De todo se aprende

de todo se aprende

¿Has escuchado alguna vez la frase hecha “De todo se aprende”? Este artículo te va a convencer de la importancia que tiene.

Trabajos insoportables, carreras que se empiezan y se abandonan porque resultan ser una desilusión. Años “perdidos” en estudios y actividades que no eran en realidad lo que querías.

Llegan muchos comentarios a Mentes Liberadas sobre haberse equivocado con alguna elección académica o profesional.

Quienes escriben creen haber desperdiciado años de vida, que se podrían haber empleado de otra forma más provechosa. Esta pequeña entrada tiene un único objetivo: recordarte que de todo se aprende y que no hay tiempo perdido, siempre y cuando hayas aprendido la lección.

Si has leído el artículo Levantarse tras un fracaso en los estudios y aún no te terminas de convencer, nuevamente aquí estoy para explicarlo:

Equivocarse es parte del proceso de aprendizaje en la universidad, en el trabajo y en la vida.

Decisiones equivocadas

“Si hubiera hecho esto otro, en vez de aquello” parece ser la constante preocupación de muchos.

Lo primero que te puedo decir es que no puedes saber qué hubiera pasado si hubieras seguido un camino en lugar de otro.

Además, no debes olvidar el contexto de por qué obraste como obraste en el pasado. Quizás no tenías posibilidades. Quizás te faltaba dinero, tiempo o simplemente no tenías todo tan claro como ahora.

Don’t look back, we’re not going that way (No mires hacia atrás, no vamos en esa dirección)

En segundo lugar, no tiene sentido que pienses en ello puesto que esa decisión quedó en el pasado.

El pasado no lo puedes cambiar. Sólo te queda moldear el presente para poder construir tu futuro. Así que estar dando vueltas en tu cabeza por algo que has hecho mal o no has hecho en el pasado sólo va a lograr que pierdas el tiempo de tu presente y que sigas perjudicando tu futuro.

Comparaciones odiosas

Tampoco tienes que vivir comparándote con el resto.

“Si hubiera seguido con ese grupo de amigos que comenzamos la carrera, hoy sería doctor, igual que ellos”.

Tú debes hacer tu vida como quieres y como puedes. Decidir tu propio camino es algo también muy valioso. Para ello, muchas veces es necesario que rompas las reglas establecidas y para lograrlo hay que tener coraje.

Claro que luego deberás hacerte cargo de tus decisiones y no estar echándole la culpa a nadie.

Todos cometemos errores en la vida y tomamos decisiones equivocadas todo el tiempo. Es cierto, algunas tienen mucho peso. Pero si de esas equivocaciones obtenemos una lección valiosa y que sirva para no repetir el error, entonces habrá valido la pena. Lo que hayan hecho otros durante ese tiempo no tiene que interesarnos.

De todo se aprende

A veces no lo verás cuando ocurra pero con el tiempo te terminarás dando cuenta.

Por ejemplo, trabajar como mesero o mesera puede ser algo molesto al principio si estás estudiando arquitectura o medicina. Pero además de ganar dinero con ese trabajo, aprenderás a estar en contacto con las personas y a llegar todos los días a una hora determinada. Como así también a entender que en cualquier trabajo se forma parte de una jerarquía.

Elegir una carrera que luego se abandona no es una total pérdida de tiempo. Siempre hay aspectos positivos que se pueden rescatar de esta y cualquier otra experiencia.

Si has elegido una carrera que a fin de cuentas has terminado abandonando puede igual haber sido útil para enriquecerte intelectualmente.

También para aprender a estudiar. O incluso para probarte a ti mismo. A hacer compañeros y a trabajar en equipo. También para aprender que a veces ciertos temas parecen interesantes, pero que en el fondo pueden ser aburridos y tediosos.

De nuevo, no importa la decisión incorrecta que creas haber tomado. Ese camino trazado te ha dejado muchas experiencias y lecciones aprendidas. Es tu camino y te ha llevado adonde te encuentras ahora.

Si no te gusta el lugar donde te ha dejado, tienes la posibilidad de aprovechar el presente para que en un tiempo, en el futuro, estés donde quieras, dentro de tus posibilidades.

Las herramientas para llegar a ese lugar las tienes: son todas esas lecciones que has aprendido.

Cada error cometido en el pasado puede ser transformado en un peldaño para ascender hacia donde realmente crees que tienes que estar.

Así que no lo olvides: de todo se aprende.

guest
4 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese