Amelia Earhart, la reina del aire

amelia earhart reina del aire mujeres liberadas

Este es un nuevo art√≠culo de la secci√≥n Mujeres Liberadas. Desde que pens√© en esta secci√≥n siempre dud√© si escribir o no sobre Amelia Earhart, la gran pionera de la aviaci√≥n. ¬ŅPor qu√©?

Porque Amelia Earhart es un lugar com√ļn como √≠cono de mujer que logr√≥ trascender, especialmente en campos que hist√≥ricamente no estuvieron reservados para mujeres.

Sin embargo, al investigar sobre ella, descubrí su historia y comprendí por qué su figura es tan importante. En este artículo, intentaré contarte los logros y el gran legado de Amelia Earhart.

Sigue leyendo. Te aseguro que este artículo vale la pena.

Infancia y educación

Amelia Marie Earhart nació el 24 de julio de 1897 en Atchinson, Kansas, Estados Unidos. Su familia tenía un buen pasar gracias a su abuelo. Su padre, trabajaba como perito de seguros pero era alcohólico, algo que marcó la vida de Amelia.

Amelia era distinta a otras ni√Īas. Le gustaba la aventura, salir al aire libre, divertirse, ensuciarse y jugar juegos que sol√≠an jugar m√°s los varones.

A los 10 a√Īos vio un avi√≥n por primera vez. Podr√≠as estar pensando que sus ganas de aventuras se potenciaron con la posibilidad de surcar los aires en una aeronave, pero no fue as√≠. Su primer encuentro con un avi√≥n no le caus√≥ nada en especial.

Esto que parece un detalle, es algo a tener en cuenta. En la vida, las pasiones no siempre se descubren de forma rom√°ntica, en c√°mara lenta, con luces de colores.

M√°s all√° de sus ansias de jugar en el exterior, a Amelia le gustaba tambi√©n leer. Pasaba horas y horas, guiada por su abuela y por una institutriz. Estas dos mujeres la formaron en sus a√Īos iniciales y la prepararon para la escuela secundaria, de la cual se gradu√≥.

Tiempo después Amelia Earhart intentaría comenzar una carrera universitaria vinculada a las ciencias de la salud, pero terminaría dejándola por la que sería su gran pasión: la aviación.

Pero todavía no llegamos a eso. A Amelia le vendrían, primero, tiempos difíciles.

Primera Guerra Mundial y Pandemia de Gripe Espa√Īola

La Primera Guerra Mundial azotó Europa y arrojó un montón de soldados que volvían heridos a casa. Por ese tiempo, Amelia estaba en Toronto, Canadá, visitando a su hermana. Allí decidió enlistarse como enfermera para colaborar en los hospitales.

Sin embargo, como quiz√°s sepas, en 1918 adem√°s de la Gran Guerra, se desat√≥ una terrible pandemia: la Gripe Espa√Īola. Amelia estuvo en contacto con enfermos y se contagi√≥.

La gripe se convirti√≥ en neumon√≠a. Estuvo dos meses internada y le llev√≥ un a√Īo entero recuperarse del todo. Todo ese tiempo de convalecencia lo pas√≥ en la casa de su hermana que ahora viv√≠a en Massachussetts.

¬ŅQu√© hizo durante todo ese tiempo que se estuvo recuperando?

Amelia se dedicó a muchos pasatiempos, entre ellos, la lectura. Entre los principales temas que le comenzaron a apasionar se encontraba la mecánica.

Se terminó de recuperar de la neumonía, pero la enfermedad le dejó secuelas de por vida, con una sinusitis por la que tuvo que ser operada en reitaradas ocasiones.

Las revelaciones de Amelia Earhart

La peque√Īa revelaci√≥n

Antes te contaba que Amelia hab√≠a visto su primer avi√≥n cuando ten√≠a 10 a√Īos, pero que no le hab√≠a parecido nada interesante.

Tiempo después, Amelia asistió a una exhibición nacional de Canadá. Allí se presentaba un as de la aviación que había participado como piloto en la Primera Guerra Mundial.

La historia cuenta que el piloto, en pleno vuelo, vio que Amelia y una amiga estaban mirando la exhibici√≥n pero m√°s apartadas del p√ļblico, en una zona descampada. Para impresionarlas o para asustarlas, decidi√≥ bajar de golpe con el aeroplano.

Para Amelia no fue un susto. Todo lo contrario. Fue una revelación. Aunque tiempo después iba a tener una más intensa.

La gran revelación

A finales de 1920, cuando Amelia ten√≠a unos 23 a√Īos, ella y su padre visitaron un aut√≥dromo. All√≠ conocieron al piloto Frank Hawks, uno de los hombres r√©cord de la aviaci√≥n en su momento. A pedido de su padre, Hawks llev√≥ a Amelia a hacer un breve viaje de 10 minutos en su avi√≥n.

Esta vez s√≠ Amelia tuvo una gran revelaci√≥n. Seg√ļn sus propias declaraciones, al bajar del avi√≥n ten√≠a bien claro lo que ten√≠a que hacer: “Tengo que volar”.

De all√≠ en adelante comenzar√≠a a enfocarse en su gran sue√Īo y convertirse en una piloto.

Convirtiéndose en piloto

Amelia estaba decidida. Iba a tomar lecciones de vuelo cueste lo que cueste.

En ese entonces ya exist√≠an aviadoras mujeres, pero eran muy pocas. Una de ellas fue Anita “Neta” Snook, quien fue la instructora de Amelia.

Para ingresar en el mundo de la aviación y mezclarse con los pilotos, Amelia decidió adaptarse.

  • Por un lado, se compr√≥ una campera de cuero y durmi√≥ tres noches seguidas con ella, con el objetivo de desgastarla para que fuera como las de los dem√°s.
  • Por otro lado, se cort√≥ el pelo de la misma forma que lo llevaban las aviadoras mujeres.

Las clases de vuelo fueron pasando y Amelia fue ganando experiencia. En 1921 se compró su primer avión. Un Kinner Airster de color amarillo al que bautizó El Canario.

Amelia decidió cortarse el cabello como lo tenían otras aviadoras.

En 1922 estableció su primer récord mundial. Llevó El Canario a una altitud de 4.300 metros, algo que ninguna aviadora mujer había logrado hasta el momento.

En 1923, la FAI (Fédération Aéronautique Internationale), con sede en París, le otorgó la licencia de aviadora. Fue la decimo sexta mujer estadounidense en recibirla.

Carrera como aviadora y fama local

Amelia pretendía estudiar en el MIT, pero una crisis económica familiar la dejó sin posibilidades. Mientras seguía volando, tuvo que trabajar como maestra y como asistente social en Boston.

Como puedes ver, a veces en la vida aparecen obstáculos en lo que quieres hacer. Eso no siempre es malo. Simplemente te lleva a un camino distinto. Y eso es algo de lo que le pasó a Amelia Earhart.

Amelia tenía una columna en un diario local donde escribía y promovía la aviación. Esto la hizo famosa a nivel local.

El viaje transatl√°ntico de 1928

En 1927, el aviador Charles Lindbergh se convirtió en una estrella mundial al cruzar el Océano Atlántico en su ya mítico Spirit of St. Louis. El récord estaba establecido, pero para los hombres. Todavía faltaba la posibilidad de que una mujer hiciera ese mismo vuelo. Y por supuesto que Amelia quería hacerlo.

Amelia fue convocada por el publicista George Putnam para que hiciera este viaje. ¬°Un momento! ¬ŅPor qu√© un publicista? ¬ŅQu√© tiene que ver con la aviaci√≥n?

La aviación en ese momento era algo novedoso. Los hombres y mujeres que se dedicaban a tal noble empresa conectando continentes, arriesgaban sus vidas. Por eso eran vistos como héroes, algo similar a lo que luego les pasó a los astronautas y en la actualidad a los deportistas de élite.

En otras palabras, los aviadores eran grandes figuras de marketing y sus proezas generaban un gran negocio.

Amelia estaba entusiasmada con la propuesta de Putnam, pero… En realidad no quer√≠an que ella pilotara el avi√≥n. La idea era formar una tripulaci√≥n con el piloto Wilmer Stultz y el mec√°nico y co-piloto Louis Gordon.

¬ŅQu√© iba a hacer Amelia? Ser√≠a la navegante y llevar√≠a la bit√°cora de la misi√≥n.

En realidad, sus tareas eran puramente artificiales. Lo que quería Putnam era que una mujer cruzara volando el Atlántico aunque fuera como pasajera. Por su sencillez, carisma y apariencia, Amelia Earhart era la candidata perfecta.

“Una bolsa de papas”

Aunque la propuesta no era lo que esperaba, Amelia finalmente acept√≥ formar parte de la tripulaci√≥n. Incluso si hubiera querido, no hubiera podido pilotear el avi√≥n dado que ese modelo se navegaba a trav√©s de instrumentos y ella a√ļn no ten√≠a formaci√≥n en ese aspecto.

El avión salió desde Trepassey, Canadá y llegó a Gales 20 horas después. Amelia fue una pasajera en todo el trayecto. No hizo absolutamente nada. Al bajar del avión declaró frustrada:

Stultz fue el piloto. Yo fui solamente un bulto, como una bolsa de papas.

M√°s all√° de su frustraci√≥n, el p√ļblico en Europa recibi√≥ a la tripulaci√≥n como h√©roes y lo mismo sucedi√≥ cuando volvieron a Estados Unidos. Ahora ella era famosa mundialmente e incluso tuvo la oportunidad de conocer al presidente de Estados Unidos, Herbert Hoover.

Amelia Earhart como una industria de marketing

Amelia sigui√≥ vinculada a George Putnam, que pronto se iba a convertir en algo m√°s que en su representante, publicista o relaciones p√ļblicas.

Aprovechando la fama que Amelia había logrado y su imagen, Putnam desarrolló todo un negocio alrededor de ella.

En poco tiempo, Amelia publicitaba su propia marca de equipaje de viaje, indumentaria y accesorios de moda para mujeres e incluso la marca de cigarrillos Lucky Strike (aunque ella no fumaba).

Amelia posando con su línea de equipaje.

Al mismo tiempo, Amelia aprovechó su posición para promocionar la aviación comercial. Junto a Charles Lindbergh fue una de las personalidades que más insistió en desarrollar esta industria. En gran medida, la promoción consistía en destacar lo seguro que era volar en avión.

Amelia se convirtió en la vicepresidenta de National Airways que posteriormente se convirtió en Northeast Airlines y que en 1972 fue adquirido por Delta Air Lines.

En busca de récords

Amelia era famosa mundialmente y tenía algunos récords de aviación. También participaba en carreras aviones de mujeres. Allí competía contra las mejores, como por ejemplo Jacqueline Cochran aunque este tipo de competencias no se le daba bien a Amelia.

Ella sentía que le estaba faltando una gran proeza, un gran logro individual.

En 1928, se convirtió en la primera mujer en cruzar en avión el continente norteamericano ida y vuelta.

Luego, en 1931 logró un récord de vuelo en altitud en un autogiro Pitcairn PCA-2. Llegó a los 5.613 metros de altura.

Las noventa y nueve

Amelia fue la primera presidenta de The Ninety-Nines, la agrupación de aviadoras mujeres.

En paralelo con su b√ļsqueda individual, Amelia contribuy√≥ mucho a otros objetivos colectivos. Entre ellos, a la creaci√≥n en 1929 de The Ninety-Nines (Las noventa y nueve), una organizaci√≥n de mujeres aviadoras.

El objetivo era luchar por los derechos de la mujer en el mundo de la aviación, dar soporte moral, promover los espacios para mujeres en este mundo y guiar a las nuevas pilotos.

El nombre de la organización fue una idea de la misma Amelia, basada en la cantidad de integrantes que tuvieron originalmente al formarse. Además, fue la primera presidenta que tuvo esta organización.

¬ŅEra necesaria la creaci√≥n de esta organizaci√≥n? Bueno, hay una an√©cdota que deja en claro que s√≠.

En 1934 se celebró la competencia Bendix Trophy, una de estas carreras de aviones en las que Amelia y otras grandes aviadoras solían participar y a veces les permitían competir incluso contra los hombres.

Pero el a√Īo anterior, en 1933, la piloto Florence Klingensmith se estrell√≥ con su avi√≥n y muri√≥, mientras participaba del Frank Phillips Trophy Race en Chicago.

Esto le sirvió de excusa a la organización del Bendix Trophy para suspender la participación de las mujeres en la competencia. El argumento era que no eran tan hábiles como los hombres a la hora de pilotear (haciendo la vista gorda respecto a los trágicos accidentes que involucraban a pilotos hombres)

¬ŅQu√© hizo Amelia al respecto?

Ten√≠a encargado llevar en avi√≥n a la actriz Mary Pickford, una gran celebridad del momento, a que realice la apertura de la competencia en Cleveland. En se√Īal de protesta, Amelia se rehus√≥ a llevarla.

Casamiento con George Putnam, pero con condiciones

Amelia y George se casaron en 1931.

Amelia Earhart estaba comprometida con un ingeniero químico que vivía en Boston. Sin embargo, rompió su compromiso para casarse con su promotor, George Putnam.

Putnam se divorci√≥ de su esposa en 1929 y le pidi√≥ casamiento a Amelia en seis oportunidades, hasta que ella finalmente acept√≥… pero con algunas condiciones.

El esp√≠ritu libre de Amelia no pod√≠a adaptarse a la estructura de un matrimonio cl√°sico. Ella necesitaba espacio (¬°podr√≠amos decir “aire”!), libertad y autonom√≠a. En una carta que le dedic√≥ a Putnam, le explic√≥ esto y le puso algunas condiciones a su matrimonio, convirti√©ndolo m√°s en una asociaci√≥n de iguales.

Amelia siguió usando su apellido Earthart y no tomó el apellido de su esposo. Nunca tuvieron hijos.

Amelia trabajó mucho con el pionero de la aviación comercial Gene Vidal. Hay quienes creen que en realidad ellos dos tuvieron una relación romántica. Esto podría explicar también el tipo de relación abierta que Amelia tenía con George Putnam.

El vuelo transatl√°ntico de 1932

Como te contaba antes, después de la proeza de Charles Lindbergh de cruzar el Atlántico en avión, estaba todavía la posibilidad de que lo hiciera también una mujer. Varias lo intentaron pero murieron en el camino. No era una empresa fácil. Había mucho peligro.

Sin embargo, ese era el gran objetivo de Amelia Earhart.

El 20 de mayo de 1932, a los 34 a√Īos, Amelia se subi√≥ a su Lockheed Vega 5B en Harbour Grace, Newfoundland, Canad√°. Despeg√≥ desde all√≠ y 14 horas y 36 minutos despu√©s aterriz√≥ en Culmore, Derry, Irlanda del Norte.

Esta proeza le valió la Cruz de Vuelo Distinguido que otorga las FF.AA. de Estados Unidos. También recibió la Legión de Honor que otorga el Presidente de Francia y le valió incluso la Medalla de Oro de la National Geographic Society, entregada por el entonces Presidente de Estados Unidos, Herbert Hoover, que seguía en su cargo.

Posteriormente, Amelia realiz√≥ otros vuelos menores. En 1935 fue desde Haw√°i a Oakland y luego de Los √Āngeles a M√©xico DF, para ir luego desde all√≠ hacia New York.

Pero estos vuelos eran muy poco en comparación a lo que había logrado. Ella ya estaba pensando en superarse nuevamente. En una proeza mayor.

Vuelo alrededor del globo

El nuevo objetivo de Amelia Earthart era volar alrededor del mundo haciendo la ruta más extensa posible, para marcar un récord adicional. La proeza de volar alrededor del mundo en avión ya había sido lograda por el aviador Wiley Post en 1931.

Esta expedición necesitaba mucha preparación ya que el recorrido sería de 47.000 kilómetros.

El avión elegido fue un Lockheed Electra 10E al que Amelia pidió hacerle algunas modificaciones para poder llevar más combustible.

En esta ocasión sabía que no iba a poder ir sola. Ella sería la piloto, pero llevaría dos tripulantes. Por un lado, el Capitán Harry Manning que también era piloto y sabía operar la radio. Y por el otro, Fred Noonan, que realizaría la función de segundo navegante.

En un primer intento, la tripulación comenzó el viaje de este a oeste. Pero no pudieron llegar muy lejos por desperfectos técnicos. Tuvieron que suspender todo y regresar a Estados Unidos.

Desaparición del avión y la tripulación

En el segundo intento, Amelia viajó solamente con Fred Noonan como navegante. La ruta ahora sería de oeste a este.

El vuelo sali√≥ el 1 de junio de 1937 desde Miami. Fueron pasando por varios puntos de Sudam√©rica, √Āfrica y la India, hasta llegar a Nueva Guinea el 29 de junio. Ven√≠a la parte m√°s dif√≠cil del viaje. El cruce del Oc√©ano Pac√≠fico.

El 2 de julio de 1937, Amelia Earhart y Fred Noonan partieron desde Lae Airfield que se encuentra en Pap√ļa Nueva Guinea. El objetivo era llegar a una peque√Īa isla en el medio del Pac√≠fico llamada Howland Island (A medio camino entre Fiji y Haw√°i).

Pero nunca llegarona allí. Se perdió contacto con el avión cerca de las Islas Nukumanu, a unos 1.500 km. de donde habían partido.

¬ŅQu√© ocurri√≥? Nadie lo sabe.

Amelia y Noonan fueron buscados intensamente. Estados Unidos organizó la misión de rescate más grande de la historia, pero nunca los encontraron.

El 5 de enero de 1939, a√Īo y medio despu√©s de su desaparici√≥n, Amelia y Noonan fueron declarados muertos y se termin√≥ su b√ļsqueda.

A partir de este incidente surgieron muchas teorías. Algunas basadas en la lógica y otras increíblemente conspirativas.

No quiero meterme mucho en este tema ya que la idea del art√≠culo es contar la vida de Amelia Earhart, pero tampoco te quiero dejar sin informaci√≥n al respecto. As√≠ que voy a enumerarte algunas de las teor√≠as que se manejaron y a√ļn al d√≠a de hoy se siguen manejando.

Teorías sobre la desaparición de Amelia Earhart

Algunas de las teorías son las siguientes:

  • Los tripulantes se quedaron sin combustible y se estrellaron en alg√ļn lugar del Oce√°no Pac√≠fico y se ahogaron. Esta es la hip√≥tesis m√°s probable.
  • Llegaron a la Isla Nukamaroro y fallecieron all√≠.
  • Amelia era una esp√≠a estadounidense y fue capturada por los japoneses.
  • Amelia quer√≠a cambiar su identidad y alejarse de su fama y por eso aprovech√≥ la oportunidad para simular su muerte.

En 1940 se encontraron restos óseos en la Isla Nikumaroro y hasta el día de hoy se especula de que pueden ser los restos de Amelia Earhart.

Algunas de estas teorías se combinan y se vuelven descabelladas. La más probable de todas es la primera y es la conclusión oficial.

La película de 2009

En el a√Īo 2009 se estren√≥ Amelia, una pel√≠cula biogr√°fica sobre la aviadora dirigida por Mira Nair. La protagoniza Hillary Swank (cuyo parecido f√≠sico con Amelia es impactante). Richard Gere hace de George Putnam y el escoc√©s Ewan McGregor se pone en la piel de Gene Vidal.

No es una gran película pero si te interesa la vida de Amelia Earhart no puedes dejar de verla.

Te dejo el trailer oficial:

Tambi√©n hay otra pel√≠cula de 1994 que se llama Amelia Earhart: el vuelo final (Amelia Earhart: The Final Flight) en la que act√ļan Diane Keaton como Amelia y el extinto actor holand√©s Rutger Hauer como Fred Noonan.

El legado de Amelia Earhart

Amelia se convirtió en un ícono feminista por sus proezas, su coraje y su desafío al orden establecido. No se detuvo solamente en sus logros individuales sino que también se organizó y creó, junto a otras aviadoras, una organización para luchar por los derechos de la mujer en la aviación.

La gran pasión de Amelia fue la aviación y al respecto escribió tres libros:

  • 20 Hrs., 40 Min. (1928)
  • The Fun of It (1932)
  • Last Flight (1937)

La figura de Amelia Earhart est√° potenciada por su simpleza, su carisma y tambi√©n por su tr√°gica desaparici√≥n siendo tan joven, mientras buscaba hacer historia y cumplir uno de sus grandes sue√Īos.

M√°s recursos educativos y culturales en Mentes Liberadas

Espero que te haya interesado este artículo. Recuerda que en la sección Mujeres Liberadas encontrarás más contenido sobre destacadas mujeres que cambiaron el mundo.

Si tienes alguna duda, sugerencia o aporte, déjame un comentario al finalizar el artículo.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Te espero en el próximo artículo.

Fuentes y referencias

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments