Claves para elegir qué idioma estudiar
Actualidad

Claves para elegir qué idioma estudiar

Elegir qué idioma estudiar puede ser una decisión fácil si es el primer idioma que se aprende. Los beneficios de saber inglés son muchos en el mundo de hoy. Tan es así que la gran mayoría de las instituciones educativas enseñan el idioma, e incluso muchos niños son enviados desde edades tempranas a clases particulares para alcanzar una competencia aun superior.

Sin embargo, de tener la oportunidad de estudiar otra lengua, ¿cuál deberíamos escoger? Puede resultar difícil tomar esta decisión si no tenemos un idioma que nos guste particularmente o que siempre hayamos deseado aprender. Por eso, a continuación analizamos brevemente los aspectos que más suelen considerar quienes se encuentran ante este dilema.

Número de hablantes

Muchos determinan la utilidad de un idioma a través del número de hablantes. Las posiciones varían cada pocos años, pero entre los primeros cinco, además del español y el inglés, suelen encontrarse el chino mandarín, el hindi y el árabe.

No obstante, si bien resulta lógico y atractivo aprender un idioma hablado por gran parte de la población mundial, hay que tener en cuenta que la situación es más compleja. Por ejemplo, dentro del chino mandarín y del árabe existen diversos dialectos muy diferentes entre sí.

Claves para elegir qué idioma estudiar

Además, su dificultad de aprendizaje es elevada en comparación a otras lenguas, como el portugués y el italiano, lo que se traduce en la inversión de más tiempo y esfuerzo para adquirir determinado nivel de competencia.

Demanda laboral o académica

Si bien hay ciertas disciplinas que están naturalmente ligadas a determinados idiomas, para el resto pueden utilizarse criterios más generales. Principalmente hay que tener en cuenta que esta situación varía drásticamente según la ubicación geográfica de cada uno.

Las empresas y universidades suelen interactuar con mayor intensidad con sus colegas limítrofes o cercanos. Y este hecho se hace cada vez más frecuente gracias a las facilidades que brindan los procesos de integración regional, como el MERCOSUR o la Unión Europea.

Claves para elegir qué idioma estudiar

Por ejemplo, en América del Sur, el portugués es un idioma con una demanda considerable. Esto se debe claramente a la cercanía y la notoria influencia de Brasil. En cambio, si nos encontramos en Europa, quizás el alemán sea una mejor opción. No sólo porque es el idioma más hablado del continente como lengua materna, sino también por la actual posición política de Alemania dentro de la Unión Europea.

Potencias del futuro

Hoy en día existen las llamadas “potencias emergentes”. Es decir, países que cuentan con los elementos necesarios para proyectarse como economías dominantes del siglo XXI, como una población numerosa y un producto bruto interno creciente.

Es probable que su influencia se haga cada vez más notoria, principalmente en el ámbito de los negocios, y que conocer sus idiomas resulte una ventaja importante dentro de pocos años.

Dichos países son Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, siendo comúnmente conocidos como el grupo BRICS. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que crisis u otros acontecimientos pueden variar estas proyecciones.

BRICS - Claves para elegir qué idioma estudiar

Dificultad

Hay, efectivamente, idiomas relativamente más sencillos que otros para los hispanohablantes. Estudiar otras lenguas romances es lo más fácil para nosotros. Estas son aquellas que también derivan del latín. Su cercanía nos permite alcanzar un dominio considerable del idioma en menos tiempo que si estudiamos lenguas que no nos resultan inteligibles o no utilizan el alfabeto latino. Como ejemplo de estas últimas podemos citar el chino, el japonés o el árabe.

Entre las lenguas romances, las más destacadas son, además del español, el francés, el italiano y el portugués.

Disponibilidad de cursos

Lamentablemente no es demasiado fácil acceder a la enseñanza de determinados idiomas. Por motivos histórico-culturales encontraremos más variedad de instituciones y horarios si decidimos estudiar lenguas como el francés, el portugués, el italiano e incluso el alemán.

Sin embargo, la buena noticia es que las ofertas de enseñanza no son ajenas a la evolución del mundo. Por ende crecen cada vez más la posibilidades de estudiar idiomas que comienzan a tornarse atractivos. Quizás el caso más notorio es el del chino mandarín.

Y por supuesto, internet es siempre una alternativa a tener en cuenta. Herramientas completas e interactivas, como Duolingo y Memrise nos permiten tener un primer contacto con diversos idiomas e incluso reforzar conocimientos previos.

Conclusión: Elegir qué idioma estudiar depende de cada uno

No hay una respuesta única ni determinante. Dependerá de la situación particular de cada uno. Nuestra facilidad de aprendizaje, qué idiomas ya sabemos, cuánto tiempo y esfuerzo estamos dispuestos a invertir, en qué región vivimos o deseamos vivir, qué oferta de enseñanza hay en nuestra zona. Y por supuesto, también, nuestro gusto personal.

Lo cierto es que si ahondamos en los puntos provistos, seguramente encontremos un idioma que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y preferencias.

6 Comentarios

  1. Excelente artículo. Es cierto que aparte del inglés (idioma universal que se solicita en todas partes), no sería mala idea que quienes vivimos en América del Sur aprendamos el idioma de nuestros vecinos brasileños, ya que Brasil pisa fuerte en muchos campos.

    ¡Saludos!

    1. Hola, Alberto.

      Claro, caminamos hacia un mundo en donde, entre altos y bajos, se toma cada vez más conciencia de la importancia de la integración regional. Por tanto, es muy conveniente aprender las lenguas de los países vecinos, teniendo en cuenta además que estudiar un idioma nos permite interiorizarnos en la cultura e idiosincrasia del pueblo en cuestión.

      Gracias por comentar. ¡Saludos!

  2. Este artículo me parece muy interesante porque destaca varios puntos que debemos tener en cuenta cuando reflexionamos sobre los idiomas que podemos estudiar. Hoy en día, muchas universidades y empresas consideran indispensable y obligatorio el conocimiento del inglés (casi que lo ven como ovio y los estudiantes ya deben tener un nivel intermedio o avanzado en este idioma) , en ese sentido, podemos preguntarnos ¿Cuál sería mi tercera lengua?. Como propones Anahí, en el caso de América Latina, considerar el portugués, teniendo en cuenta que se encuenta dentro de los países del BRIC, además de ser un país que comienza a desarrollar importante representación de América Latina en Europa y en Estados Unidos. En mi caso particular, ya hablo tres idiomas y ya me lancé en el cuarto, empecé a estudiar portugués, mi invitación es que luego de encontrar el idioma a estudiar, busquemos una metodología que motive y anime cada día a seguir aprendiendo. También es importante que los jóvenes tengamos en mente que en otros países (ej: en Europa) muchos estudiantes hablan 3 como mínimo, esa es la competencia que tenemos frente a nosotros, así que tenemos que ponerlos las pilas..
    Saludos, Aleja

    1. Hola, Alejandra.

      Tu punto es muy interesante. Lamentablemente los que vivimos de este lado del mundo entramos al mercado laboral internacional con desventaja. Si queremos ser competitivos tenemos que dedicar cierto tiempo a aprender idiomas; para muchos es prácticamente una necesidad.

      Lo que planteás sobre la metodología es muy cierto. La motivación es esencial para un aprendizaje satisfactorio y tenemos que buscar una forma de sentirnos constantemente animados a aprender, de lo contrario, corremos el riesgo de abandonar muy pronto o no prestar atención suficiente. Es un tema sobre el cual se puede profundizar mucho.

      Gracias por comentar. ¡Saludos!

  3. Muy buen articulo. Siempre quise aprender el idioma alemán, pero no lo veía desde la perspectiva laboral(ahora sí), sino como un interés personal. Muy útil la información. Sigan así.

    Saludos.

    1. Hola, Andrés.

      Gracias por comentar, me alegra que te haya parecido interesante el artículo. Cuando uno tiene una preferencia marcada hacia un idioma lo mejor es tenerla en cuenta; hacer lo que nos gusta resulta beneficioso para varios aspectos de nuestra vida. Pero también está bueno considerar otros factores además del gusto personal para conocer cuáles pueden ser nuestras posibilidades y tomar la decisión que más nos satisfaga según nuestras prioridades.

      ¡Éxitos con tus estudios de alemán!

      Saludos.

Deja un comentario

Anahí Aguirre
Tengo 23 años. Actualmente vivo en Uruguay y estudio Relaciones Internacionales y Corrección de Estilo en la Universidad de la República.