ilusiones de competencias en el aprendizaje
Técnicas de estudio

Ilusión de competencia en el aprendizaje: cuando crees estar aprendiendo

En esta ocasión te quiero contar acerca de algo que quizás padeces todos los días como estudiante pero que no detectas. Se llama ilusión de competencia en el aprendizaje y si bien tiene un nombre complicado, se trata de una idea simple.

Sigue leyendo y te explico en detalle de qué se trata y qué puedes hacer para remediarlo en caso de que te ocurra.

La ilusión de estar aprendiendo

Imagina que estás por empezar a estudiar en tu ambiente de estudio. Ubicas el libro de la asignatura y comienzas a leer sobre un tema en particular. Cinco páginas después consideras que es suficiente para ese tema y sigues adelante.

Han pasado 15 minutos desde que comenzaste a estudiar. Más allá de alguna breve interrupción producto de tu teléfono que sonó con notificaciones unas 10 veces y tuviste que ocuparte, el resto del tiempo estuviste leyendo. Sigues así un buen rato y lees todos los temas que tenías que aprender para esa jornada de estudio. Horas después cierras los libros y dices con optimismo en voz alta:

– ¡Excelente! ¡Hoy ha sido un día productivo! ¡He logrado estudiar un montón de temas!

Al otro día, la parte práctica de esa materia. Allí, necesitas aprender a resolver un tipo de problema puntual. Miras la explicación del libro donde te muestran cómo se hace. La lees, la examinas en detalle durante más de media hora y dices:

– ¡Ah, qué fácil! ¡Ya sé cómo se hace!

Unos días después vas a rendir la evaluación y descubres que no sabes absolutamente nada. Entregas medio examen en blanco sobre la parte teórica y un montón de cuentas que no responden nada para el ejercicio práctico.

¿Algo de esta situación te es familiar?

El ejemplo que puse aquí es un poco extremo pero sintetiza lo que es la ilusión de competencia en el aprendizaje.

Ilusión de competencia en el aprendizaje

La ilusión de competencia ocurre cuando crees que estás aprendiendo pero en realidad no lo estás haciendo. Es todo una ilusión generado por el entorno, los elementos que utilizas a la hora de estudiar y tus acciones.

En otras palabras, el hecho de sentarte a estudiar y leer no hace que los conceptos te queden. Tampoco lo hace el hecho de pasar dos horas frente a los libros.

Ejemplos de ilusiones de competencia en el aprendizaje

Ahora que sabes lo que es, estoy seguro que lo que te gustaría conocer es cómo identificar estas ilusiones para no experimentarlas.

En realidad, cada estudiante puede tener sus propias ilusiones. Como cada uno estudia de una manera distinta, tiene sentido que cada uno se engañe a sí mismo de forma diferente.

Sin embargo, entre las ilusiones de competencia más comunes se encuentran las siguientes:

  • Leer sin leer: es cuando vienes leyendo y en un momento te das cuenta que hace cinco párrafos que no estás prestando atención al texto, puesto que estabas pensando en otra cosa.
  • Subrayar: es cuando lees y subrayas, pero no estás prestando atención a lo que subrayas. Esta es una de las ilusiones más comunes.
  • Mirar resoluciones de problemas: como en el ejemplo que describí arriba, ver cómo alguien resuelve un problema e incluso entender el mecanismo, no hace que tú lo sepas.

¿Cómo superar las ilusiones de competencia en el aprendizaje?

Poniéndote a prueba.

Si estás leyendo o subrayando un texto tienes que parar a cada rato e intentar probarte a ti mismo que lo estás recordando. Luego debes seguir avanzando para aprender lo que sigue después. Pero al rato debes volver a lo anterior e intentar recordar.

¡No estoy hablando de estudiar de memoria! No se trata de retener las frases literalmente, sino el concepto que necesitas obtener del texto.

En el caso de estar estudiando cómo resolver un problema, tienes que practicar su resolución. Una, dos, tres… ¡cien veces! Todas las veces que sean necesarias.

Tanto para los textos como para los problemas prácticos, luego de intentar recordar hay que volver a estudiar al otro día a modo de repaso. Luego, dejar pasar un día y volver a estudiar. Hay que ir espaciando el estudio en el tiempo. En esos lapsos en que no estudias, tu cerebro internamente hace las conexiones necesarias para que aprendas el tema.

Concluyendo

Las ilusiones de competencia en el aprendizaje ocurren cuando crees que estás aprendiendo pero en realidad no.

Las ilusiones más comunes son cuando subrayas un texto pero no retienes lo conceptos y cuando ves cómo se resuelve un problema y crees que ya sabes resolverlo tú.

La forma de superar las ilusiones de competencia es poniéndote a prueba, intentando recordar lo que has estudiado y en el caso de los problemas, poniéndote a practicar.


Espero que este artículo te haya sido útil y que puedas identificar tus ilusiones de competencia en el aprendizaje para resolverlas.

Si te gustó este artículo, por favor compártelo.

Aprovecho para invitarte a que te sumes a las redes sociales de Mentes Liberadas. Allí compartimos recursos y herramientas para estudiar de forma más eficiente.

¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.