Shigeru Miyamoto, el genio de los videojuegos

shigeru miyamoto

En esta nueva entrega de Mentes Creativas vamos a conocer la historia y la obra de Shigeru Miyamoto. Quizás el nombre no te suene pero entre sus creaciones se encuentran los populares personajes de videojuegos Mario y Zelda.

Miyamoto trabaja desde 1977 para Nintendo y ha sido el diseñador responsable de sus éxitos más grandes como por ejemplo la saga de Mario Bros, la saga de Zelda, Donkey Kong y Star Fox, entre otros.

Hoy en día está considerado como una eminencia en la industria y, a pesar de que está alejado de la creación de videojuegos, sigue trabajando para Nintendo.

La idea del artículo es conocer su obra, pero también detenernos en su forma de pensar.

Comencemos conociendo sus orígenes.

Shigeru Miyamoto nació en Kioto, Japón, el 16 de noviembre de 1952. Su familia vivía en Sonobe, en las afueras de la gran ciudad, por lo que Shigeru creció rodeado de naturaleza y campo.

Eso se mantuvo así hasta que su padre compró el primer televisor. De ahí en adelante, el pequeño Shigeru se enamoró de los dibujos animados y se deslumbró con la obra de Walt Disney.

Siendo aún un niño, sus intereses eran el arte, el dibujo y  la pintura, aunque también le gustaba el béisbol. Otro mundo que le fascinaba era el del teatro de marionetas. Este interés lo usaría mucho tiempo después al diseñar algunos de los videojuegos para Nintendo.

En su adolescencia pasó su atención de los dibujos animados al manga japonés.

Todos estos intereses marcaban una fuerte tendencia de lo que Miyamoto anhelaba para su futuro. Quería ser artista, pero no se definía qué arte estudiar.

Finalmente, se decantó por el arte industrial y el diseño, que fue la carrera que estudió en la universidad.

Sin embargo, no fue un gran alumno. Solía faltar a clases por falta de interés. No obstante y a pesar de no ser un estudiante modelo, Miyamoto se graduó en Arte y Diseño Industrial.

Ingreso a Nintendo

El padre de Miyamoto era amigo de Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo. Gracias a su influencia, Miyamoto tuvo la posibilidad de presentarse a una entrevista de trabajo.

A él le interesaba entrar a trabajar allí dado que Nintendo tenía una gran variedad de productos. Miyamoto creía que eso le daría suficiente espacio y libertad para crear.

Tienes que tener en cuenta que Nintendo no era todavía la gran industria de videojuegos y consolas que es ahora. Recién estaba incursionando en el terreno de los videojuegos luego de pasar años vendiendo naipes y algunos juguetes.

Miyamoto ingresó a Nintendo en 1977 y le dieron el cargo de artista conceptual.

Los primeros encargos que recibió no fueron importantes. Le pidieron que mejore algunos productos que Nintendo ya tenía. También le dieron la tarea de hacer un clon del videojuego Space Invaders, que era muy popular por aquella época.

Radar Scope y la gran oportunidad

A principio de los ochenta, Nintendo tenía mucho éxito en Japón pero no en Estados Unidos que era el gran objetivo. Así que decidieron fundar Nintendo de Estados Unidos para desde allí, impulsar la marca.

Miyamoto trabajó en un videojuego que se llamaba Radar Scope. Este era para arcade (lo que en España se conoce como máquinas recreativas). No existían la consola Nintendo en ese momento.

El envío de los arcade de Radar Scope tardaron tanto en llegar a Estados Unidos que cuando lo hicieron, el juego era tan viejo que resultaba obsoleto. No podía competir contra otros videjuegos de la época.

¿Qué se podía hacer?

Nintendo le dio la tarea de resolver este problema a Miyamoto. La idea era que creara un nuevo juego que se pudiera instalar en los equipos que ya tenían Radar Scope.

Pero este era un gran desafío para Miyamoto. Hay que tener en cuenta que él no sabía nada de programación. Tampoco tenía mucha idea sobre videojuegos en general. Hasta ese momento lo que él solía hacer eran diseños artísticos. Es decir, dibujos.

La creación de Donkey Kong

Por suerte, tuvo a su lado a Gunpei Yokoi, una especie de mentor que guió a Miyamoto en el diseño de los videojuegos.

Miyamoto consideraba que la historia debía ser importante a la hora de crear un videjuego. Creía que eso le daba un sentido, un objetivo al jugador.

Como no tenía idea de una historia, Miyamoto quiso utilizar la de Popeye, con el marinero como protagonista, Olivia y Bluto. Sin embargo, eso no prosperó porque Nintendo no pudo conseguir los derechos.

Así que tuvo que crear nuevos personajes, aunque estos estuvieron claramente basados en Popeye. ¿Cuáles eran los personajes?

Un bigotón que saltaba sería el protagonista que debía rescatar a una damisela en apuros y… Donkey Kong, un simio malvado, el gran villano.

El jugador debía esquivar los barriles que el simio arrojaba. Para ello podía saltar o incluso usar una masa para destruirlos.

El videojuego fue un éxito en Estados Unidos y este se convirtió en el primer gran triunfo de Shigeru Miyamoto.

Tiempo después, Miyamoto creó Donkey Kong Jr. En esta nueva entrega, el jugador se ponía en la piel del hijo de Donkey Kong y el villano era el señor de bigotes que lo había capturado.

El gran diseñador creía que era importante equilibrar la historia, haciendo que el jugador ahora controle a un Donkey Kong.

La creación de Mario

mario

De alguna manera, Mario ya existía, pero era conocido como “jumpman”. Era ese personaje bigotón que en Donkey Kong debía salvar a la damisela y que en Donkey Kong Jr. era el villano.

Miyamoto seguía convencido de la necesidad de una historia y de dar continuidad a su universo. Por eso mismo, creó un nuevo videojuego en el que aparece este mismo personaje que ahora se llamaba Mario. Y para que no estuviera solo, agregó a Luigi, su hermano.

Mario Bros fue uno de los primeros grandes juegos multi jugador

En Nintendo creían que Mario se veía como un fontanero. Miyamoto tomó la idea y decidió ambientar el juego en la alcantarilla de Brooklin.

El objetivo del juego es ir dando vuelta y pateando a diferentes criaturas que se meten en las cañerías.

Déjame decirte que este es uno de mis juegos retros favoritos. Actualmente lo tengo en la Nintendo Switch y puedo pasarme horas jugando. Desde ya, es mucho más divertido jugar de a dos.

Mario Bros fue un nuevo éxito para Nintendo y para Miyamoto. De ahora en más, el gran diseñador de videojuegos tendría una división a su cargo.

Miyamoto y la NES

famicom nes
La consola Famicom de Nintendo

Hasta aquí, todos los juegos que te conté que Miyamoto creó o co-creó, eran para arcade. Pero ahora, comenzaba una nueva era.

Nintendo quería llevar el entretenimiento al hogar y para ello tenía lista su Famicom, que en Estados Unidos se llamó Nintendo Entertainment System, más conocida por sus siglas NES. ¿De qué se trataba?

nintendo entertainment system nes
La NES que salió en Estados Unidos. Por dentro era igual que el Famicom, pero le cambiaron el diseño para hacerlo más atractivo al público estadounidense.

Era una consola de videojuegos que se conectaba al televisor. Utilizaba cartuchos intercambiables, lo que permitía adquirir videojuegos y poder jugarlos en casa. Traía dos joysticks que se conectaban a la consola y también se podían comprar algunos otros periféricos adicionales.

El nuevo desafío de Miyamoto era crear juegos para esa nueva consola. Pero ya no tenía el mismo cargo de antes. Ahora manejaba toda una división de creadores. Su influencia se hizo más genérica y menos puntual, aunque en algunos proyectos estuvo al tanto de cada detalle.

Primero trabajó en Devil World y en Excitebike. Sin embargo, eso no iba a ser nada comparado a lo que se venía. Su obra maestra.

Super Mario Bros

super mario bros shigeru miyamoto
Super Mario Bros fue la obra maestra de Miyamoto.

Miyamoto dirigió la creación del mejor juego de plataformas de la historia: Super Mario Bros.

Este juego fue un éxito total y hasta el día de hoy se sigue jugando.

En esta entrega volvía a aparecer Mario (y Luigi para el segundo jugador). El objetivo era ir avanzando hacia la derecha de la pantalla para rescatar a una princesa. En el camino, había que conseguir todas las monedas posibles, eludir y eliminar a todas las amenazas y descubrir las diferentes sorpresas que había en cada nivel.

El concepto del juego es una genialidad, pero hay un aspecto que es simplemente maravilloso y es el primer nivel del juego.

Es muy probable que lo hayas jugado muchas veces. ¿Alguna vez te has detenido a pensar lo perfectamente diseñado que está el primer nivel de Super Mario Bros?

Si lo analizas, te darás cuenta que se trata de un tutorial, donde aprendes a jugar al juego. No necesitas leer ningún manual de instrucciones. No necesitas guías. Tampoco ver un video explicativo.

El primer nivel es tan intuitivo y simple que te enseña todo lo que puedes hacer y casi todos los elementos que puedes encontrar en la historia.

El éxito de Super Mario Bros llevaron a Miyamoto y a Nintendo a hacer una secuela que se llamó Super Mario Bros 2.

La creación de Zelda

zelda

Miyamoto juntó muchas de sus experiencias de su infancia para crear a Zelda. Sus recuerdos de caminar y explorar la naturaleza, meterse en cuevas y lugares desconocidos, fueron volcados en este videjuego.

Su participación en Legend of Zelda fue mucho mayor que con otros videojuegos. Siguió cada detalle y se involucró en la historia y los diseños.

¿El resultado? Fue el primer juego de la historia en vender un millón de copias.

Las claves de un buen videojuego, según Miyamoto

Como ya te comenté antes, Shigeru Miyamoto cree que la clave principal para que un videojuego resulte exitoso es que tenga una historia que involucre al jugador.

Con una historia, el jugador tiene un objetivo y siente que lo que está haciendo contribuye a esa historia y, por lo tanto, tiene un sentido.

Este es un caso de storytelling. Si te interesa este tema te recomiendo el artículo: Curso online sobre storytelling.

Pero la historia no es el único factor. También es importante la jugabilidad y para ello son claves los controles. El máximo objetivo es aumentar la inmersividad del jugador. 

Shigeru Miyamoto y la década del noventa

star fox

Miyamoto había demostrado ser una gran diseñador de videojuegos para la NES. ¿Podría mantener esto en el tiempo? ¿O su talento sólo estaba restringido a esa consola?

En los noventa comenzó a haber competencia en el mercado de las consolas. Apareció Sega con su consola y con un nuevo personaje que todos los jugadores amaron: Sonic. Este personaje fue creado Hirokazu Yasuhara, otro gran diseñador de videjuegos japonés. 

Nintendo lanzó en 1991 en Japón la Super NES, cuya abreviatura es SNES. Una versión mejorada de la NES que, por supuesto, necesitaba nuevos juegos.

Miyamoto y sus equipos se pusieron en acción y crearon varios juegos. Para seguir con la tradición de éxito, se ampliaron las sagas de Mario y Zelda.

Sin embargo, el juego revolucionario fue Star Fox, el primer juego en 3d con gráficos poligonales que aprovechaba las bondades de un nuevo chip especial.

Nintendo desarrolló Star Fox en colaboración con una compañía inglesa llamada Argonaut. Miyamoto tuvo una influencia decisiva en el diseño y en la jugabilidad de este videojuego.

Al salir, vendió más de un millón de copias en apenas unos días.

Miyamoto siguió trabajando luego en otros títulos destacados como Yoshi’s Safari y Kirby’s Adventure. Todos ellos para Super NES, aunque también diseñó algunos para GameBoy, la consola portátil de Nintendo.

Todo este nuevo éxito fue la confirmación de que Miyamoto estaba mucho más allá de la NES. Era un verdadero genio de los videojuegos.

Productor de videojuegos

Como ocurre en cualquier industria, el éxito llevó a Miyamoto a escalar posiciones dentro de la jerarquía de Nintendo. Lo nombraron Productor.

Esto significaba que se alejaría todavía más del diseño puntual de los videojuegos, pero su influencia sería mayor a la hora de tomar decisiones sobre ellos.

A pesar de su nuevo rol, Miyamoto igualmente se embarcó en el diseño de un juego emblema para la nueva Nintendo 64.

Se trata del juego Super Mario 64 que está considerado uno de los mejores videojuegos de la historia. Por primera vez los jugadores podían controlar a Mario en tres dimensiones.

El juego fue un éxito sensacional y vendió millones de copias.

A continuación se embarcó en la producción y el diseño de The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Al día de hoy, este videjuego está en el tope de la lista de Metacritic con un puntaje casi perfecto de 99.

La forma de pensar de Miyamoto

shigeru miyamoto gameboy
Shigeru Miyamoto posando con un GameBoy

En el documental High Score, el mundo de los videojuegos, los desarrolladores de Argonaut son entrevistados. Recuerda que Argonaut es la compañía que desarrolló Star Fox junto a Nintendo.

Los dos programadores cuentan que viajaron a Japón para trabajar en el proyecto. Los tuvieron aislados, separados del resto de los empleados de Nintendo.

Una vez cada tanto, aparecía Miyamoto quien se ponía a hablar con ellos para debatir propuestas para mejorar el videojuego y para supervisar los avances.

Lo interesante que cuentan los programadores es que Miyamoto solía salir con cualquier tema. Podía ponerse a hablar sobre árboles o naturaleza. Cosas que no tenían ninguna relación con lo que estaban desarrollando. Pensaba en más de un tema al mismo tiempo.

Los programadores entendieron que esta era la manera de pensar de Miyamoto.

También cuentan cómo fue que el mismo Miyamoto resolvió el problema de la jugabilidad de Star Fox. Se inspiró en unas puertas que hay en Japón, camino a un templo.

Algo que me gustaría que te lleves de este artículo es justamente esto. La forma de pensar creativa generalmente abarca muchos temas. No hay que encerrarse en un único aspecto. Hay que abrirse, pensar en otras cosas, relacionar y conectar ideas.

Además de la importancia de la experimentación y la conexión de pensamientos, Miyamoto siempre creyó en no repetirse, en no hacer siempre lo mismo. Esto a veces conlleva un riesgo, pero es necesario para trascender.

La nueva era

A principios de los 2000s, la Nintendo 64 estaba perdiendo terreno y Nintendo no quería que le ocurriera lo mismo a la nueva GameCube. Para ello confiaron en Miyamoto, quien siguió produciendo los títulos principales.

Miyamoto amplió aún más la saga de Mario y la de Zelda, aunque los resultados no siempre fueron los mejores.

Las consolas estaban cambiando y ahora había todavía más competencia. Por ese entonces se popularizó la Playstation de Sony.

Miyamoto participo en la creación de la Nintendo Wii, esta nueva consola que tenía la particularidad de permitir que el jugador moviera los controles como si estuviera dentro del juego.

Miyamoto participó en la creación de Super Mario Galaxy y The Legend of Zelda: Twilight Princes. También fue el responsable de Wii Sports, Wii Fit y Wii Music.

No pierdas de vista que Miyamoto a esta altura trabajaba como productor y que no creó él solo todos estos juegos, sino que contaba con un amplio equipo de talentosos diseñadores y programadores.

Al fallecer Satoru Iwata, CEO de Nintendo en 2015, Miyamoto fue ascendido una vez más y desde entonces su influencia en los videojuegos de Nintendo ha disminuido. Ahora se encarga de otras tareas dentro de la misma compañía.

Shigeru Miyamoto, persona

miyamoto banjo
Miyamoto tocando el banjo.

Antes de ser un diseñador y productor de videojuegos, Shigeru Miyamoto es una persona. Está casado y tiene un hijo y una hija. Le gustan los perros y tocar el banjo y la guitarra.

Shigeru no habla inglés con fluidez. Seguramente veas que en algunas entrevistas se anima a decir algunas palabras, pero no se siente cómodo con la lengua de Shakespeare.

Aunque parezca irónico, no pasa mucho de su tiempo jugando videojuegos.

Premios y distinciones

Shigeru Miyamoto fue la primera persona en ingresar al Salón de la Fama de la AIAS (Academy of Interactive Arts & Sciences), en 1998.

En 2012 recibió el premio Príncipe de Asturias para Comunicaciones y Humanidades.

Estos son sólo dos de los tantos laureles que Miyamoto ha obtenido a lo largo de su carrera.

Además, también es importante destacar que su trabajo en Nintendo durante años le dejó una fortuna.

El genio de los videojuegos

Sin saber programar, pero con una creatividad desbordante, Shigeru Miyamoto está considerado el gran genio de los videojuegos. Muchos comparan sus aportes a la industria de los videojuegos, con los que hizo Walt Disney a los dibujos animados.

Su forma de pensar fue clave como así también la búsqueda constante de hacer algo nuevo.

Como ves, para ser una Mente Creativa no es necesario ser un Da Vinci. Cualquier persona con suficiente capacidad creativa puede dar lo mejor de sí y trascender en cualquier área.

La historia de Shigeru Miyamoto prueba esto.

Bueno, hasta aquí he llegado con este artículo. Espero que haya sido de tu interés.

Si tienes alguna duda, consulta, aporte, o sugerencia, déjame un comentario al finalizar el artículo.

Suscríbete al newsletter de Mentes Liberadas y recibe las novedades del sitio en tu correo electrónico.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Te espero en el próximo artículo.

Fuentes y más información

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Quizás también te interese