Controla el tiempo de estudio con este sencillo método

En este artículo te voy a presentar un método bastante sencillo para controlar el tiempo de estudio. Sólo vas a necesitar imprimir algunas hojas y tomar notas.

Como estudiante seguro pasas gran parte de la semana llevando al día las materias, preparando trabajos prácticos y estudiando para exámenes.

¿Tienes dificultades de concentración para meterte de lleno en el momento en que es necesario comenzar a estudiar?

Quizás seas de los estudiantes que dan vueltas y postergan los libros (la famosa procrastinación). O quizás, comienzas y te interrumpes constantemente por cualquier motivo.

Cuatro horas después es el momento de dejar de estudiar y eso sí lo haces de forma inmediata y sin inconvenientes.

Sin embargo, es probable que del total del tiempo de estudio, hayas aprovechado muy poco.

¿Estudias mucho pero mal?

¿Vives estudiando y suples con horas de esfuerzo aquello en lo que tienes mayor dificultad?

Es decir, ¿no estudias con un objetivo en mente si no que arrasas con todo por las dudas?

Puedes creer que funciona porque es sacrificado, pero esto no es así. Te puede dar resultado a la hora de rendir los exámenes, pero estudiar de forma no inteligente no es bueno y tampoco lo es desperdiciar tiempo de tu vida.

El simple hecho de estudiar mucho no garantiza resultados. Hay que hacerlo de forma eficiente.

Controla el tiempo de estudio con el formulario Jornada de Estudio

Voy a introducir ahora el formulario Jornada de Estudio, que consiste básicamente en anotar en una hoja de papel el tiempo que le dedicas al estudio cada día. Para ello, debes usar una copia del formulario por cada día que te pongas a estudiar.

Este formulario lo puedes diseñar tú directamente según tu conveniencia o si quieres, puedes descargar uno genérico.

Los campos del formulario son los siguientes:

  • NRO: para llevar una correlación de orden entre cada uno.
  • Fecha: para situarte temporalmente.
  • Materia: donde anotarás qué asignatura estás estudiando.
  • Inicio: hora en que comienzas a estudiar, tomada de un reloj digital.
  • Fin: hora en que finalizas el estudio, tomada de un reloj digital.
  • Total por fila: tiempo total en que has estudiado.
  • Descripción aquí puedes añadir, por ejemplo, algún tema que estudias o si estás estudiando para un examen o para llevar las materias al día.
  • Total por columna: el tiempo total que has estudiado en toda la jornada. Es la suma de los totales de todas las filas.
  • Obs: algunas observaciones extra para aclarar algo puntual. 
formulario jornada de estudio

Descarga gratis el formulario Jornada de Estudio

Aquí te dejo una planilla de una página con 6 formularios. Descarga gratis, imprime, y comienza a administrar tu tiempo de estudio. Está diagramado para ser impreso en una hoja formato A4.

Cómo aprovechar el formulario

Supongamos que son las 14:00 y es hora de empezar a estudiar. Tomas el formulario Jornada de Estudio, pones el número que corresponde y la fecha del día.

En la columna Materia anotas el nombre abreviado o el código asociado a la asignatura a estudiar. En Inicio colocas la hora tomada de un reloj digital.

A partir de ese momento, la concentración debe ser absoluta en el estudio. Se acabó el tiempo de gracia previo.

Ya estás estudiando.

Estudia en módulos

Lo mejor es estudiar en módulos de entre 40 y 50 minutos. Esto quiere decir que debes mantener la concentración durante ese tiempo y luego distraerte unos momentos. Puedes usar la alarma del celular a modo de timbre de recreo.

Si te cuesta mucho concentrarte, te recomiendo que leas el artículo sobre la Técnica Pomodoro.

Haz intervalos de descanso

Antes de volver a estudiar es preferible hacer un intervalo de no más de 10 minutos. Creo que 5 es lo mejor.

¿Hay que anotar el momento en que dejas de estudiar en el formulario?

Recomiendo que si el intervalo es menor de 10 minutos no lo hagas. Si te pasas, sí.

Es decir que si el intervalo es pequeño es parte del módulo de estudio. Durante ese lapso de distensión aprovecha para pararte, estirar las piernas, mirar por la ventana, etc. En síntesis, olvídate del estudio durante unos momentos.

Ten en cuenta las interrupciones

Vale aclarar que si ocurre que a los 10 minutos que has comenzado a estudiar algo te interrumpe por más de 15 minutos entonces debes anular ese módulo y comenzar de nuevo.

Repite hasta terminar

Luego de un intervalo, debes meterte de nuevo con los libros. Repite lo que has realizado antes, hasta que quieras hacer un intervalo de más de 10 minutos o interrumpir definitivamente la jornada.

En ese caso, cierras el módulo poniendo la hora en la columna FIN. En Descripción puedes resumir lo que has estado haciendo.

Si estudias aún más durante el resto del día, irás completando más filas. Al terminar, puedes calcular el total de tiempo insumido.

La clave del método es la siguiente:  en el momento en que anotas la hora de INICIO, no puede estar prendida la televisión, la radio, la PC (si no la usas para estudiar). Tienes que apagar o silenciar el teléfono móvil. Debes salirte de las redes sociales. Tu concentración tiene que estar al máximo.

Analiza los resultados

Luego de llevar a la práctica este método y tener unas cuantas hojas de formulario completas llega el momento del análisis.

Si tienes muchos módulos por día significa que o bien te interrumpes constantemente, o bien no te puedes concentrar.

Si el horario de inicio del primer módulo y el de fin del último están muy distanciados y sin embargo la suma total de tiempo es poca (suponiendo que estudias en un solo turno) entonces estás perdiendo mucho tiempo en el medio.

Por otro lado, si el tiempo total te da 9 horas de estudio y no te alcanzó para todo sabiendo que en realidad debería haberlo hecho, puedes deducir que no estás estudiando de forma efectiva. Tal vez pierdes tiempo en cosas que no aportan nada. Recuerda la regla 80/20 para el estudio en estos casos y también laregla 52/17.

Cada tanto, es bueno revisar las estadísticas de estudio y ver si has mejorado tu eficiencia.

Fíjate metas para mejorar

Luego del análisis ya sabes en qué fallas. Ahora, hay que mejorar.

Determina objetivos puntuales. Si, por ejemplo, estudias poco, fijar un mínimo de tiempo por día puede ser un buen comienzo. Si estudias mucho, al contrario, fija un tope. Las metas pueden ser diarias, semanales o mensuales.

Este método es útil también para equilibrar el tiempo que le dedicas a varias materias que cursas al mismo tiempo.

Si bien este método se basa en el tiempo de estudio, vale recordar que la idea no es estudiar más tiempo sino el menos tiempo posible y con la mayor concentración.

Conclusiones

Los estudiantes en mayor o menor medida empleamos un método de estudio que es similar a este.

Los que tienen mayor auto disciplina no requieren anotar los tiempos de estudio. Pero si eres de los que carecen de esta cualidad, necesitas ver los números para darte cuenta que algo no funciona.

Este método es fácil de implementar y garantiza muy buenos resultados en la medida en que te comprometas a respetar que en cuanto empiezas a estudiar, la concentración debe estar al 100% en los temas a aprender.

Esto ha sido todo por este artículo. Espero que te ayude a estudiar mejor.

Si tienes alguna duda, déjame un comentario.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas pare recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
10 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese