Consejos para hacer un examen contra reloj

resolver examen contra reloj

A lo largo de los años que dura una carrera puedes encontrarte con algún examen en el que hay que resolver ejercicios en tiempo récord como el mejor velocista olímpico. Este tipo de examen contra reloj busca ver qué tan asimilados tienes los temas de la evaluación.

¿Tienes que pensar mucho para responder? Entonces no estás a la altura del examen. La idea es que tengas todo tan claro que puedas hacerlo de forma rápida.

Veamos un poco cómo puedes prepararte y cómo enfrentar a este tipo de examen contra reloj.

1. Obtén información del examen

Como digo siempre, recopila todos los datos que puedas sobre la prueba a la que te vas a enfrentar.

En este caso, si sabes que dispones de poco tiempo, conviene que te enfoques en reunir información de cuánto tiempo es y cómo deberías, según los profesores, disponerlo. Es decir, averigua cuánto deberías tardar con cada consigna.

2. Haz simulacros de examen

Ya te expliqué cómo hacerlos en el artículo Autoevaluación: simular un examen de verdad. Lo ideal es que te tomes el tiempo para ver qué tan rápido puedes resolver los problemas.

Tu objetivo será el mismo que el de un corredor olímpico: bajar el tiempo.

3. Apunta a mecanizar la resolución

Obviamente tienes que pensar los problemas, pero es seguro que estos tengan alguna parte bastante repetitiva. En ese caso, tienes que lograr mecanizar la resolución para que eso salga con facilidad.

4. Lleva reloj al examen contra reloj

Siempre tienes que hacerlo, pero en este examen más que en ningún otro. Te será de ayuda para saber qué tan rápido estás resolviendo y si te estás atrasando.

5. Siéntate adelante

O donde creas que recibirás primero el examen cuando los docentes los repartan. La lógica dice que si el profesor entrega los temas de adelante para atrás, entonces debe recogerlos luego de la misma forma. Pero nunca sabes si esto será así. Por lo tanto, lo mejor en estos casos es que te asegures de recibir el examen lo antes posible.

6. Asegura el aprobado

Muchas veces, el docente que prepara este tipo de examen contra reloj no espera que resuelvas todo, sino que resuelvas aquello que sabes, eligiendo bien los ejercicios a realizar.

Entonces, la idea es encarar la parte del examen que te parezca más fácil y que más rápido creas que puedes resolver. El resto, lo haces únicamente si ves que te alcanza el tiempo.

7. Controla los nervios

Es probable que en algún momento te trabes al resolver. Que tengas que pensar un momento antes de continuar. Es común que en ese momento, mientras piensas, sientas que los segundos se te están escapando, como si tuvieras que desactivar una bomba.

No te desesperes. Esa pausa puede ser importante para hacer bien el ejercicio. Recuerda que lo que buscas no es solo hacer los ejercicios, sino hacerlos bien.

En resumen

Obtén información sobre el examen averiguando de cuánto tiempo dispondrás para resolverlo. Practica mucho, haz simulacros de examen y apunta a mecanizar la resolución. Lleva un reloj el día del examen y siéntate adelante. Controla los nervios e intenta asegurar el aprobado.

Con estos tips estarás bien para enfrentarte con el tan temido examen contra reloj.

Esto ha sido todo por este artículo. Espero que te sea de ayuda. Si te gustó, por favor compártelo con todos los estudiantes que conozcas.

Te invito a que sigas a Mentes Liberadas en las redes sociales y a que te suscribas al newsletter para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

¡Hasta el próximo artículo!

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese