5 consejos para hacer varias materias juntas

Cuando cursas una carrera o incluso cuando estás en la escuela secundaria, es necesario mantener no una, sino varias materias juntas.

Para lograrlo, es imprescindible mantener el orden y la organización. También es necesario tener constancia.

Por eso hoy vamos a repasar algunos tips para llevar varias materias en paralelo de forma satisfactoria y no desaprobar en el intento.

1. Estudia todos los días

Sí, todos los días. Esto incluye los fines de semana y feriados.

No está mal cada tanto tomarte días libres, pero siempre y cuando puedas.

En general, si cursas una carrera difícil, es muy probable que esos días sean pocos. El tema de estudiar los feriados no es menor, repasa el artículo sobre los estudiantes universitarios y los feriados.

No vale tampoco sentarte 15 minutos a estudiar y luego levantarte para seguir con otra actividad.

Tienes que acostumbrarte a llevar adelante una jornada de estudio. Esto quiere decir que deberás estar varias horas con los apuntes y con los libros.

Pueden ser 4, 6, 8 ó 10 horas, respetando siempre a tu cuerpo, que en algún momento baja el rendimiento y dice basta. Eso ya lo hemos visto en el artículo: Estudiar hasta agotarse.

2. Determina prioridades

Para llevar varias materias juntas tienes que usar la cabeza. Debes ser inteligente y determinar qué es más importante en cada semana y en cada jornada de estudio.

Lo que no puedes postergar, debes hacerlo de inmediato. Por momentos algunas materias se llevarán toda tu atención y por momentos quedarán relegadas.

Determinar prioridades también quiere decir que hay que ver en cada una de las materias qué temas son más importantes. Tienes que elegir qué estudiar, puesto que el tiempo no te va a alcanzar para todo. Y esto me lleva al siguiente punto.

3. Define un límite de tiempo a cada materia

Suele ocurrir que cuando estudias te trabas con algo y te concentras exclusivamente en eso. No está mal, pero los minutos a veces corren y se convierten en horas. Llega el punto en el que una materia invade el espacio de tiempo de otra.

Tienes que evitar que esto ocurra.

Lo mejor es determinar períodos de estudio como si fueran módulos. Cuando el módulo llega a su fin, haces un pequeño descanso y luego vuelves a estudiar otra materia.

Recuerda que en Mentes Liberadas tienes disponible una planilla para controlar el tiempo de estudio. Te recomiendo también que repases el artículo sobre actividades con tope de tiempo.

Si no le pones límite al tiempo que le dedicas a cada materia, esta se comerá el tiempo de las otras.

La pregunta podría ser ¿qué pasa si se termina mi módulo y el tiempo no me alcanzó para hacer lo mínimo que me exigen en mi curso?

En ese caso, tendrás que pensar en sacar tiempo de otras actividades y dedicarlas al estudio, pero no de otras materias porque si no, lo que ocurrirá es que una asignatura hará retrasar a las otras y toda la estructura organizativa se derrumbará como un castillo de naipes.

4. Calcula cuánto tiempo necesitarás para los exámenes

¡Cuidado! Cada tanto viene un examen de una materia. Esas semanas son excepcionales, puesto que la evaluación requiere repasar y estudiar a un nivel más profundo. Deberás dedicar más tiempo al examen y las otras materias esta vez sí, deberán postergarse.

La solución a esto es prevenir. Cuando sabes que determinada semana habrá un examen, tendrás que adelantar el estudio que puedas de las otras materias con el objetivo de no retrasarte mientras tengas que estudiar.

5. Mantén un grupo de estudio

Este es, quizás, el consejo más importante de todos para hacer varias materias juntas. Los anteriores te ayudan cuando estudias de forma individual.

Sin embargo, las carreras difíciles pueden sobrepasar hasta al mejor de los estudiantes. Es por eso que se hace necesario formar un grupo de estudio.

De esta forma, puedes hacer consultas, compartir apuntes, resúmenes, incluso hasta puedes faltar a una clase sabiendo que algún integrante del equipo estará allí y luego pasará la información.

Repasa el artículo sobre las ventajas de tener un grupo de estudio.

Además, esto permite poder encarar trabajos prácticos en equipo manteniendo siempre el mismo grupo. De esta manera, se facilita mucho la organización y la comunicación. Todo se hace más simple.

Formar y mantener un grupo de estudio es clave para hacer una carrera universitaria.

Por supuesto que debes juntarte con personas que mantengan un nivel parecido y que todos demuestren respeto y compromiso para lograr los objetivos.

Más recursos educativos y culturales en Mentes Liberadas

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y que puedas poner en práctica los consejos que expliqué para llevar varias materias juntas.

Si tienes alguna duda, aporte, sugerencia o consulta, déjame un comentario al final de la entrada.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
14 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese