constancia
Universidad

Constancia, la clave para recibirte en la universidad

Mantener el nivel de compromiso y esfuerzo a lo largo de años es vital para alcanzar el objetivo de terminar una carrera. En esta entrada hablaremos sobre la constancia en la universidad.

Constancia, la gran clave para las carreras largas

Una carrera universitaria dura años. Durante ese tiempo, tendremos altibajos, momentos en los que nuestro nivel descenderá y otros en los que hasta nos luciremos. Esto es normal, es decir, los resultados pueden variar, pero lo que no debe modificarse nunca es nuestra conducta con respecto a la carrera.

La constancia es clave para llegar a la meta de recibirse. Estudiar fuerte para un examen una vez, lo puede hacer cualquiera; pero estudiar con regularidad todos los días durante cinco, seis o aún más años, no.

La constancia se manifiesta de muchas maneras. La más comunes son cuando vamos a cursar y no faltamos a clases, o cuando mantenemos el hábito de estudiar todos los días o determinados días preestablecidos a la semana a pesar de tener otras actividades. También al presentamos a los exámenes aunque no estemos en las mejores condiciones.

La constancia se manifiesta de muchas formas. La principal es a través de la asistencia permanente a la universidad, incluso a pesar de malos resultados.

Para mantener esta regularidad de la que hablamos es crucial estar comprometido con el objetivo final de recibirse. Y esto es importante que lo entiendan quienes están aún eligiendo una carrera. No va a ser posible mantenernos concentrados en una carrera durante años si lo que elegimos no nos gusta lo suficiente. Podemos tener momentos en nuestra vida en los que algunos temas nos interesan más que otros, por eso a la hora de elegir una carrera hay que pensar que deberemos pasar años estudiando eso.

En síntesis, no podremos ser constantes si la carrera nos parece aburrida, debemos mantener el entusiasmo en todo momento.

La importancia de hacer la carrera en grupo

Juntarse con gente que mantenga regularidad al estudiar es una buena manera de permanecer conectado con nuestra carrera. Hablamos alguna vez de la importancia de tener un grupo de estudio. Por lo tanto, formar un equipo de estudio en el que todos estén más o menos en el mismo año es lo más recomendable.

Constancia, pero con confianza y fuerza de voluntad

En los momentos más difíciles, cuando veamos todo cuesta arriba hay que tener confianza en revertir la situación. A lo largo de los años estén seguros que van a pasar por períodos así y tener esperanza puede evitar que nos derrumbemos.

Además de todo esto es también necesaria fuerza de voluntad. Aquí no hay mucho que decir, es imposible que alguien nos la transmita. Debe partir de uno mismo y al igual que en cualquier otro aspecto de la vida, la voluntad de querer algo es el argumento más importante para alcanzar nuestros objetivos.

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.