Balance de fin de año para los estudiantes universitarios
Universidad

Balance de fin de año para los estudiantes universitarios: ¿Qué analizar?

Cada cierre de año académico (o cada período académico) es una buena oportunidad para mirar hacia atrás y recopilar los hechos más importantes de los últimos tiempos para saber cuál es la situación de uno. Como somos todos distintos, vamos a ver para cada tipo de estudiante qué aspectos debería analizar para hacer un balance de sobre su carrera… y sobre su vida.

Definir si la carrera les gusta o les sigue gustando

Para los jóvenes que recién empiezan la universidad, lo más importante es saber si lo que han hecho este último tiempo es de su agrado. Es el comienzo de varios años de lo mismo y solo puede mantenerse cierta regularidad y constancia si lo que hacen realmente les gusta y los llena.

Luego puede analizarse si los resultados acompañaron, si el nivel es muy exigente o demasiado fácil para determinar si la facultad elegida es la correcta.

Verificar si se cumplieron los objetivos

La mayoría de los estudiantes que promedien la carrera pueden simplemente comprobar si los objetivos de principio de año se cumplieron o no. En caso de que no lo hayan hecho, descifrar por qué no fue así. ¿Qué faltó? ¿Tiempo, esfuerzo o capacidad?

Comprobar equilibrio entre universidad y otras actividades

Algunos estudiantes tienen pleno tiempo para dedicar a sus carreras. Pero otros no. A veces, hay ocupaciones más urgentes y vitales que atender. En estos casos, los estudios pueden tener su lugar únicamente en el caso de que el rendimiento sea adecuado. Nadie quiere dedicar tiempo a algo que no funciona.

Para estos estudiantes ocupados, lo importante es determinar si el equilibrio entre el estudio y su otra principal actividad (que por lo general suele ser un trabajo) ha estado correctamente balanceada. Deben llegar a la conclusión si hacer las dos cosas al mismo tiempo es factible.

Los que están cerca del final

Los que estaban esperando recibirse y por algún motivo aún no llegaron a este fin de año, a no preocuparse. Si ya llegaron a esa instancia de la carrera es seguro que lo van a lograr. Sólo se requiere un pequeño esfuerzo más.


Recuerden que siempre hay tiempo de cambiar la situación. No hay edad que imponga límites. Si hay algo que no está saliendo bien, puede mejorarse o en todo caso abandonarse y empezar de nuevo desde cero.

Realizar este balance al final del año puede servir para que a principio del próximo puedan fijarse las nuevas metas. Es importante hacer un paréntesis con vacaciones en el medio. No hace falta irse a ningún lado a pasar el receso educativo. Simplemente con olvidarse de las obligaciones durante un tiempo alcanza.

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.