GTD: Getting things done
Productividad

¿Qué es GTD: Getting Things Done y para qué sirve?

Si la falta de organización es tu problema, aquí te presentamos un método para combatirla. Pero nada es sencillo, buscá papel y lápiz porque hay que trabajar. Vamos a conocer GTD: Getting things done.

GTD significa Getting Things Done en inglés y y si bien no hay una traducción al castellano específica a mi me gusta traducirlo como “Logrando que las cosas se hagan”. Fue creada por David Allen y se presenta y describe en profundidad en el libro Organízate con Eficacia.

Organízate con eficacia (Gestión del conocimiento)
  • David Allen
  • Empresa Activa
  • Versión Kindle
  • Edición no. 0 (10/31/2017)
  • Español

GTD es la solución para aquellos que no pueden gestionar correctamente el tiempo. Aquellos que se olvidan reuniones, entregas de trabajos, los que pierden papeles importantes y en general para cualquier persona que aunque sea ordenada quiera optimizar el tiempo.

Más de uno ya estará diciendo en voz alta. ¡Yo quiero eso! ¿Qué tengo que hacer, dónde hay que anotarse, qué tengo que comprar? Y bien, la respuesta es tan solo que hay que seguir el método y que se puede aprender directamente del libro del mismo Allen. Si no contamos con el libro, de todas formas podemos encontrar muchísima información en internet a través de blogs y sitios que se especializan en este sistema. En cuanto a gastos, puede ser totalmente gratuito o si queremos podemos llegar a invertir algunas monedas en él.

¿De qué se trata GTD: Getting things done?

GTD: Getting things done

Pero bueno, mucho misterio hasta aquí. ¿En qué consiste este método? Veamos a continuación algunas de las características más importantes de GTD.

La regla de los dos minutos

En GTD, en principio, hay que armar listas de tareas y actividades que tenemos que llevar adelante. No tenemos que preocuparnos por asignarles una prioridad, pero sí debemos respetar una regla: la regla de los dos minutos. Esta regla nos dice que si llevar a cabo una de esas tareas que ponemos en la lista tomara menos de dos minutos, entonces debemos hacerla de inmediato.

La regla de los dos minutos consiste en que si hay tareas para realizar que llevan menos que ese periodo de tiempo, entonces hay que realizarlas en el acto y no posponerlas.

Este concepto es tan importante que le hemos dedicado un artículo entero en Mentes Liberadas: La regla de los dos minutos, de GTD.

Tener una o varias bandejas de entrada

Este método hace uso del concepto de bandeja de entrada o recipiente para alojar todas las tareas nuevas. Puede ser la misma bandeja de entrada de tus correos electrónicos, o una de verdad que tengas en un escritorio. Es importante marcar cuáles son aquellos sitios donde se acumularán las tareas nuevas.

Capturar todo lo que hay que hacer

Es crucial en GTD: Getting things done anotar absolutamente todo lo que tenemos que hacer. Lo ideal es tener un cuaderno que debemos llevar siempre encima. Los más geeks utilizan programas para teléfonos móviles (como por ejemplo Todoist). Hay gran cantidad de aplicaciones GTD para iPods y sistemas Android.

La metodología GTD exige que todos aquellos pendientes sean capturados, es decir, volcados a un soporte que puede ser digital o analógico.

Procesar las tareas por hacer

En base a lo que tengamos por hacer, iremos procesando las tareas. Si se puede hacer, se hace en el momento según la regla mencionada anteriormente. Si no, se puede delegar o posponer. En caso de que sea información que luego puede sernos útil, entonces deberá archivarse correctamente. Continuamente es necesario revisar las listas de tareas y ver qué podemos ir adelantando.

Clasificar las tareas por proyecto

Nuestras tareas irán clasificadas por proyectos. En el caso de estudiantes, un proyecto puede ser una asignatura, por ejemplo Historia, y las tareas pueden ser Resumir apuntes, Ir a buscar libro a la biblioteca o Pedir apuntes a un compañero. Si alguna tarea ya no depende de nosotros, por ejemplo un trámite, pasa a estar en espera. Y si alguna actividad es aún irrealizable como puede ser hacer un curso de idiomas o un viaje, entonces se organiza en la sección Algún día/Quizá.

Archivo de información

Se recomienda armar un archivo y es aquí donde podemos gastar algo de dinero. Pero tranquilos, nada muy costoso. Apenas necesitaremos algún material típico de librería. Unas carpetas, marcadores, opcionalmente rotuladoras, una abrochadora y nada más. Con un buen archivo, evitaremos perder documentos importantes.


GTD: Getting things done funciona si se lleva adelante tal cual lo explica David Allen en su libro. Por eso es tan importante tenerlo, y leerlo en repetidas ocasiones. Si la desorganización es un karma, entonces, a darle una oportunidad a este método.

Última actualización el 2018-10-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.