7 claves para elegir universidad

7 claves para elegir universidad

Ya sabes cuál es la carrera que quieres estudiar. Tu nivel de seguridad en esa decisión es absoluto o muy cercano a ello. Sólo te falta definir dónde estudiar. Qué universidad elegir para llevar adelante tus estudios es una decisión casi tan importante como elegir carrera en sí mismo.

En este artículo no voy a presentarte ninguna fórmula mágica para saber qué universidad conviene elegir. Pero sí vamos a repasar juntos una serie de aspectos muy importantes que no debes dejar de considerar a la hora de tomar esta decisión tan importante.

1. Universidad pública o universidad privada

En algunos países tienes la posibilidad de elegir entre una universidad pública o una privada. La universidad pública suele garantizar el acceso gratuito, mientras que las privadas generalmente requieren el pago de una matrícula y una cuota mensual.

No creas que es sólo una cuestión de costos. Las universidades públicas y privadas se diferencian también en otros aspectos. Como esto varía en cada país, es mejor que investigues al respecto. Puedes investigar en foros o, lo mejor, hablar con estudiantes que cursen en distintos tipos de universidades.

2. Costo de los estudios y becas

Si la universidad es privada o si no lo es, pero igualmente tienes que pagar para poder estudiar, entonces obviamente este aspecto es vital.

Si te es imposible afrontar costos muy altos, puedes optar por universidades más económicas. O, por qué no, acceder a becas. Este es un asunto que debes investigar con tiempo, dado que generalmente para acceder a becas es necesario cumplir con determinados requisitos.

Además, vinculado también a este aspecto, el costo de estudiar en la universidad puede generarte la necesidad de conseguir un empleo de medio tiempo.

3. Ubicación geográfica

El lugar donde queda la sede donde estudiarás no es un asunto trivial. Lo ideal es que te quede a apenas unos minutos. Piensa que vas a tener que ir y venir constantemente de ese lugar. Si tienes dos horas de viaje para ir y dos horas para volver, todo será cuesta arriba.

La ubicación geográfica de la sede donde estudiarás es clave. Tiene que estar lo más cerca posible de tu lugar de residencia.

Considera que este ítem también repercute en el costo. Si la universidad a la que deseas ir se encuentra en otra ciudad, o incluso en otro país, tendrás que considerar lo que cuesta conseguir un alojamiento y el transporte para llegar allí.

Te recomiendo que repases el artículo sobre los costos de estudiar en la universidad.

4. Nivel

El nivel de la universidad generalmente está ligado a la dificultad para aprobar. Podría decir que cuanto mejor nivel tiene la universidad, más difícil es la carrera. Puede haber algunas excepciones, pero es una regla que se suele cumplir.

El nivel puede determinar el tipo de trabajo que quieras realizar después. Por ejemplo, si tu interés está en la investigación, ya sea para el sector público o el privado. Para ello es necesario que egreses de una universidad con buen nivel.

Desde ya, los mejores empleos también estarán a tu alcance si has cursado en una universidad de buen nivel.

El nivel de la universidad puede acotar o ampliar tus posibilidades a nivel laboral.

Puedes pensar que hay que apuntar siempre a la universidad de mayor nivel, pero muchas veces el nivel está vinculado con el costo y con la duración de la carrera. Pasar muchos años para terminar una carrera no es algo deseable, más allá de que suele ocurrir, especialmente para estudiantes que además de estudiar, deben trabajar.

Por lo tanto, busca una universidad que tenga un nivel de exigencia de acuerdo al nivel que tienes.

5. Duración de la carrera

Este es un ítem clave hoy en día. Las carreras tradicionales en países como Argentina suelen ser de 5 ó 6 años. El problema es que la necesidad de buscar un empleo y la dificultad misma de la carrera hacen que como estudiantes termines permaneciendo más tiempo en la universidad.

Antiguamente no era un problema demasiado grave, pero hoy en día, el avance de la tecnología es tan vertiginoso que te obliga como profesional a mantenerte en un nivel de actualización extremo. Es muy probable que los planes de estudio de las universidades (incluso las mejores del mundo) se queden en el tiempo y desfasen un par de años.

Por esto mismo, es necesario que consideres la duración de una carrera. Y aquí debes diferenciar por un lado lo que exige el plan de carrera oficial, y por otro, lo que realmente les termina llevando a los alumnos realizarla.

6. Modalidad de la carrera

La modalidad está relacionada directamente con la forma en que cursarás la carrera. Aquí estoy hablando de modalidad presencial o a distancia, pero también del sistema de evaluación. Se incluyen los ciclos, exámenes, trabajos en equipo, y todo lo relacionado a qué tienes que hacer para alcanzar la meta de graduarte.

No tomes este aspecto como algo menor, puesto que es lo que genera que muchas veces algunos estudiantes se queden trabados y no puedan avanzar en sus carreras.

7. Orientación

La orientación de la carrera es importante. Una misma carrera, dictada en distintas universidades, puede ser completamente diferente. Es por eso que debes investigar al respecto. Para ello seguramente sea necesario entender un poco, aunque sea a rasgos generales, de qué se trata la carrera a nivel técnico.

La orientación de la carrera puede convertir el sueño de estudiar lo que te gusta en una pesadilla. Este es un punto crucial a tener en cuenta.

Un ejemplo de este caso es el de las universidades que son demasiado teóricas y que contrastan con las que se basan casi exclusivamente en la práctica. Esto puede repercutir en el aspecto profesional ya sea que elijas dedicarte a la investigación o busques un empleo tradicional.

No hay decisiones buenas o malas

Hasta aquí, algunas claves para elegir universidad. Recuerda que las decisiones no son buenas ni malas de por sí. Cada uno debe elegir aquella universidad que mejor se adapte a lo que necesita. Sólo ten en cuenta estos aspectos que mencioné en este artículo a la hora de meditar tu decisión.

Esto ha sido todo. Si te gustó este artículo, por favor compártelo con personas que conozcas y que estén por elegir una universidad.

Si te interesan los contenidos de Mentes Liberadas, te invito a que nos sigas en las redes sociales y que te suscribas a nuestro newsletter.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta la próxima.

4 Shares:
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese