Sacrificios de hacer una carrera universitaria

sacrificios de hacer una carrera universitaria

Llevar adelante una carrera universitaria tiene un precio, más allá de los gastos económicos que insume ir a la facultad. Hay ciertas actividades y etapas de la vida que se ven afectadas por tomar la decisión de seguir estudiando luego de la escuela secundaria.

Estos sacrificios que te dispones a hacer varían de persona en persona y de carrera en carrera. Sin embargo, en algún momento se terminan haciendo. Hablaremos en este artículo de los sacrificios de hacer una carrera universitaria.

Hacer o no una carrera universitaria no es algo que pueda juzgarse como bueno o malo. Es simplemente una decisión que alguien toma. Nadie se convierte en mejor persona por hacerlo o dejarlo de hacer.

Hay individuos que logran potenciarse en el ámbito académico, pero también hay otros para los cuales ese lugar es asfixiante e inadecuado para prepararse.

En esta entrada, mi intención es resumir algunos de los sacrificios que puedes llegar a tener que hacer si decides llevar adelante una carrera universitaria. ¿Para qué? Para que si eliges este camino o estés a punto de hacerlo, lo tengas en cuenta antes y no te sientas defraudado después.

Aclaro que resumí las que me parecieron más importantes y las agrupé por aspectos que consideré más adecuados.

No tienen por qué darse todos juntos y quizás en tu caso puedas estar exento de todos ellos, aunque eso me parecería muy raro. Como mencioné antes, a veces depende del estudiante y también de la carrera.

Abandonar el lugar en el que vives

En mi caso nunca lo padecí porque nací en la misma ciudad donde está la facultad en la que curso. Sin embargo, para muchos, hacer una carrera implica mudarse y dejar atrás, al menos durante unos años, el lugar donde te has criado y a la gente que quieres.

Me imagino que no debe ser fácil. Las comunicaciones de hoy en día seguramente ayudan mucho a mantener el contacto, pero no debe ser sencillo encontrarse en un lugar desconocido y lejos de los afectos.

Alejarse de los seres queridos es siempre un sacrificio inmenso.

Resignar tiempo libre y de esparcimiento

Sacrificios de hacer una carrera universitaria - Resignar tiempo libre

Como una carrera universitaria demanda mucho tiempo para poder estudiar y estar al día con las materias, es más que probable que tengas menos tiempo para divertirte.

Esto incluye salidas al cine, al teatro, a bailar, a tomar algo con amigos o simplemente sentarte a leer un libro o quedarte en casa jugando videojuegos. Por supuesto que podrás hacerte algo de tiempo para todo esto, pero no tanto como acostumbrabas.

A veces, estas actividades las harás por periodos. Esto quiere decir que quizás durante un mes seguido vas a estar estudiando de forma constante y que luego de terminado el periodo de exámenes y de entrega de trabajos prácticos vas a tener una o dos semanas libres. Es recomendable aprovecharlas para divertirte porque de lo contrario te puedes llegar a arrepentir.

Una carrera universitaria requiere tiempo y esfuerzo. Eso hará que muchas veces tengas que resignar asistir eventos y salidas o que no haya tiempo libre para jugar videojuegos o sentarte a leer un rato.

Hay un tema vinculado a esto y es el de las vacaciones. Obviamente se acortan. Por lo general, como estudiante universitario debes tomar tiempo de las vacaciones (especialmente en verano) para ir preparando finales.

Postergar tu independencia personal

Sacrificios de hacer una carrera universitaria

Salvo que decidas estudiar y trabajar desde el comienzo (lo que ocasionará estirar los tiempos de la carrera) es probable que tengas que esperar para independizarte.

La verdadera independencia la alcanzas manejándote con autonomía sin depender de tus padres.

Para ello, es necesario un trabajo que te garantice una suma de dinero tal que cubra los gastos de alimentos, vivienda y salud. Aún con un empleo, hoy en día es bastante difícil cumplir con ese objetivo.

Además, tienes que considerar que quienes recién se insertan en el mercado laboral, tienen un salario relativamente bajo.

Cuanto más extensa se haga la carrera, si no consigues un empleo, más tiempo seguirás dependiendo de tus padres.

Por todas estas razones, lo más probable para la mayoría de los estudiantes es que tengas que depender un tiempo más de lo que quisieras de tus padres.

Postergar etapas de tu vida

¿Has escuchado alguna vez a alguien decir que va a conseguir empleo cuando tenga aprobadas determinadas materias? ¿O a algún estudiante avanzado prometerle a su novia desde hace años que finalmente se casarán cuando termine la carrera?

Eso ocurre porque la universidad consume no sólo tiempo sino también energías. A tal punto, que es preferible encapsularla en una etapa de tu vida, sin que se solape con otra.

Así ocurre que algunos prefieren empezar a trabajar al llegar a determinado año de la carrera. Otros casarse recién al estar recibidos. Otros buscarán tener un hijo en ese momento.

Por supuesto que a veces planeas y después la vida te termina sorprendiendo. Pero hasta cierto punto hay cosas que puedes proyectar.

Algunas personas planean mudarse, casarse, tener hijos o comenzar proyectos concretos, luego de terminar sus carreras.

Postergar tus proyectos personales

Entre los sacrificios de hacer una carrera universitaria se encuentra la postergación de sueños personales.

Todos tenemos más de una afición y quizás este también sea tu caso. Tal vez en algún momento incluso te has tentado a estudiar otra carrera. O a dedicarte de lleno a otra actividad, que no tiene tanto que ver con lo que estás estudiando. Eso es normal y también lo es tener que postergarlo para más adelante.

En algunos casos, ese “para más adelante” se convierte en un “para nunca jamás” debido a que hay actividades que solo pueden ser desarrolladas a determinada edad, como por ejemplo los deportes de élite.

Otros sacrificios

En lo personal, creo que uno no solo demuestra amor por aquello que quiere dedicándole tiempo y esfuerzo. Creo que es lo que uno resigna lo que realmente da la medida de cuánto se está comprometido con esa causa.

Es por eso que creo que los sacrificios representan de forma contundente el amor por la vocación elegida.

Los que mencioné son solo algunos. Los que me fueron viniendo a la mente. Me gustaría ahora que tú me cuentes a mí y a todos los que leen Mentes Liberadas qué sacrificios han hecho o estás haciendo por la carrera universitaria que estás llevando adelante.

Más recursos educativos y culturales en Mentes Liberadas

Esto ha sido todo por este artículo y espero que te haya gustado.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico. Síguenos también en las redes sociales.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

guest
12 Comentarios
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese