¿Ya has estudiado mucho por hoy? Descúbrelo con estas 5 señales

señales de estudiar demasiado

En este artículo te voy a contar sobre estudiar demasiado. Y si hay algo de lo que sé es de “quemarse” estudiando.

La misma palabra lo dice todo. Es hacer una especie de combustión de nuestro cerebro después de horas y horas de estar preparando un examen o tan solo de llevar las materias al día. En el ambiente académico es habitual y hasta motivo de bromas.

Sin embargo, pasarse de la raya puede ser nocivo para tu salud mental y no siempre garantiza los mejores resultados.

Vamos a ver 5 señales para saber cuándo conviene dejar de estudiar al menos hasta el otro día.

1. Tienes la vista cansada

Hemos visto en un artículo anterior de Mentes Liberadas varios consejos para cuidar la vista. Seguirlos será de gran ayuda, pero hay momentos en que los ojos dicen basta. ¿Cómo lo hacen?

Empezando a molestar, a ponerse llorosos y de color rojo. Si no haces caso a ese anuncio de tu cuerpo, lo siguiente e inevitable es un dolor fuerte de cabeza.

Por eso, lo mejor es que si tienes algunos de esos síntomas que describí, mejor interrumpir el estudio y retomar la actividad al otro día (con unas cuantas buenas horas de sueño de por medio).

Tener la vista cansada es uno de los síntomas más comunes de haber estado estudiando demasiado durante un mismo día.

2. Padeces dolores de espalda

Algo muy típico de largas jornadas de estudio es el dolor de espalda a la altura de la cervical.

Te cuento algo: no se va a ir por arte de magia hasta que abandones la posición que tienes, que es la de estudiante quemado, y te recuestes.

Piensa lo siguiente: si te encuentras en una posición de relax y mirando una maratón de series no vas a tener dolor de espalda. En cambio, si estás estudiando sí. ¿Por qué ocurre eso?

Obviamente es por el estrés y la ansiedad que provoca el estudio.

3. Te viene sueño

Bostezar una y otra vez es síntoma de que es hora de dormir y no de estudiar.

Si te levantas temprano y bostezas no te recomiendo que dejes de estudiar y vuelvas a la cama sino que te acuestes temprano.

Pero si ya llevas horas y horas estudiando y además se te cierran los ojos, entonces ya llegó el momento de suspender la actividad.

4. No avanzas en el estudio

Si estás leyendo un texto y te das cuenta de que ya pasaron quince minutos y sigues en la misma página, es porque tu concentración ha disminuido.

Ocurre lo mismo si estás resolviendo guías de problemas y llega un momento en el que no se te cae una idea para dar con la solución.

Es común que luego de estar muchas horas estudiando, ya no puedas avanzar con los temas en la medida en que lo venías haciendo.

5. Comienzas a cometer errores tontos

Estás haciendo un cálculo super avanzado y te equivocamos. El resultado no es correcto. Repasas los pasos y ves que has sumado 2 + 2 = 5.

Si ya estabas culminando la jornada de estudio, entonces puede ser que eso haya ocurrido no porque seas idiota, sino porque tu cerebro ha bajado su nivel debido al cansancio.

Otros ejemplos pueden ser escribir algo en una hoja equivocada o perder la prolijidad de manera alarmante.

En síntesis: estudiar demasiado tiene un precio

Y el precio de estudiar demasiado es justamente tu energía.

Lo que seguramente estarás pensando es: “No puedo dejar de estudiar porque no llego con todo”. Bien, dos cosas respecto a esto:

  • Primero, tienes que intentar mejorar las técnicas de estudio y enfocarte en lo que es más importante. Debes tender a reducir el tiempo de estudio. Te recomiendo el artículo sobre actividades timebox. También que controles el tiempo de estudio. Repasa el artículo Controla el tiempo de estudio con este sencillo método.
  • Y en segundo lugar, cuando tu mente ya no rinde, no tiene sentido seguir exigiéndola. Tienes que aceptar que por más joven que seas, tienes un límite. Si lo cruzas estarás poniendo en peligro tu salud.

Más recursos educativos en Mentes Liberadas

Y esto ha sido todo por este artículo. Espero que la información que te he presentado aquí te sea de ayuda.

Si tienes alguna duda, consulta, sugerencia o aporte, déjame un comentario al final de la entrada.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Me despido hasta el próximo artículo de Mentes Liberadas.

guest
1 Comentario
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese