insomnio en estudiantes
Bienestar

Insomnio en estudiantes: cuando dormir se vuelve imposible

La ansiedad ante un examen o el sobre esfuerzo diario pueden llevar a un estudiante a no poder pegar los ojos a la hora de dormir.  El insomnio en estudiantes es algo bastante habitual que todos alguna vez experimentamos. Aquí, unas recomendaciones para poder dormir plácidamente por las noches.

Antes de continuar, una aclaración: en esta nota hablaremos exclusivamente del insomnio típico que padecen los estudiantes de carreras universitarias de alta exigencia. Para el caso del insomnio como enfermedad referirse a sitios más especializados.

Es muy común que los estudiantes universitarios se queden despiertos hasta altas horas de la noche para terminar un trabajo práctico, para preparar un examen o simplemente para llevar al día sus materias. Pero a veces ocurre que los horarios se invierten, el día se convierte en noche y la noche en día. Esto, sumado a la ansiedad y el estrés que producen las instancias límite de aprobación, puede ocasionar que cuando uno quiera dormir, no pueda.

El insomnio afecta a mucha gente en el mundo, no sólo estudiantes. Pero es en los estudiantes (especialmente universitarios) donde las principales causas son el estrés, el cambio de horarios y el consumo de bebidas estimulantes antes de dormir.

El estrés aparece cuando las tareas y obligaciones a cumplir superan la capacidad del individuo de manejarlas. El cambio de horario, como dijimos antes, se hace progresivo a medida que avanza el período de estudio, hasta que llega un momento que se está más despierto a las 3:00 AM que a las 3:00 PM. El consumo de bebidas que estimulan, como el café, conspiran contra el sueño, y en grandes proporciones son causantes de insomnio.

Consejos para combatir el insomnio en estudiantes

Aquí algunos tips útiles que pueden ayudar a combatir el insomnio.

Evitar las bebidas estimulantes

El café y cualquier otra bebida que contenga cafeína, como los energizantes estimulan el sistema nervioso por horas. Tener en cuenta que el té clásico también contiene cafeína, aunque en menor cantidad. Lo mejor es no tomar nada de esto al menos tres horas antes de ir a dormir. Por el contrario, algún otro tipo de infusión, como el té de tilo, puede ayudar a dormir mejor.

Cenar horas antes de ir a dormir

Para que el cuerpo pueda hacer la digestión lo mejor es que la última comida del día se tome un par de horas antes de ir a dormir.

Hacer actividad física

Este es el mejor consejo que se puede seguir. No hace falta ir a un gimnasio. Con tan solo caminar un poco todos los días las piernas se sentirán tan pesadas a la noche que lo único que va a querer hacer el cuerpo será dormir. La clave aquí es hacer ejercicio y cuando estemos cansados, hacer un poquito más. A tener en cuenta que nunca hay que hacer actividad física antes de dormir.

Evitar la siesta

Porque en ese caso, lo que no se duerme de noche, se termina durmiendo a la tarde. Si se toma una siesta lo mejor es que sea lo más corta posible.

Cortar el ciclo de horario invertido

Si el horario de sueño que se lleva es de 5:00 AM a 1:00 PM, lo mejor va a ser interrumpir ese ciclo. Así que la próxima vez conviene acostarse a la misma hora pero levantarte a las 9:00 AM. Sí, se sentirá cansancio y se tendrá sueño, pero esa misma noche el sueño será profundo.

Rutina de horarios

Hay que intentar, por más difícil que sea, mantener una rutina de horarios que incluya la mañana. Lo ideal es cortar el estudio a la noche llegada determinada hora sin importar en qué parte de nuestras tareas nos hayamos quedado

Concluyendo

Si siguiendo estas pautas el insomnio persiste, es probable que tenga su origen en algún problema psicológico o alguna enfermedad. En ese caso, desde ya, hay que consultarlo con un médico.

Para los estudiantes universitarios evitar trasnochar es casi imposible. Carreras como medicina, derecho, ingeniería, entre otras, siempre requerirán un esfuerzo sobrehumano para llevar al día la carrera. No obstante, hay que intentar cuidarnos y luego llevar adelante las obligaciones. Primero, la salud, después el estudio.

Más información: Cómo combatir el insomnio

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.