Cómo formar un grupo de estudio en la universidad

cómo formar un grupo de estudio en la universidad

Estudiar puede ser más fácil si lo haces en grupo.  Ya te conté las ventajas de tener un grupo de estudio en la universidad. Pero, ¿cómo formar un grupo de estudio que sea sólido y que te ayude en vez de perjudicarte?

A continuación, vamos a explorar 7 claves para tener en cuenta.

1. Ubicación geográfica

Porque si vas a formar un grupo de estudio, la idea es que puedas reunirte en persona con el resto del equipo. Todos tienen que vivir lo suficientemente cerca como para poder juntarse.

En general, si concurren al mismo establecimiento, se supone que están cerca, pero muchas veces no es así. Hay estudiantes que recorren grandes distancias para llegar todos los días a su escuela o universidad.

Por suerte, hoy en día, y gracias a la tecnología es posible hacer reuniones virtuales y utilizar herramientas que favorecen el trabajo en equipo. De ese tipo de recursos vas a encontrar un montón en Mentes Liberadas.

Sin embargo y más allá de eso, es recomendable, cada tanto, juntarse a estudiar.

2. Prioridades

Si no trabajas lo mejor es juntarte con estudiantes que tampoco lo hagan. De este modo, el objetivo primordial de todos será únicamente el estudio.

En cambio, si trabajas, lo ideal es juntarte con gente que también lo haga. Las reuniones serán seguramente más cortas e irán directo al grano.

Se sabe también que mezclar personas con distintas prioridades puede ocasionar algún tipo de problemas.

Imagínate, una persona que además de estudiar debe mantener una familia no podrá participar tanto y puede generar el resentimiento de alguien que está abocado tiempo completo al estudio.

Juntarte con personas que tengan el mismo nivel de prioridades que tú es fundamental.

3. Solidaridad

Tal vez sea lo más importante para formar un grupo de estudio. Antes de seleccionar un candidato o candidata, lo primero que tienes que detectar no es si sabe mucho de las asignaturas, sino si es una buena persona que puede estar dispuesta a brindarse por el grupo.

¿Cómo te das cuenta de esto? Observando pequeños detalles de su conducta y a veces, por intuición. Fuera los egoístas, los ventajistas y los vagos. Busca siempre gente que trabaje y se preocupe.

La solidaridad de un compañero de grupo es mucho más importante que el nivel que pueda llegar a tener.

4. Personalidad

Tienes que evitar las personalidades opuestas. Especialmente con temas sensibles como puede ser la política, la religión (incluso el deporte en algunos países).

A veces es fácil prestarle atención a dos personas para darte cuenta que son el agua y el aceite. También ten en cuenta que hay gente ordenada y otra poco estructurada. No es bueno juntar a personas con visiones de la vida tan divergentes.

5. Nivel

Si eres de los mejores alumnos, busca a los mejores. Si eres de los que luchan, busca luchadores como tú.

Siempre se va a dar alguna diferencia de nivel entre los integrantes del grupo, pero que no sea abismal o no van a poder trabajar como equipo.

6. Género

No cerrarse al género. ¿Has notado que siempre ocurre que los chicos se juntan por su cuenta y que las chicas hacen los mismo?

Si bien no hay nada malo, es recomendable mezclarse un poco. Está claro que los hombres y las mujeres pensamos de forma distinta. Vemos el mundo de una forma diferente. Entonces, ¿por qué no formar un grupo con distintos puntos de vista?

7. Consenso

Consensuar la inclusión de los integrantes es vital a la hora de formar un grupo de estudio. Estamos hablando de armar un grupo, pero nunca lo arma una persona sola.

Cuando te pongas de acuerdo con la primer persona para armar el grupo, tienen que consensuar para ir agregando integrantes. De esta forma, si luego hay un problema nadie podrá acusar a nadie de haber armado el grupo a puro capricho.

Una vez que hay un núcleo formado, es mejor consensuar la inclusión de nuevos miembros.

Formar un grupo de estudio es clave

Créeme que tener un grupo de tres o cuatro personas con quien ir haciendo la carrera es clave. Formarlo, si sigues estos consejos no es difícil.

Lo que te puedo asegurar es que es muy difícil mantenerlo durante el tiempo. Es por eso que se necesitan características como solidaridad y un nivel parejo. De esa forma ninguno se va a adelantar tanto sobre el resto.

Así y todo, es muy probable que llegado un momento alguno decida comenzar a trabajar al mismo tiempo que estudiar, otro sienta que está en la carrera equivocada y busque cambiarse y otro simplemente decida parar de estudiar un semestre.

En siguientes notas vamos a ver cómo trabajar en equipo para que este te sea de ayuda y no sea una carga o una molestia durante tus cursadas. A veces ocurre que alguno no quiere o no puede colaborar. Si eso ocurre, te recomiendo el artículo qué hacer si mi compañero de grupo no colabora.

Eso es todo por este artículo. Espero que te haya gustado. Si es así, compártelo con todo el mundo.

Te invito a que sigas a Mentes Liberadas en las redes sociales y a que te suscribas al newsletter para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

guest
2 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese