Triste, solitario y final, de Osvaldo Soriano

triste, solitario y final

En este artículo encontrarás una breve reseña de la novela Triste, solitario y final del escritor argentino Osvaldo Soriano. Te voy a contar de qué se trata y qué podés esperar a la hora de leerla.

Sobre la novela

Triste, solitario y final es la primera novela del marplatense Osvaldo Soriano. Fue publicada en 1973 por Editorial Corregidor. Soriano era periodista y trabajó en la revista Primera Plana para luego pasar a Semana Gráfica, Panorama y La Opinión. Durante la dictadura militar en Argentina, se exilió a Europa, al igual que otros escritores argentinos.

Su incursión en el género novela es a través de Triste, solitario y final, una novela difícil de clasificar. Te diría que es una gran locura de aventuras, suspenso, acción, comedia y drama. Es más, tendría que decirte la verdad: no es una novela, es una película escrita.

Y esto no es ninguna casualidad. La novela entera es un gran homenaje al séptimo arte. Soriano rinde homenaje a los grandes del cine mudo y a los que lo siguieron, en el cine sonoro. Es cierto que si bien no deja bien parados a todos, la sola mención de cada uno de estos personajes es una forma de gratitud de parte del autor.

¿Cuál es el argumento de Triste, solitario y final?

Dentro de todos lo géneros en los que se puede incluir esta novela, quizás el más preciso es el de policial. Pero no un policial cualquiera sino uno cómico (o tragi-cómico).

Lo más insólito de la trama es que el protagonista, o al menos uno de los dos protagonistas es el mismísimo Osvaldo Soriano. Sí, el mismo escritor se pone en un rol que siempre debe haber soñado: acompañar en una investigación (y diversas aventuras) al detective Philipe Marlowe.

Y este Marlowe no es otro más que el personaje ficticio creado por el escritor Raymond Chandler.

Soriano se imagina siendo compinche del detective de novelas como El Sueño Eterno (The Big Sleep, 1939) y El Largo Adiós (The Long Good-bye, 1953).

¿Y qué investigan el detective y el periodista? Todo gira en torno a la dupla cómica Laurel y Hardy, que en Argentina (e imagino que en gran parte de Latinoamérica) se llamó “El Gordo y el Flaco”. ¿Qué fue de la vida de ellos? ¿Cómo fue que desaparecieron?

Marlowe se encuentra con Soriano en la tumba de Laurel en Hollywood y de allí en adelante comienzan a vivir una serie de increíbles y desopilantes aventuras.

El autor no evade el limitado conocimiento del inglés que poseía. Las confusiones lingüísticas de los personajes son una línea de comedia aparte que se da en toda la novela.

En Triste, Solitario y Final hay dos grandes villanos: John Wayne y Charles Chaplin. El primero, descrito por Soriano casi como un matón y mafioso. El segundo, como un viejo avaro y cobarde.

Los dos personajes pasan por diferentes situaciones complicadas: se agarran a las trompadas contra la seguridad de Wayne, se pelean en una entrega de premios en Hollywood, viven intensas persecuciones en auto, y estelarizan terribles tiroteos. No es spoiler, pero ya te advierto que Soriano termina con una ametralladora en la mano.

Pasan tantas cosas y tan insólitas todas ellas, que la novela se termina convirtiendo en un absurdo total, pero de esos que te hacen reír, y mucho.

Dónde conseguir Triste, solitario y final, de Osvaldo Soriano

Te recomiendo la versión para Kindle que podés comprar en Amazon.

Más contenido en Mentes Liberadas

Espero que este artículo haya sido de tu interés. No quiero contarte mucho más sobre el libro porque me interesa que le des una oportunidad y lo leas.

Te invito a que sigas a Mentes Liberadas en las redes sociales. Estamos en FacebookInstagramPinterest X. También te puedes suscribir a nuestro newsletter para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

Última actualización el 2024-07-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese