aprender más allá de lo que te enseñan
Estudio

Aprender más de lo que te enseñan

Uno de los aspectos que nos va a destacar como profesionales será nuestro sentido de la curiosidad y capacidad investigativa. Vamos a ver por qué es tan importante y como aprender más de lo que nos enseñan.

Curiosidad e investigación

En la facultad recibimos la instrucción básica que un profesional de nuestra especialidad tiene que tener. Existen asignaturas optativas que sirven para dar una orientación específica a nuestra carrera. Pero, ¿eso es todo? ¿Debemos creer que alcanza con lo que nos exigen?

Los planes de carrera de las universidades son resultado de un debate pedagógico y técnico sobre qué enseñar, de qué manera y en qué momentos. No están exentos de aspectos burocráticos que los engrosan sin necesidad o, por el contrario,  de puntos de vista de parte de quienes los diseñan que ocasionan que muchas cosas queden afuera o que queden desactualizados.

Por eso, lo importante es entender que los conocimientos que adquirimos en la facultad son solo una parte que nos sirven para alcanzar la meta de recibirnos, pero que en realidad hay mucho más por aprender.

La capacidad de investigar por cuenta nuestra y la curiosidad de saber con profundidad mucho más nos hace realmente especiales. Si es una cualidad que aún no has desarrollado, te aconsejamos lo hagas, aunque la curiosidad de aprender más es natural de cada uno y no es fácil de cultivar. El artículo conviértete en autodidacta profundiza en estos temas.

Aprender más de lo que nos enseñan

Algunas formas aprender más de lo que nos enseñan son:

1. Hablar con los docentes

Si notamos que algún tema se dio con poca profundidad, entonces es bueno acercarse a los profesores y plantearlo, tal vez puedan orientarte de alguna forma mejor.

2. Acudir a los libros

Las clases de los docentes son filtros que ellos hacen de los manuales y libros de texto. Si queremos ver la información sin ningún tipo de filtro, entonces debemos ir directo a la fuente. Los libros tienen concentrado todo el conocimiento. Recuerden repasar el artículo 8 motivos para estudiar de los libros.

3. Investigar en internet

Podemos encontrar investigaciones nuevas sobre temas que estudiamos o la opinión de referentes de la materia. Internet es un universo inmenso de información y es sin dudas uno de los mejores lugares para aprender más. Además el conocimiento está en forma de texto como en los libros, pero también en formato multimedia (imágenes, audio y video).

4. Unirse a grupos especializados

Seguramente en tu universidad hay grupos de personas (alumnos y docentes) que forman una comunidad aparte sobre algún tema específico que les interesa. Empezar a participar en ella es un gran paso para extender tus conocimientos en algún área.

5. Suscribirse a noticias

Puede ser a un sitio web en internet o a una publicación editorial. Recibir noticias sobre los temas que nos interesan nos va a mantener actualizados y a la vanguardia de todo. Recuerden que Internet tenemos disponible el sistema RSS y aplicaciones como Feedly para poder utilizarlo.

6. Asistir a seminarios y eventos

Cada tanto se hacen reuniones de algún grupo especializado donde alguien con mucho conocimiento expone. Si bien estos eventos suelen ser pagos, también son una manera de aprender más.

7. Hacer cursos complementarios

Ya sea por fuera o por dentro del centro de estudios en el que cursemos, siempre un curso nos puede ayudar a mejorar en algún área.


Si este tema les sigue interesando, les recomiendo el artículo sobre cómo aprender un tema por tu cuenta.

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.