Ventajas y desventajas de estudiar y trabajar

Ventajas y desventajas de estudiar y trabajar

Cuando empiezas una carrera, una de las primeras decisiones que tienes que tomar es si vas a trabajar al mismo tiempo que estudiar. En esta entrada analizamos ventajas y desventajas de estudiar y trabajar.

Es muy común tomar la decisión de trabajar o no hacerlo cuando se inicia una carrera. Lo que te lleva a querer conseguir un empleo es o bien la necesidad económica, o la necesidad personal.

En el primer caso, es sabido que determinadas familias no pueden prescindir del ingreso que puede generar un integrante. Así que la obligación de proveer está asignada a esa persona en cuanto termina la educación media.

En el segundo caso, algunos jóvenes, ansían la independencia económica y un mayor grado de libertad en general. ¿Es ese tu caso?

Los que optan por dedicarse de lleno al estudio, eligen esta opción con el objetivo de terminar lo más rápido posible la carrera, para luego sí, insertarse en el mercado laboral.

Ambas opciones son totalmente válidas. Debes elegir lo que mejor te parezca. Pero analicemos cómo es el día a día de un estudiante que además trabaja, o también si lo quieres ver al revés, un trabajador que además estudia.

Desventajas de estudiar y trabajar

Menos tiempo para estudiar

Naturalmente vas a estar una cantidad de horas fijas trabajando todos los días y esas son horas en las que no vas a poder estudiar. Debes considerar también los tiempos de viaje hacia el lugar de trabajo.

Menos energía para estudiar

Porque trabajar demanda mucho esfuerzo y algunas jornadas pueden ser más agotadoras que un día de estudio. El cansancio en la gente que trabaja y estudia es muy común. Debes tenerlo en cuenta.

Ritmo más lento en la universidad

Por supuesto no podrás hacer la cantidad de materias que acostumbra un estudiante promedio que no trabaja.

Menos tiempo libre

Durante el poco tiempo libre que dispongas estarás con un nivel de cansancio tan alto que muchas actividades recreativas quedarán pendientes para otro momento.

Disminución del nivel

Si te preocupa tu promedio, este es un punto en contra. Estar en el mejor nivel requiere tiempo y dedicación, y como vimos en los puntos anteriores, ya no lo tendrás.

Despreocupación respecto del estudio

Como trabajas y estudias, ¿qué más te pueden pedir? Puede ocurrirte de caer en situaciones en las que podrías hacer un esfuerzo más, pero tu propia conciencia te dice que ya tienes demasiado día a día y desistas de intentarlo.

Ventajas de estudiar y trabajar

Inserción temprana en el mercado laboral

Sea cual sea la profesión que elijas, los primeros años siempre comenzarás desde abajo. Por eso, qué mejor que sacarte esos años de encima lo más pronto posible.

Ganar dinero

Como diría Les Luthiers en su ya famosa frase

“El dinero no hace la felicidad, la compra hecha”

Más allá del chiste, el dinero te provee de alimento, vestimenta y artículos de todo tipo. Si alguien te mantiene, es obvio que también lo vas a tener, pero te sientes mejor gastando el dinero cuando sabes que has sido tú quien se lo ha ganado.

Recuerda que hay muchos gastos en la vida de un estudiante universitario y que alguien los debe pagar.

Libertad

Un poco vinculada con lo anterior. Tener un empleo te otorga libertad al saber que estás ganándote la vida. Te da también confianza y te hace sentir que no tienes ningún tipo de ataduras a nadie.

Experiencia

El solo hecho de estar en un trabajo y tratar con clientes o llegar a tiempo todos los días o compartir un ámbito laboral te da una experiencia que te sirve para la vida, e incluso para el estudio.

Aprendizaje externo a tu carrera

Esto es únicamente si logras conseguir un trabajo afín a la especialidad que estudias. Aprenderás aquí muchas cosas que no se enseñan en las universidades.

No hay decisiones buenas o malas respecto de este tema

Quizás encuentres más ventajas o más desventajas. Es verdad que se necesita mucho esfuerzo y organización para llevar adelante los dos frentes, pero de todas formas, estudiar y trabajar es posible y el éxito en ambos frentes depende siempre de ti mismo.

No te sientas mal si eliges un camino o el otro. Cada uno forja su propia carrera universitaria y profesional y escoge lo que cree conveniente. No hay decisiones buenas o malas, solamente caminos diferentes.

Esto ha sido todo por este artículo y espero que te haya sido de ayuda. Si te gustó, por favor compártelo con todos los estudiantes que conozcas.

Te invito a que sigas a Mentes Liberadas en las redes sociales y a que te suscribas al newsletter para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

Gracias por leerme.

¡Hasta la próxima!

guest
18 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese