feriados y los estudiantes universitarios
Universidad

Los feriados y los estudiantes universitarios

Una mala costumbre que nos deja la escuela primaria y luego la secundaria es un calendario de cinco días de trabajo y dos de descanso. Por más tarea que den los docentes, estas se resuelven en poco tiempo. Algo similar ocurre con los días feriados o no laborables. Estas jornadas, en las que no hay clases, se asume que no se debe hacer nada más que descansar o perder el tiempo.

Cuando se llega a la universidad, en realidad, estas reglas dejan de existir, pero algunos creen que siguen valiendo. Por supuesto que el fin de semana seguirá siendo el momento para descansar, pero veamos cuánto.

¿Qué hacer los feriados?

¿Tirarse a descansar ya que la gente no trabaja y está todo cerrado? La respuesta va a depender de lo que tengamos pendiente por hacer. Si hay textos por leer, guías de ejercicios por completar, temas para estudiar, entonces habrá que hacerlo. Tendremos la posibilidad de no cursar en la facultad, pero eso no significa quedarse de brazos cruzados sólo por el hecho de ser un feriado.

Los feriados son ideales para ponerse al día con las materias. Esto es especialmente útil para los que recién ingresan a la universidad y aún no le toman el ritmo. Traten de aprovechar al máximo estos días que no tienen que cursar. Esto los ayuda de dos maneras: por un lado, al no haber cursada, los temas no avanzan; y por el otro, si se aprovecha bien la jornada, pueden llegar a acercarse a los temas que se están dando.

¿Qué hacer los fines de semana?

Hay que descansar, por supuesto. Aquellos que no cursen los sábados tienen dos días seguidos donde no cursan. De acuerdo a la cantidad de cosas por hacer, podrán tener más o menos tiempo para distenderse. El consejo aquí es arrancar el día con las tareas pendientes de la universidad y en algún momento del día cortar y descansar.

Algunas carreras son muy duras y los obligarán a quedarse estudiando todo el fin de semana. Sí, todo el fin de semana. Entre 9 y 12 horas cada uno de los dos días. Se los digo por experiencia como estudiante de ingeniería. Tengan en cuenta esto todos aquellos que estén por seguir una carrera universitaria.

De última, el tiempo de descanso lo ponen ustedes. Nadie los obliga a estudiar y tampoco a rendir como el mejor. Pero recuerden que nuestros cuerpos tienen límites y hay que respetarlos.

Entonces ¿cuándo tengo un día libre?

Esa es una excelente pregunta. Durante la cursada, los días libres se pueden tomar en los inicios del cuatrimestre cuando todavía no hay mucha exigencia. Pasado eso, llega un momento en el cual vamos a estar tan metidos y complicados con las materias, que ya no se podrá tener un día sabático. Es así, acéptenlo. Luego vendrán los exámenes y recién después una o dos semanas de tranquilidad absoluta.

Trabajar estudiar y… descansar

¿Y los que trabajamos y estudiamos? Bienvenidos al infierno. No, era broma. Ya hemos hablado sobre estudiar y trabajar, así que no quiero ser reiterativo. Lo cierto es que quien trabaja y estudia debe bajar la intensidad en la universidad así que se pueden aplicar las mismas reglas que ya comenté.

Obviamente que el nivel de cansancio será mucho mayor y la necesidad y la tentación de tirarse en la cama serán altísimas. El poder de voluntad para evitarlo pasa a ser fundamental. Si alguna vez se ven superados por el cansancio o el sueño, NO SE CULPEN, nos pasa a todos.

Resumiendo

Estando en la universidad, que haya un feriado o venga un fin de semana no quiere decir que no haya que hacer nada. Eso era en la primaria y en la secundaria. Ahora las cosas cambiaron. No hay más días libre ni licencias: hay que estudiar y punto. Espero que este consejo sirva para cambiarles la cabeza a más de uno.

2 Comentarios

  1. Este artículo me vino de 10. No sabía si me estaba perdiendo el fin de semana largo debido a los apuntes que tenía/tengo que pasar o si estaba aprobechando bien el tiempo… parece que fue lo segundo ^^

    Saludos 🙂

    1. Sí, es que estamos mal acostumbrados a hacer lo que el calendario o lo que los demás hacen sin fijarnos en nuestras tareas. Primero hay que completar nuestra lista de pendientes y después sí, descansar y disfrutar.

      Gracias por tu comentario
      Saludos

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.