Estudiar a la mañana: Ventajas y desventajas

estudiar a la mañana

En un artículo anterior de Mentes Liberadas vimos qué ventajas y desventajas hay al estudiar por la noche. En esta ocasión, hablaremos sobre estudiar a la mañana.

Si bien es bastante común que los hábitos de los adolescentes se hayan vuelto cada vez más nocturnos, hay algunos que eligen cambiar la mañana por la noche aunque sea para realizar las actividades que representan obligaciones.

¿Y qué entendemos por “mañana”? En el artículo sobre estudiar de noche habíamos definido un rango horario, aquí también debemos hacerlo. Voy a considerar que estudiar a la mañana comprende desde las 6 AM hasta las 12 PM.

Ventajas de estudiar a la mañana

1. Aprovechas mejor el día

Te despiertas más o menos con la salida del sol, dependiendo la estación del año, y la luz solar te acompaña en todo momento. Si te despiertas a las 7 AM y comienzas a las 7:45, seguramente antes de las 12 de la noche estarás durmiendo. Por lo tanto, no trasnocharás casi nada.

2. Hay menos distracciones

Este es un punto en común con estudiar de noche. La mañana también tiene pocas distracciones: la televisión de aire no suele tener más que programas informativos, muy poca gente está conectada a las redes sociales o a las redes de mensajería.

3. Permite quitarte de encima las obligaciones

Lo mejor de la mañana es que si comienzas temprano, probablemente para el mediodía tengas todo ya resuelto. ¡Y listo! El resto del día lo puedes ocupar en otras cosas.

4. Te da más tiempo si no llegas a estudiar todo

Si ocurre lo contrario, que no te alcanza el tiempo, puedes agregar un turno de estudio más ya sea para estudiar a la tarde o a la noche y cubrir lo que te falta.

5. Equilibras tu sueño

Esto es debido a que llegarás a la noche con sueño. Si no te puedes dormir porque a la noche aún no tienes cansancio, una manera segura de generarlo es levantarse temprano a la mañana.

Desventajas de estudiar a la mañana

1. Tienes que levantarte temprano

Por más que te acuestes muy temprano, levantarse al otro día por la mañana puede resultarle complicado. Más cuando hace mucho frío.

2. No es compatible con actividades nocturnas

Si de noche te gusta ver un programa de televisión, una serie en streaming, entonces no te vas a poder quedar porque esa es la hora a la que hay que acostarse si estudias a la mañana.

3. Lleva tiempo despertarte del todo

Hay algo que tener en cuenta y es que no es lo mismo empezar a estudiar luego de haber estado haciendo alguna cosa, que de estar durmiendo.

Tu cuerpo requiere algo de tiempo luego de despertarse para ponerse a punto y funcionar normalmente. Esto quiere decir que al levantarte deberás primero pasar por el baño y luego desayunar. Tal vez sea conveniente leer el diario online, mirar las redes sociales, revisar el correo electrónico, leer o hacer alguna actividad previa al estudio.

Busca el horario que mejor se adapte para ti

Estudiar a la mañana, a la tarde o a la noche es algo que tienes que determinar tú. Elige un horario en el que te sientas mejor, con la atención a pleno.

Esto ha sido todo por este artículo. Si te gustó, compártelo con otros estudiantes. Si tienes alguna duda, sugerencia o consulta, déjame un comentario al final.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
3 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese