Copiar y pegar: el mal de los estudiantes modernos

Copiar y pegar

Esta semana vi en televisión una nota breve de un noticiero donde hablaban sobre la moda de copiar y pegar por parte de alumnos universitarios. Me pareció un buen tema para tratar en Mentes Liberadas.

Con la popularización de internet como fuente de investigación, algunos alumnos que crecieron y aprendieron a utilizar esta herramienta olvidaron o jamás entendieron cuál es el objetivo de buscar información, interpretarla y producir un texto en base a ella.

Hoy en día es bastante común que cuando a un alumno le piden realizar un trabajo práctico este acuda a internet, busque información y al encontrar algo más o menos que le parece que le sirve, lo copie completamente leyéndolo por arriba y lo agregue sin cambiarlo en su informe.

En otros casos peores, directamente el alumno busca un trabajo práctico ya realizado y lo presenta como propio.

Esta moda de copiar y pegar viene desde hace unos años cuando la red se infestó de sitios web que brindaban informes y trabajos ya hechos (algo que nunca van a encontrar en Mentes Liberadas).

Al ser los alumnos los que estaban en mayor contacto con la tecnología, los profesores no tenían los conocimientos para detectar si el trabajo práctico era original o una copia.

¿Por qué está mal copiar y pegar?

copiar y pegar

Pierdes el objetivo de aprender a investigar

Porque te olvidas del objetivo fundamental que es aprender a investigar.

Esto incluye aprender a buscar, diferenciar las fuentes, entender el texto, modificarlo y adaptarlo a las necesidades y excluir lo que no te sirve. Componer un texto, extrayendo conceptos e ideas de distintas fuentes, redactar, revisar y mejorar lo escrito.

Todas esas actividades son las que aprendes al realizar un trabajo práctico de investigación, no sólo el tema que investigas.

Desvaloras tu propio trabajo

También desvaloras tu propio trabajo porque copiar algo es una demostración de menosprecio por lo que eres capaz de hacer.

Copiar sin citar la fuente es plagiar

Si buscas desarrollar honestidad profesional y seguir una línea de conducta intachable, el plagio es algo inadmisible. El hecho de hacer trampa invalida cualquier conducta apropiada que hayas tenido en el pasado o que tengas en el futuro.

El desinterés en aprender de verdad

Lo más llamativo, quizás es el desinterés en leer lo que se copia.

Los profesores han encontrado incoherencias tan grandes en algunos trabajos prácticos, que llaman la atención.

En la nota que vi por televisión, un profesor de leyes argentino que dicta una cátedra sobre legislación argentina, declaró haber corregido trabajos prácticos de su asignatura que mencionaban legislaciones extranjeras. Es decir que la persona que copió y pegó ni siquiera leyó el texto que entregó.

En el día de hoy ya existe software especializado en detectar plagios. Los días de “copiar y pegar” están contados.

Los docentes están más capacitados hoy en día y ya disponen de herramientas para detectar plagios. Las sanciones por este tipo de acciones pueden ser terriblemente severas y terminar con la expulsión en algunas universidades.

Así que ya sabes. ¿Vale la pena arriesgarse?

Si copias trabajos de esta manera o estás considerando hacerl… piensa para qué estudias. ¿Es para aprobar materias? ¿Para agregarle una abreviatura inicial a tu nombre al graduarte? ¿O para aprender realmente?

Más recursos educativos en Mentes Liberadas

Espero que este artículo te haya gustado y te haga reflexionar sobre copiar y pegar.

Si te gustó, por favor compártelo con otros estudiantes.

Si tienes alguna duda, consulta o aporte, déjame un comentario al final del artículo.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta la próxima.

guest
112 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese