Aprovechar el tiempo en vacaciones
Bienestar

6 actividades para aprovechar el tiempo en vacaciones

En esta ocasión vamos a ver una propuesta de 6 actividades para aprovechar el tiempo en vacaciones.

Los estudiantes tenemos un ritmo de actividad bastante elevado a lo largo del año y de pronto, tras los finales, pasamos a un estado de inactividad absoluta. Las universidades están cerradas y no hay nada que ponerse a hacer para pasar el tiempo.

Desde ya, este período es el indicado para tomarse un descanso y recuperar energías. Sin embargo, algunos no pueden estar sin hacer nada. Están los que se aburren y también los que sienten que las neuronas se les empiezan a dormir de no hacer nada. Pero en realidad, siempre hay actividades para hacer, aún estando de vacaciones. Aquí propongo algunas.

1. Aprender alguna metodología de organización

Una buena idea para aprovechar el tiempo en vacaciones es apuntar a convertirse en un mejor estudiante y un mejor profesional. Aprender a implementar una metodología de organización personal para aumentar la productividad puede hacer la diferencia para el siguiente período de actividades.

En el sitio hemos conocido GTD (Getting Things Done), que es quizás la más famosa de todas las metodologías de organización. Consiste en realizar una serie de pasos iniciales y luego, seguir una rutina detallada de trabajo. En ella, toda la información sobre lo que hay que hacer debe estar correctamente almacenada. No se requiere dinero para poder llevarla adelante, aunque es preferible leer el libro Organízate con eficacia, donde se detalla todo.

GTD es la metodología más popular en materia de productividad personal.

Si no es GTD, puede ser otra técnica. Incluso, alguna adaptada a las necesidades de cada uno. Pero tengan en cuenta que los recesos son excelentes para empezar a tomarse en serio la organización y la productividad.

2. Leer libros

Durante todo el año los estudiantes leemos todo aquel material que la universidad nos exige. Es cierto que esos textos en su mayoría nos tienen que ser amenos, debido a que elegimos la carrera que estudiamos, pero seguramente debe haber una gran cantidad de libros que quisiéramos leer a lo largo del año, pero que por tiempo no podemos.

Las vacaciones son un buen momento para leer novelas, relatos cortos, poesía, biografías y todos esos libros que no se vinculan con lo que estudiamos. No olviden los grandes clásicos de la literatura. De ellos se desprenden excelentes enseñanzas y a pesar del paso del tiempo se mantienen vigentes.

Leer libros no relacionados con lo que estudiamos es una excelente forma de aprovechar el tiempo en vacaciones.

3. Aprender algún tema de interés

Aprender es lo que hacemos durante todo el año. Eso no significa que no pueda hacerse durante las vacaciones. Puede ser un tema vinculado a lo que estudiamos, o algo que no tenga nada que ver. Aprender a cocinar, conducir, tejer, bailar, operar un programa de PC específico, son sólo algunos ejemplos.

Hoy por hoy no es necesario hacer ningún curso presencial para aprender algo nuevo. Basta con investigar o sumarse a algún curso online.

Hace un tiempo presenté una serie de pasos para aprender un tema de forma autónoma. Algo que siempre me ha sido útil para aprender por mi cuenta temas teóricos. Pueden echarle un vistazo a aquella entrada si planean aprender algo en particular que pueda extraerse de algún libro o de internet. Los webinars son excelentes para capacitarse a distancia.

4. Empezar a preparar finales

Si hablamos de aprovechar el tiempo en vacaciones no nos podemos olvidar de la universidad. En algunos momentos de nuestras carreras, los estudiantes arrastramos muchos finales pendientes, que en algún punto hay que rendir. Si son demasiados, entonces lo mejor es empezar a prepararse temprano. Quizás, en esos casos, convenga tomarse unos días de vacaciones y luego retomar el ritmo habitual de estudio. Les recuerdo el artículo claves para preparar un final, que les puede ser de utilidad.

5. Comenzar algún proyecto pendiente

Así como no hay tiempo para leer y hacer otras cosas durante el año, tampoco hay tiempo para llevar adelante proyectos personales. Un proyecto personal puede ser mudarse para vivir solo, empezar un negocio, pintar una habitación, escribir un libro, hacer una página web, realizar alguna obra solidaria, crear una obra artística e infinidad de cosas más.

Cualquier actividad que haya estado pendiente durante el año, o que se acumule de años anteriores, es candidata a ser realizada durante el período de receso. Quizás estos proyectos deban mantenerse en paralelo durante el año, así que hay que aprovechar este tiempo libre para sentar las bases y planear las actividades vinculadas, para que durante el año académico no se tenga que perder tiempo en ello.

6. Conseguir un empleo de verano

Si hay necesidad monetaria o si se está buscando un poco de independencia económica, entonces nada mejor que conseguir un empleo de verano. No se debe considerar como aspecto positivo únicamente el dinero que se percibirá por los servicios prestados. Hay que tener en cuenta también la experiencia, que es algo muy importante en los días que corren.

Trabajar durante el verano no sólo les va a dar algo de dinero. Es una buena forma de comenzar a adquirir experiencia.

Cualquier empleo aporta conocimientos. La responsabilidad de desempeñar funciones, el trato con los superiores, con los compañeros y también con los clientes, son sólo algunos de ejemplos de cosas que se aprenden. Aunque la experiencia dure uno o dos meses, puede llegar a ser útil y enseñar más de un aspecto básico sobre lo que es trabajar.

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.