upstar-logo
Actualidad

Invertir en los estudiantes universitarios

En esta entrada hablaremos un poco sobre las plataformas de financiamiento que aparecieron en este último tiempo, pero en este caso para la financiación de carreras universitarias. Es decir, en vez de poner dinero en un proyecto, los interesados buscan invertir en los estudiantes universitarios que ven prometedores ¿De qué se trata? Seguí leyendo y te contamos.

Plataformas de financiación de carreras universitarias

Una nota publicada en BBC Mundo despertó mi curiosidad. El título es ¿Quién quiere invertir en mí? y trata sobre un moderno sistema que permite que cualquier persona pueda invertir en otra, a la que considere que tiene futuro. Quien recibe el dinero, luego se compromete a pagar una parte de sus futuros ingresos a quien invirtió.

Este tipo de sistema de financiamiento ya existía. Tal vez hayan oído de sitios webs donde uno presenta un emprendimiento que quiere llevar adelante y espera que uno o varios inversores lo apoyen, con la condición de obtener algún beneficio a futuro si el proyecto resulta exitoso. Así es como funciona el sitio web Kickstarter, por ejemplo.

Aquí el concepto es similar. La diferencia es que está enfocado en las personas, no en proyectos. Sitios webs como UpstartPave han tomado de base lo que hizo Kickstarter y lo han llevado al plano individual.

Cómo funciona la financiación de carreras

En estos sitios webs, la persona que busca ser financiada, en general un estudiante que busca hacer una carrera, arma un perfil al estilo Facebook o Linkedin. Allí presenta su plan y sus objetivos. Debe intentar convencer a los inversores de que su plan es factible de ser realizado. En la nota de BBC se muestra el ejemplo de una joven tenista que logró recaudar U$S 20.000 en menos de un mes. Ese dinero fue aportado por 13 personas que confiaron en su desempeño como deportista.

¿Qué es de la vida de las personas que reciben el dinero luego de concretado el plazo de tiempo que pusieron para su objetivo? Deben pagarle un 7% u 8% de sus ingresos a los inversores en los siguientes 10 años. Claro que si los ingresos que tiene son demasiados bajos, entonces no debe pagar resultando la inversión fallida.

Los creadores de este sistema afirman que funciona debido a que cuando la gente se dedica a hacer algo que les gusta, tienen éxito. Dicen que lo que ocurre generalmente es que los jóvenes renuncian a estudiar aquello que aman, por carreras aburridas que odian que les dan rédito económico. Sistemas como estos les permiten obtener el dinero que necesitan para dedicarse de lleno a su verdadera vocación.

¿El futuro de la educación privada?

Todo este sistema que explicamos, funciona solamente en Estados Unidos. Pero las empresas que prestan estos servicios apuntan a expandirse. El primer objetivo es ampliar el público de sus sitios. Por ahora este es bastante escaso. Piensen que se aporta como dato que hasta el momento se han financiado a sólo 40 personas en el sitio Upstart.

De tener éxito, llegaría a todo el mundo. El sistema no me parece mal para proyectos puntuales. Se supone que una empresa comienza siempre con un capital inicial. Pero en el caso de una persona, puede resultar asfixiante tener que devolver parte de tus ingresos durante los siguientes años, terminada una carrera. Aunque claro, esto ya les ocurre a aquellos que deben pagar por estudios universitarios privados.

2 Comentarios

  1. Te quedás pelado devolviendole el 7% a cada inversionista, o a mayor cantidad de inversores menor es el monto que cada uno recibe? Me parece medio turbio, salvo que literalmente me convierta en millonaria y pueda costear el porcentaje.

    PD: los felicito por el sítio está muy bueno!

    1. Es una tasa alta, es cierto. Se supone que los inversionistas aportarían únicamente a casos de éxito asegurado. O sea, personas que están claro van a triunfar en sus campos.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.