exámenes anteriores
EstudioHábitos de estudioTécnicas de estudioUniversidad

7 claves para estudiar con exámenes anteriores

Una de las maneras que tenemos los estudiantes para prepararnos para rendir una evaluación es intentando realizar exámenes que ya se tomaron con anterioridad. Esto sirve especialmente para aquellos que estudien materias donde hay que resolver algún tipo de ejercicio práctico. Por eso, en este artículo vamos a presentar 7 claves para estudiar con exámenes anteriores.

1. Recopilar exámenes anteriores

Hay que buscarlos de donde sea. Cuantos más se consigan, mejor. Hay que tener en cuenta que cada examen cubre de alguna manera las posibles preguntas que pueden aparecer en el que nos vaya a tocar. Así que cuantos más haya, más prevenidos iremos a rendir.

Tener la resolución de los problemas o las respuestas a las preguntas es una información invaluable que de existir, es importante conseguir.

2. Clasificarlos por dificultad

Para saber si un examen es fácil o difícil, a veces alcanza con darle un vistazo. Una buena idea es clasificarlos por su dificultad para tener una idea del nivel de estudio que hemos alcanzado. Si no estamos pudiendo resolver ni siquiera los más fáciles, entonces existe un serio inconveniente de aprendizaje de los temas.

No poder resolver los difíciles por completo no implica necesariamente estar en problemas, pero sería ideal poder enfrentarse a ellos con suficiente capacidad como para plantear los problemas o responder el concepto general de las preguntas.

Se debe tener bien en claro cuál es la dificultad de cada examen. De esa forma, tendremos una mejor idea de nuestro nivel.

3. Descartar aquellas preguntas que no entren en el temario

Hay que estar atento. Los temarios de las materias se renuevan con los años y lo que antes entraba, quizás ahora ya no entre más. En los exámenes viejos aparecen preguntas que es imposible que aparezcan en uno nuevo. No hay que perder tiempo con eso. Pero para poder discernir entre lo que es necesario y lo que no, hay que estar muy metido en la preparación del examen y, por supuesto, tener el temario a mano.

4. No dejarlos para el final

Si estamos preparando para rendir una evaluación, no hay que esperar a los dos últimos días para empezar a resolver exámenes viejos. Podemos ir haciéndolos durante la cursada o un par de semanas antes de la prueba. Sirve para tener una idea del nivel que tenemos y ajustar así los tiempos que hay que dedicarle al estudio.

5. Resolverlos simulando un examen de verdad

En lo posible, a la hora estos exámenes anteriores conviene simular las mismas condiciones del examen. Especialmente la cantidad de tiempo disponible. Aunque también los útiles a utilizar. Por ejemplo si en el examen se debe resolver en tinta.

Simular un examen sirve para emular las condiciones a las que estaremos sometidos durante la evaluación.

Si bien la presión a la hora de resolver nunca será la misma, emular el momento de la prueba ayuda a prepararnos mejor.

6. Si hay demasiados, leer los últimos

A veces, afortunadamente, se consiguen muchos exámenes para practicar. Hay materias que están muy ordenadas y que las mismas cátedras entregan o ponen a disposición del alumno la descarga de exámenes anteriores.

Quizás haya veinte o incluso treinta exámenes para practicar. ¿Debemos hacerlos todos? Por supuesto que no. Con hacer unos cuantos alcanza, pero sí les puedo aconsejar que los lean todos.

Hay que darle prioridad a los últimos exámenes tomados.

Como comenté antes, cada examen aporta un granito de arena que cubre alguna posible pregunta que puede llegar a aparecer. Por ese motivo, no puede dejar de tenerse en cuenta, aunque no haya tiempo suficiente para resolverlo, siempre hay que leerlo.

7. Fáciles al principio, fáciles al final

Aquí viene una cuestión muy importante que se relaciona con la confianza a la hora de rendir. Si hacemos todos los exámenes fáciles al principio, nos sentiremos confiados. A medida que vayamos resolviendo los de dificultad media nuestra confianza comenzará a mermar hasta que cuando hagamos dos o tres seguidos difíciles y no nos salgan, estará por el piso. Nada peor que ir a rendir sin confianza.

Por eso, creo que lo mejor es resolver primero algunos de los fáciles para entrar en confianza, seguir con los de dificultad media, luego pasar a los difíciles y antes de ir a rendir (el día anterior, por ejemplo) volver con alguno fácil que aún no hayamos resuelto. Eso nos dará seguridad y nos hará ir a rendir con optimismo.

8
Deja un comentario

avatar
1024
4 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Aylen LMartinAlejandro De LucamarciaAlejandro De Luca Recent comment authors
Cecili
Guest
Cecili

Estudio Ciencias QUímica , y creo que no hay nada mejor como ir resolviendo parciales y finales anteriores… es muy eficaz estudiar resolviendo estos examenes anteriores… te sirven muchísimo! Por eso me pareció excelente este artículo!

De hecho éste es mi mejor método para rendir bien un parcial y/o final.. y además también con éste método aprobé mi ingreso!

Excelente!

marcia
Guest
marcia

hola muchas gracias! una pregunta y como estudiar para un examen solo con banco de preguntas? solo cuento con eso, no me dieron bibliografia, ni nada.

Martin
Guest
Martin

Actualmente estoy cursando ing. en sistemas comutacionales en primero, me gusta la tegnologia, y las peliculas donde se vazan en hackeos o como la serie de Mr. Robot, pero me ha hido muy mal ya llevo 2 materias reprobadas y una de ellas es la de programacion y otra de matematicas discretas y las demás las pase porque son de tronco comun, cada vez que estoy en clase de programacion no entiendo mucho lo que dicen como por ejemplo enteros, tipos de datos ect. ect. ,ademas como estoy en la mañana me empieza a dar sueño, como manzanas para depertar… Read more »

Aylen L
Guest
Aylen L

Buenas tardes! Recién tengo 18 años y estoy cursando el profesorado en biología a nivel secundario y me fueron muy útiles tus típs. Muchas gracias! 😘

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.