cursos de verano
Universidad

¿Cómo son los cursos de verano de la universidad?

Esta entrada tiene como objetivo aclararle un poco a los jóvenes ingresantes a la universidad qué son los cursos de verano que en algún momento oirán nombrar. No es la idea describirle un curso de verano a un alumno ya ingresado que esté por comenzarlo porque, seguramente, ya debe tenerlo bastante claro.

Cursos de verano

¿Qué son los cursos de verano?

En principio, los cursos de verano son una serie de cursos que se dictan, por supuesto durante esta estación del año. Sin embargo, según la universidad, las fechas pueden cambiar. Por lo general, están luego del receso que viene tras las fiestas de fin de año. Lo cual implica que suelen empezar en Febrero y durar hasta Marzo, antes de comenzada la cursada del semestre o cuatrimestre de estudio.

¿Qué materias hay y qué diferencia hay con cursarla durante el año?

Las materias que se dictan son las mismas de la carrera. Su aprobación significa exactamente lo mismo que aprobar durante el cuatrimestre o semestre de estudio.

¿Se puede elegir cualquier materia para hacer en los cursos de verano?

La oferta de este tipo de cursos no es completa. Esto quiere decir que no van a dictarse todas las materias de la carrera, sino solamente algunas. ¿Cuáles? Generalmente son las asignaturas de los primeros años. Dependiendo de lo que la universidad pueda, cada año habrá más o menos cantidad de oferta de asignaturas.

¿Cómo es la modalidad de cursada?

La modalidad es de curso intensivo. Esto significa que habrá que ir todos o casi todos los días puesto que se deben ver todos los temas de un cuatrimestre o semestre en apenas un mes. Por este motivo es que se supone que los cursos de verano son para estudiantes que ya han cursado la materia pero que por algún motivo cualquiera les fue mal y quieren recursarla pronto para no perder tiempo.

En un curso de verano se ven los mismos temas que durante el año, pero de forma rápida.

De todos modos no implica que alguien que no haya tenido contacto con la materia no pueda aprobarla en un curso de verano. En algunas carreras existen asignaturas fáciles que pueden cursarse de esta forma.

En algunas universidades, es requisito haber cursado la materia durante el cuatrimestre anterior para poder anotarse al curso de verano.

Las clases son o deberían ser exactamente iguales a las de la cursada. Desde el punto de vista administrativo, su instancia de aprobación debería ser igual y debería habilitar a rendir los mismos exámenes finales, aunque nuevamente, esto puede diferir de acuerdo a la universidad y a la carrera.

Resumiendo

Lo importante es saber que un curso de verano no implica quedarse sin vacaciones. Sí acortarlas y quizás posponer rendir exámenes finales. También que no todas las asignaturas estarán disponibles. Y, por último, que suelen estar pensados para alumnos que necesitan recursar.

Última actualización el 2018-11-13 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.