carrera-vida-prioridades
Bienestar

Carrera, vida y prioridades

Los estudiantes universitarios pasamos gran parte del tiempo concentrados y sumidos en nuestras carreras. Muchas veces se nos escapan temas de actualidad y lo que es peor, momentos importantes de nuestras vidas. Este breve artículo tiene como objetivo invitar a reflexionar sobre todo lo que nos rodea mientras hacemos una carrera y que es más importante que ella misma. Hablaremos sobre las verdaderas prioridades de la vida.

Estudiemos a tiempo completo o parcial, es natural que algunas épocas, como por ejemplo durante los finales, la universidad atraiga toda nuestra atención y no pensemos en ninguna otra cosa. Pero es importante aprender a detectar aquellas situaciones o momentos especiales donde la carrera debe pasar a un segundo plano de forma obligada.

Hablemos, entonces, sobre prioridades.

Salud y bienestar personal

Nada es más importante que nuestra integridad física y emocional. Si tenemos alguna enfermedad o algún problema que nos afecte demasiado, entonces deberemos ocuparnos de eso inmediatamente postergando cualquier otro asunto de nuestras vidas, incluyendo la carrera.

No es posible seguir adelante con problemas de salud. Si aún así lo hacemos, con el tiempo podremos sufrir consecuencias que en algunos casos pueden llegar a ser graves.

Nuestra salud y la de las personas que amamos tienen que ser la máxima prioridad.

Esto también puede ser pensado de forma lógica en función de lo que la carrera requiere de nosotros como estudiantes. Si no estamos en buenas condiciones, entonces no vamos a poder rendir en el nivel óptimo.

En síntesis, primero debemos cuidarnos nosotros mismos.

Salud y bienestar de las personas que queremos

Podemos estar en excelentes condiciones de salud, pero quizás, alguien que queremos mucho, no. Si un familiar está enfermo y su condición es grave, entonces deberemos estar pendientes de su situación. Nadie quiere que ocurra, pero a veces perdemos seres queridos y los últimos tiempos en los que están con vida pasan a ser muy importantes y a marcar nuestra propia existencia.

Es por este motivo que debemos dejar todo de lado para ayudar en lo que sea necesario y para dedicar todo el tiempo que podamos para estar con esa persona que tanto queremos. Entiendan que estamos hablando de casos en los que el desenlace es inevitable. Cuando ya no se pueda hacer más nada, si no estuvimos presentes por dedicar tiempo a otros asuntos, entonces tendremos un vacío que no podremos llenar nunca más en el resto de nuestras vidas.

Momentos y oportunidades únicas de la vida

Hay sensaciones y experiencias que la vida nos ofrece una sola vez. Aparecen, mantienen su oferta durante poco tiempo y luego se desvanecen para siempre. Aprovechar esas oportunidades nos puede hacer vivir momentos únicos e irrepetibles. La posibilidad de hacer un viaje, de conocer a alguien en especial, o de escuchar a tu banda favorita en vivo que posiblemente no vuelva nunca más a tu país, de participar de un proyecto especial, etc.

Todos estos momentos se llevan gran parte de nuestro tiempo y nos pueden quitar la posibilidad de avanzar en la universidad. Pero al mismo tiempo son estas oportunidades, experiencias y sensaciones las que enriquecen nuestras vidas.

Hay momentos en la vida en que aparecen oportunidades únicas. Es importante saber identificarlas para no dejarlas pasar.

No vivas en la burbuja académica

Decir todo esto es fácil. Incluso, seguramente todos estaremos de acuerdo. El desafío aquí es identificar estos momentos en el medio. ¿Cuándo estamos suficientemente enfermos para parar de estudiar? ¿Qué tan grave debe estar un familiar para considerar que pasar tiempo con esa persona es más importante que estudiar para el siguiente examen? ¿Qué tan provechosa para nuestra vida parece ser esa oportunidad que surgió de golpe pero que nos obliga a dejar de cursar durante un semestre?

Para poder responder estas preguntas es necesario estar despierto. Hay que abrir los ojos y entender que la universidad es sólo un aspecto más en nuestras vidas. Incluso, para muchos, es solamente un periodo de la vida que un día (por los motivos que fueran) llega a su fin.

La universidad no es todo. Hay una vida por vivir.

Sumergirse en el mundo académico está bien a la hora de estudiar. Pero vivir ahí abajo es un riesgo muy grande. Nuestra vida pasa rápido y hay momentos que no se recuperan nunca más.

Estudiemos al máximo y a conciencia, pero estemos pendientes de lo que nos rodea. De esta forma podremos lograr el equilibrio justo entre vivir y estudiar.

Última actualización el 2018-12-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

4
Deja un comentario

avatar
1024
3 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
elidaJoseAlejandro De LucaAlberto Recent comment authors
Alberto
Guest
Alberto

Excelente artículo.

Saludos.

Jose
Guest
Jose

muy bueno! saludos

elida
Guest
elida

ha sido de mucha ayuda .. excelente..¡

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.