resto. Así y todo, es muy probable que llegado un momento alguno decida comenzar a trabajar al mismo tiempo que estudiar, otro sienta que está en la carrera equivocada y busque cambiarse y otro simplemente decida parar de estudiar un semestre.

En siguientes notas vamos a ver cómo trabajar en equipo para que este te sea de ayuda y no sea una carga o una molestia durante tus cursadas. A veces ocurre que alguno no quiere o no puede colaborar. Si eso ocurre, les recomiendo el artículo qué hacer si mi compañero de grupo no colabora.

2
Deja un comentario

avatar
1024
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Alejandro De LucaCarlos Antonio Gonzalez Recent comment authors
Carlos Antonio Gonzalez
Guest

Lamentablemente no concuerdo contigo, si bien a priori estas recomendaciones parecen objetivas son totalmente discriminativas; por ejemplo ¿como incorporar diferentes puntos de vista si me oriento a buscar personas solamente por su ubicación geográfica ó posición de trabajo sino puedo compartir las experiencias de esas personas? Soy Ing. Eléctrico titulado de la UTN y siempre me encontré con obstáculos al conformar grupos ya que los que forman grupos lo hacen con gente conocida ó “popular” en el ámbito social y dejan sin oportunidad a gente desconocida que podría aportar cosas positivas. En definitiva, en mi opinión personal, la conformación de… Read more »

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.