suerte en los exámenes
Estudio

¿Existe la suerte en los exámenes?

Cuando vamos a rendir un examen es muy común que nos deseen suerte. Ahora, ¿existe la suerte en los exámenes o todo depende de cómo estemos preparados? En esta nota hablaremos al respecto.

“Que tengas suerte” o “Que tengas éxitos” son frases típicas que escuchamos cuando vamos a rendir un examen. A algunas personas no les gustan que le digan la primera porque creen que la suerte la necesitan únicamente los que no están preparados.

Pero pensemos un poco. Hay veces en las cuáles si uno se ubica en un banco del aula recibe un tema del examen específico y de sentarse en otro, recibiría otro. O podemos elegir presentarnos a una fecha de final en lugar de otra. ¿Qué pasa si en el primer caso nos toca un tema difícil, o en el otro, uno de esos exámenes imposibles? ¿No está la suerte jugando un papel importante?

¿Está todo librado al azar? Claro que no.

Inclinando las probabilidades a nuestro favor

Podemos decir, entonces, que la suerte no influye siempre, pero que juega un papel que en ocasiones puede ser determinante. ¿Podemos controlarla? No. Lo que sí podemos hacer es que el factor de incidencia de la suerte sea mínimo. ¿Cómo hacemos eso? Estudiando al máximo. Pero también teniendo en cuenta que hay un margen que en algunos casos puede perjudicarnos, pero en otros, beneficiarnos.

Hay que ser inteligente para beneficiarnos con la aleatoriedad en un examen. Cuando lo estamos preparando debemos determinar qué temas tienen mayor posibilidad de ser tomados y cuáles seguramente serán excluidos.

Este cálculo casi intuitivo se desarrolla con experiencia, pero cualquier recurso es válido para obtener información. Prestarle atención al profesor cuando explica algún tema especial, para ver cuánto énfasis le pone. O preguntarle directamente para saber a qué temas hay que darle mayor importancia. Otra forma es consultando con tus compañeros.

Intentar intuir las preguntas del examen puede resultar un buen ejercicio que de desarrollarse, hará que reduzcamos el factor sorpresa o aleatoriedad al mínimo y la suerte en los exámenes juegue a favor nuestro.



Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.