Elementos de estudioEstudio

¿Cómo ahorrar en la compra de útiles escolares para la universidad?

Las vacaciones van llegando a su final (si es que no tuviste que preparar y rendir cientos de materias y finales) y nos encontramos con un nuevo desafío: comprar los materiales necesarios para la cursada, sin gastar una fortuna.

Si te encuentras iniciando tus estudios superiores o universitarios, o simplemente comienzas un nuevo año en tu carrera, estos consejos pueden ser sumamente valiosos a la hora de realizar las compras de tus útiles.

Como cada año, al acercarse el mes de marzo, empiezan a aparecer diversas publicidades vinculadas al sector librería. Los cuadernos universitarios, resaltadores, correctores y bolígrafos, ocupan los primeros lugares de la larga lista de útiles que los y las estudiantes, utilizan a lo largo de todo el año.

Pero, ¿qué sucede si queremos evitar gastos excesivos pero a la vez tener todo lo necesario?. ¿Es posible esto?

En principio, les adelanto que sí, es posible. Para ello, te sugiero una serie de recomendaciones a tener en cuenta, al momento de realizar la compra de tus útiles. De esta manera, no sólo podrás ahorrar dinero, sino que también, consumirás menos de tu tiempo comprando de forma más simple y efectiva.

Consejos para ahorrar en la compra de útiles escolares para la universidad

Armado de lista de prioridades

Esta sugerencia puede parecer algo evidente, pero muchas veces nos olvidamos de realizar una lista con los materiales fundamentalmente necesarios y esto, se ve reflejado en nuestras compras.

Descubrimos así, que nos faltan útiles, que tenemos mucha cantidad de otros que tal vez ni utilizamos, que gastamos más dinero comprando cosas a último momento, etcétera.

Por ello, es esencial antes de realizar cualquier compra de útiles, establecer cuáles son aquellos que sí o sí necesitaremos a lo largo del año.

Hacer una lista con los artículos que son necesarios es fundamental.

Ocurre que en algunas carreras y/o profesiones, es necesaria la adquisición de materiales específicos. Esto puede abarcar desde una calculadora, hasta bastidores y otros elementos de arte.

La recomendación en este caso, es esperar hasta comenzar a cursar y consultar a profesores/as u otros estudiantes, cuáles son las marcas y/o lugares recomendados para comprar este tipo de material.

Revisar útiles de años anteriores

Una vez realizada la lista de prioridades, el siguiente paso es ver si alguno de estos elementos nos han quedado de años anteriores. Puede ser que hayamos comprado varias unidades de un artículo y todavía tengamos repuesto o simplemente, que haya útiles que podamos seguir utilizando, sin necesidad de comprar nuevos.

Este es el caso por ejemplo, de: cartucheras, reglas, tijeras y hasta correctores. En el caso de estos productos, su vida útil suele ser mayor, por lo que podemos seguir utilizándolos.

¿Comprar por internet ó en tienda física?

Ahora sí, una vez que tachamos aquellos ítems que no vamos a comprar, porque los tenemos de años anteriores, es momento de adquirir los útiles faltantes de nuestro listado. Las posibilidades que tenemos para realizar la compra, es ir a una tienda física o comprar vía internet. Desarrollaremos ambas posibilidades, junto a los beneficios que cada una de ellas tiene.

Tiendas virtuales

Lo primero y esto es más personal, yo prefiero comprar este tipo de artículos por internet. La razón principal, es que en la tienda física suele haber mayor variedad de opciones, colores y diversos materiales para un mismo artículo.

Por lo que, probablemente, adquiera objetos y/o cantidades que no son necesarias. En cambio, en los sitios web de artículos de librería, no suele haber tanta variedad cargada, lo que favorece nuestra economía a la hora de comprar.

Las tiendas online suelen ofrecer promociones, cupones de descuento y ofertas especiales.

Otro de los beneficios de comprar por internet, es que podemos encontrar mayores descuentos comprando en el sitio (debido a días promocionales de la librería en cuestión) o también, acceder más fácilmente a cupones de descuentos publicados en sus redes sociales u otros medios.

Tiendas físicas

Como sabemos, comprar de la forma tradicional nos permite comparar la calidad de un producto por sobre otro, a simple vista. Así, mientras que en un sitio web podemos guiarnos sólo por una fotografía y su precio, en una tienda física podemos realmente ver si el material concuerda con aquello que necesitamos y con su precio.

Las grandes cadenas de supermercados ofrecen descuentos importantes en las semanas previas al comienzo de las clases.

Una excelente opción para comprar útiles de ésta forma, es ir a las grandes cadenas de supermercados. En éstas podemos encontrar una amplia variedad de productos a muy buen precio, ya que son artículos de temporada. Por ello, suelen rebajar el precio a las pocas semanas y ofrecer descuentos de hasta un 50% menos y de esta manera, liquidar su stock.

Comprar por unidad o en cantidad

Este punto es muy importante, pero depende de varios factores individuales, que implican diversas formas de comprar (si usualmente realizas compras mayoristas o no, si utilizas promociones o descuentos, entre otras), y por supuesto, las posibilidades económicas a la hora de adquirir todo el material necesario.

Por ejemplo, puede que algunas personas puedan invertir en ese momento y comprar varias unidades de un mismo artículo y así, ahorrar dinero a largo plazo. O también, están aquellas personas que sólo pueden disponer de lo esencial al momento del inicio de clases y optar por hacerse de un stock a mediados de año, cuando los precios bajen.

Lo fundamental a tener en cuenta en este punto, es que podemos hacernos solamente de aquellos materiales en cantidad que sabemos que utilizaremos durante toda nuestra formación. Este es el caso por ejemplo de, cuadernos de tipo universitario, bolígrafos, resaltadores y correctores.

De esta manera, podremos ahorrar a largo plazo en la compra de estos útiles, que sabemos que incrementarán su precio año tras año.

Tiempo

Esta es una variable fundamental, ya que no sólo podemos ahorrar dinero, sino también el tiempo que invertimos en hacer nuestras compras. Habiendo realizado la lista de útiles imprescindibles, y luego de revisar si tenemos artículos de años anteriores, el tiempo destinado a la compra ya será mucho menor.

Nuevamente, esto podrá variar en función de si la compra la realizamos de forma online o en una tienda física.

En el primero de los casos, recordemos que para ésta época los locales suelen llenarse de gente y esto obviamente, implica largas filas. Comprar por internet, puede ahorrarnos todo ese tiempo de espera, por ejemplo, para pagar.

Por otro lado, si la compra la realizamos en un supermercado, podemos utilizar ese mismo momento, para hacer la compra general de alimentos y otros productos de necesidad. Con lo cual, estaríamos utilizando parte del tiempo destinado para ello y no sería algo extra.

Concluyendo

A la hora de comprar los útiles para nuestras largas jornadas de clases, es fundamental tener en cuenta toda esta serie de sugerencias que nos permitirán ahorrar tiempo y dinero.

Para ello, es fundamental establecer una lista de los elementos necesarios, revisar si nos han quedado materiales de años anteriores, conocer los beneficios de comprar de forma online o en una tienda física y luego optar por comprar por unidad o en cantidad.

De esta manera, y poniendo en prácticas estos consejos, comprar tus útiles resultará mucho más sencillo año tras año y así evitarás gastos innecesarios.


Fuente fotos:

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Lucía Florencia Alzarán
Soy Licenciada en Psicología (UBA), estudiante del Profesorado de Psicología y de la carrera de Psicopedagogía. Trabajo actualmente en el área educativa, como Profesional de Apoyo a la Inclusión. Inquieta por naturaleza, soy un ser en constante aprendizaje y amateur de múltiples disciplinas. Vivo en Buenos Aires, Argentina.