5 consejos para recuperar el hábito de la lectura

recuperar el hábito de la lectura

Recuperar el hábito de la lectura puede ser complicado cuando se dispone de poco tiempo pero aquí estamos en Mentes Liberadas para ayudarte con 5 consejos simples.

Los estudiantes universitarios, especialmente aquellos que trabajan full time en paralelo a su carrera, tienen muy poco tiempo libre. Entre las actividades que quedan obligadamente fuera de las prioridades se encuentran la actividad física, de la que ya hemos hablado antes y también la lectura.

Comencemos a ver estos tips para recuperar ese maravilloso hábito.

1. Cambiar televisión y series por libros

Seguramente a pesar de estar con muy poco tiempo, siempre puedes hacer algo para ver televisión. Programas, películas y series no parecen quedar afuera nunca. La idea es cambiar el tiempo que le dedicas a esto, por un un espacio para leer.

Por ejemplo, si un capítulo de una serie dura 50 minutos, en vez de ver dos capítulos, podrías ver uno y alternar el otro con 50 minutos de lectura.

2. Leer por las noches

Uno de los mejores hábitos que puedes cultivar es el de leer antes de ir a dormir. No hace falta que sea una hora entera. Alcanza con quince minutos todos los días. Lo importante es no interrumpirlo nunca.

De esta forma es posible en un mes acumular 450 minutos de lectura en total. Esto equivale a 7 horas y media al mes. Suficiente como para completar una novela corta, o un par de relatos, o avanzar en un texto más largo. Este es quizás el tip más simple a seguir para recuperar el hábito de la lectura.

Leer al menos 15 minutos antes de ir a dormir hará que en un mes leas 7 horas y media.

3. Aprovechar el tiempo en el transporte público

De ser posible, si viajas en transporte público, es buena idea llevar siempre contigo un libro. Por más corto que sea el viaje, siempre se pasará más rápido leyendo. Si tienes un viaje de 30 minutos a diario tanto a la ida como a la vuelta, teniendo en cuenta solo los días hábiles podrías alcanzar 20 horas mensuales de lectura.

Quizás la única desventaja aquí es que el tener que descender del transporte, esto te obliga a interrumpir la lectura, donde sea que te hayas quedado.

4. Leer libros cortos

Uno de los problemas que a veces encuentras al leer es que esa novela que tanto querías comenzar es demasiado extensa y que no puedes avanzar como quisieras.

Algunos libros son pesados, especialmente al principio. ¿Cómo recuperar el hábito de la lectura con semejante desmotivación? La solución a este problema es simple: lee libros más cortos.

Seguramente una biografía o una saga de novelas implica un volumen extenso de texto, así que conviene darle espacio a relatos, cuentos y novelas cortas que se puedan terminar en una o dos semanas.

5. Seleccionar lectura liviana

Los bestsellers (libros más vendidos) han sido siempre criticados como superficiales y vacíos de contenido. Es cierto que su nivel literario es nulo si se lo compara con la obra de grandes escritores. Sin embargo, son atrapantes y motivan mucho al lector a continuar leyendo. Algunos se vuelven adictivos a tal punto que en dos o tres días se pueden leer libros de 700 páginas.

Es preferible leer libros livianos que no leer absolutamente nada. Con el tiempo pasarás a libros mejores.

Es bueno alternar la lectura de buenos libros clásicos con los actuales bestsellers. Sin embargo, si no hay suficiente tiempo como para realizar una lectura profunda y reflexiva, entonces es preferible leer estos últimos.

Porque peor que leer un bestseller es no leer nada. Especialmente para los jóvenes.

Leer es liberarse

Recuperar el hábito de la lectura es muy importante. La lectura te abre la cabeza. En cada libro que abres hay un universo nuevo por ser conocido. Imagina cuántos libros existen y cuántas historias (reales o ficticias) tienes por descubrir. No hay tiempo para leer todos los libros del mundo. Pero debes procurar aprovechar el poco que tienes para leer lo más que puedas.

Leer aumenta tu sabiduría. Te enseña el pasado y los errores que miles de humanos han cometido, para no cometerlos tú. Leer te da herramientas nuevas para defenderte en el mundo, para enfrentar el futuro. Para que nadie te engañe y para hacerte valer.

Más recursos educativos y culturales en Mentes Liberadas

Esto ha sido todo por este artículo. Espero que haya sido de tu agrado. Si tienes alguna duda, consulta o aporte, déjame un comentario al final de la entrada. Cuéntame también cuántos libros lees en un año.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
2 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese