Consejos para preparar un examen en poco tiempo

cómo preparar un examen en poco tiempo

No hay tiempo. Te queda menos de un día, a lo sumo dos para presentarte a rendir ese examen y no estudiaste nada hasta ahora. En esta nota vamos a ver cómo administrar ese poco tiempo para lograr el milagro de aprobar. Veamos 10 consejos para preparar un examen en poco tiempo.

1. Recopila información sobre el examen

Para que puedas aprobar en estas condiciones es fundamental que tengas bien claro qué se toma. Vas a ir al examen con conceptos puntuales y no tanto globales. Por lo tanto, necesitas saber qué se va a preguntar o qué tipo de problemas tendrás que resolver.

Te recomiendo el artículo sobre preguntas a responder antes de presentarte a un examen.

2. Haz una lista de temas fundamentales

Tienes que asignar prioridades para eso. Lo mejor es hacer una especie de ránking de temas. Empieza a estudiar el más importante y luego sigue en orden con el resto.

3. Obtén más tiempo para estudiar

¿¡De dónde!?, te estarás preguntando. De cualquier actividad que tengas que llevar adelante y puedas además tener los apuntes al lado. Por ejemplo a la hora de comer.

Obviamente también deberás suspender otras actividades u obligaciones para darle prioridad al estudio durante esas horas previas al examen.

4. Estudia con calma

Al preparar un examen en poco tiempo tienes que mantener la calma dentro de lo posible. Que tengas apuro no va a hacer que memorices más rápido, o que entiendas los conceptos de sólo leerlos.

Tienes estudiar con tranquilidad.

Piensa que en todo caso, ya estás con la soga al cuello en términos académicos, así que, ¿para qué preocuparte todavía más?.

5. Controla el tiempo de estudio de cada tema

Puede que cuando hagas la lista de temas fundamentales, estos sean muchos y con distinta profundidad cada uno.

Entonces, en ese caso, puedes poner un tope de tiempo para estudiarlos. Ya explicamos cómo armar un temario en otro artículo. También las ventajas de los temarios dinámicos. Repasa ambas entradas.

Si no fuiste construyendo un temario durante la cursada, entonces debes hacerlo ahora, pero de forma más rápida y resumida.

6. Mantén el optimismo y no te desesperes

Tienes que mantener en todo momento una actitud positiva. No estés mirando a cada rato el reloj, ni estés pensando en que te va a ir mal.

7. Abusa de las reglas mnemotécnicas para memorizar

Ya te he contado sobre las reglas mnemotécnicas. Te ayudan a memorizar de forma más fácil. Destacar la primera letra de cada palabra de una definición a recordar puede ayudarte a memorizar. Por ejemplo:

“La informática es la ciencia aplicada que abarca el estudio y aplicación del tratamiento automático de la información.”
LIEL CAQAE EYAD TADLI

Puede que usar las iniciales de cada palabra no forme una nueva palabra. Pero, en lugar de recordar toda la definición, puedes memorizar esas palabras raras y luego, ya en el examen, tomarte un tiempo para reconstruir la definición.

8. Duerme y descansa bien

Quizás creas que tienes que desvelarte, pero no debes confundirte porque lo más importante es llegar al examen lo más alerta posible.

Agotarse estudiando no es conveniente. Debes pensar que estás en desventaja porque no estarás con el nivel de preparación necesario, así que necesitarás tus facultades de razonamiento al máximo para poder eventualmente descifrar algo que no esté dentro de tus conocimientos.

Te recomiendo el artículo: ¿Conviene estudiar hasta agotarse para los exámenes?

9. Bebe café

Preparar un examen en poco tiempo es más fácil con café como compañero inseparable.

No te confundas. No es para desvelarte toda la noche. Como vimos en el punto anterior, hay que descansar todo lo posible. Pero las propiedades estimulantes del café pueden ayudarte durante el día.

Como siempre digo en este espacio, no hagas abuso excesivo del café. Repasa el artículo: Estudiar y tomar café: ¿Cuándo es demasiado?

10. Evita cualquier cóctel estúpido de fármacos

Ni vitaminas, ni aspirinas, ni remedios mezclados con bebidas energizantes. Ya vimos que estas bebidas energizantes son nocivas para la salud.

Todas esas son idioteces que no te van a llevar a ningún lado, excepto a la guardia de un hospital por sobredosis.

El milagro es posible

Y hasta aquí los consejos para preparar un examen en poco tiempo. Lo último que te queda es ir al examen con confianza y esperando lo mejor. Aunque te sientas con poca preparación, puede ser que logres aprobar.

Espero que este artículo te haya gustado. Compártelo con todos los estudiantes que conozcas.

Te invito a que sigas a Mentes Liberadas en las redes sociales y a que te suscribas al newsletter para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

guest
1 Comentario
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese