club programación
TecnoTecnología

Aprender a programar en el Club de Programación de Buenos Aires

Si hay un tema que me despierta interés es el de la enseñanza de la programación de computadoras. Soy programador y he tenido experiencia en empresas de desarrollo de software. La carencia de perfiles técnicos es a veces alarmante a la hora del (mal) llamado “reclutamiento” de profesionales del área. Esta es solo una de las razones por las que considero importante que se fomente la enseñanza y estudio de la informática.

El club de programadores

En Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad, como parte del programa Programá Tu Futuro ha iniciado una interesante actividad que se desarrolla los días sábados donde concurren por un lado, personas con ganas de aprender a programar y, por el otro, programadores con ganas de enseñar. Los segundos, llamados mentores en este programa, son profesionales del rubro informático y que asisten de forma voluntaria.

En estos encuentros, que según la web oficial, duran dos horas, los aprendices son guiados por los mentores en el arte de la programación. No importa si los primeros han tenido contacto con el código previamente o no.  Esta es la oportunidad para aprender los conceptos básicos de la programación, pero también las nuevas y últimas tecnologías. Es la posibilidad de entrar en contacto con HTML, CSS, PHP, Javascript, Ruby, Python y otros lenguajes y tecnologías.

Es más que obvio que en el poco tiempo en que se extienden estas reuniones una persona sin conocimientos no va a convertirse en experto, pero puede ser la puerta de entrada a un mundo maravilloso. La guía de un programador con experiencia en esos primeros pasos puede ser fundamental para sentar las bases y promover el espíritu creativo y lógico de los que recién comienzan.

Hay dos turnos que figuran en el formulario de inscripción: de 10:00 hs. a 12:00 hs. y de 15:00 hs. a 17:00 hs. Ya se han inscripto 1200 personas y hay unos 50 programadores como voluntarios. Quizás sea necesario que se inscriban más, aunque seguramente se repartan los aprendices por turno. Para inscribirse el único requisito es tener más de 15 años.

En cuanto al uso de computadoras, por supuesto que es necesario. Pueden llevar su notebook o si no, se le proporciona una. Las mismas que se le entregan a los niños que cursan la primaria en las escuelas de la ciudad.

programación aprender

Sedes del Club de Programación de Buenos Aires

Las sedes donde se hacen estos encuentros son (todas en la Ciudad de Buenos Aires):

  • Centro Metropolitano de Diseño (CMD) – Algarrobo 1041, Barracas.
  • Biblioteca Cortázar – Lavalleja 924, 1er piso, Villa Crespo.
  • Biblioteca Joaquín V. González – Suárez 408 , La Boca.
  • Biblioteca Martín del Barco Centenera – Venezuela 1538, Monserrat.
  • Biblioteca Baldomero Fernandez Moreno – Concepción Arenal 4206 PB – Chacarita.

Lo mejor del club de programadores

Hay dos aspectos que me parece importante destacar de este Club de Programación de Buenos Aires.

  • Se hace por fuera de la educación formal. Y esto es bueno porque no me parece que sea correcto forzar a programar a los que no les interesa programar. No estoy del todo de acuerdo con el lema “todos deberían saber programar”. Creo que deberían saber programar únicamente los que les interese el tema.
  • Promueve la educación maestro/alumno en un contacto directo y en un ámbito más informal que el de la escuela.

Como programador, no tengo más que invitarlos a que se sumen a esta pasión. Ya sea a través de este tipo de eventos, en establecimientos que dicten cursos, o por su propia cuenta. Les recomiendo el artículo Cómo convertirse en programador.

La programación es una de las formas más divertidas de dar rienda a suelta a la imaginación potenciando la creatividad y, por supuesto, liberando nuestra mente.

Más información

Última actualización el 2018-10-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.