estudiar en la universidad sin secundario
Universidad

Cómo ir a la universidad sin secundario completo con más de 25 años

En este artículo te vamos a contar sobre la posibilidad de cursar en la universidad sin tener el secundario completo. Esta excepción está dispuesta en Argentina desde 1997 solamente para aquellas personas con más de 25 años que muestren conocimientos en un área específica.

Si te encontrás en estas condiciones y con ganas de comenzar una carrera, entonces seguí leyendo.

El marco legal: la Ley 24.521 de Educación Superior

Existe una ley en nuestro país que data de 1997. Se trata de la Ley 24.521 de Educación Superior. Esta ley incluye una excepción para permitir que personas que tengan más de 25 años y no tengan el secundario completo, puedan igualmente tener una chance de cursar estudios universitarios.

¿Qué se necesita para poder acceder a este beneficio?

  • En principio, por supuesto, ser mayor de 25 años y no tener título secundario.
  • Desempeñarte de forma en un área laboral vinculada a la carrera que te interesa cursar.
  • Cumplir con ciertas condiciones que impone cada universidad para aceptar ingresantes en estas condiciones.
  • Rendir un examen que acredite conocimientos previos en áreas como matemática, lengua, ciencias sociales y naturales, entre otras.

¿Cuáles son las condiciones que puede imponer la universidad?

Eso va a depender de cada universidad. En principio, tendrás que presentar documentación con formularios de inscripción, como cualquier estudiante y, además, algún documento extra como puede ser un curriculum vitae. Puede que en este proceso tengas que abonar alguna suma, aunque nada elevada.

Algunas universidades son más exigentes que otras en cuanto a la admisión. Por ejemplo, pueden requerir primero una entrevista entre el interesado a cursar en la universidad con algún profesional del área de admisión para analizar el caso de forma puntual.

En el proceso de admisión se debe aprobar un examen para demostrar conocimientos previos.

Luego, siempre habrá que demostrar los conocimientos que se tienen a través de algún tipo de evaluación, en la que cada universidad determinará sus contenidos.

La evaluación no es sencilla, pero de aprobarla te permitirá comenzar la carrera que hayas elegido como si fueras un alumno más. A partir de ese momento no habrá ningún tipo de distinción entre el estudiante que ingresó con el título secundario completo y el que no.

Una oportunidad que reconoce que no todo se aprende en la escuela

Es importante tener el secundario completo, pero esta ley intenta darle una oportunidad a aquellas personas que lograron progresar a pesar de no tenerlo.

También es un reconocimiento de que no todo el saber proviene de la educación formal. No son pocos los casos de personas inteligentes que no tuvieron un buen rendimiento en la escuela ni en la universidad y que, de todos modos, lograron tener éxito en lo que realmente sabían y amaban hacer.

Así que si tenés más de 25 años, estás trabajando, no tenés título secundario y querés comenzar a estudiar una carrera vinculada a tu empleo, entonces el siguiente paso es buscar una universidad que tenga la carrera que te gusta y consultarles para inscribirte.

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.