tips estudiar celular distracciones
EstudioHábitos de estudio

3 tips simples para que el teléfono celular no te distraiga al estudiar

Comenzamos a estudiar y enseguida, al minuto cae una notificación el teléfono celular. El aparato está bloqueado pero la luz de notificación parpadea como implorando ser atendida. Al revisarla, vemos que no es tan importante, pero igual contestamos. Luego volvemos a poner el foco en el estudio. Pocos minutos después llega otra notificación y el ciclo se repite. Esto genera interrupciones que atentan contra nuestra concentración y que nos hacen perder tiempo. ¿Les ha pasado? Entonces conozcamos 3 tips super simples para no distraerse con el celular al estudiar.

1. Poner el celular en No Molestar

¡Claro! Esto es super obvio. Pero hay que hacerlo de la forma correcta. Hay que definirlo para que dure el tiempo que nos propongamos estudiar. No puede sonar y no puede vibrar de ninguna forma. Con respecto a las luces, vamos a ver el siguiente tip como ocuparnos de ellas.

Aquí también entra quitar las versiones webs como WhatsApp Web o Telegram de nuestra computadora si es que la tenemos que usar para estudiar.

Si les cuesta mucho desprenderse de las notificaciones, les recomendaría que directamente apaguen el teléfono, pero creo que no es necesario ser tan drásticos. Además, algunos equipos tardan en encender y esto puede ir en contra del tercer tip que vamos a conocer.

2. Voltear el teléfono o quitarlo de la habitación

Esta es una técnica que usan muchos trabajadores freelancers. Al darlo vuelta se supone que no deberíamos ver la luz de notificación. Si aún con el teléfono dado vuelta la vemos, entonces no sirve. En ese caso, lo ideal es llevarlo a otra habitación o meterlo adentro de una caja para que no podamos saber si tiene alguna novedad para nosotros o no.

Dar vuelta el celular a la hora de estudiar para no ver las luces de notificación es algo simple y que funciona.

Tener el celular dado vuelta al lado mientras estudiamos es también una forma de templar nuestra conducta y aprender a tener autocontrol. Si podemos aguantarnos y no tentarnos, entonces estaremos ganando una primera gran batalla. El objetivo final será, por supuesto, ganar la guerra contra todos los otros tipos de distracciones que tenemos alrededor al estudiar.

smartphone al revés

3. Revisar el teléfono al terminar un módulo de estudio

Recuerden lo importante que es estudiar en módulos. Períodos de tiempo de 20, 40 minutos o hasta una hora. Así es como funcionan algunas técnicas que hemos visto como la Técnica Pomodoro y la regla 52/17. Ambas combinan periodos de trabajo con intervalos de descanso.

Esos recreos que tenemos son una buena oportunidad para mirar el celular. Sin quitar el modo No Molestar, podemos ver si tenemos algún tipo de notificación y hasta incluso responder algún mensaje. Pero esto es solamente para comprobar que no haya ninguna emergencia y para bajar el nivel de ansiedad. Si hay alguna notificación cuya respuesta requiera tiempo de elaboración, tendrá que esperar.


Y eso es todo. No hay más secretos: quitar las notificaciones, dar vuelta el celular y en cada momento de distensión, entre módulos, mirar el celular pero no engancharse en conversaciones o tareas que requieran mucho tiempo.

Hay que tomarse en serio este tema de las distracciones al estudiar. Pueden robarnos muchas horas de estudio al año. Pero no sólo eso, también nos roba algo que los especialistas en productividad llaman flow y que lo definen como un estado mental. Ese estado en el que nos perdemos en las tareas que hacemos o en el estudio y estamos conectados con todo ello a un nivel muy profundo. Retomar ese nivel de concentración después de una interrupción lleva mucho tiempo.

Pero bueno, hasta aquí los tips para que no distraerse con el celular al estudiar.  Ya hablaremos del estado mental flow en otra oportunidad.

Última actualización el 2018-10-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.