inteligencia emocional
Bienestar

¿Qué es la inteligencia emocional?

En esta ocasión hablaremos sobre la famosa inteligencia emocional. Un concepto que dio lugar en el último tiempo a muchos libros y a todo un mundo de material relacionado.

En Mentes Liberadas ya hemos tocado el tema de la inteligencia. Vimos el cociente intelectual como medida de qué tan inteligente es una persona. Pero este índice sólo contemplaba aspectos vinculados a la capacidad cognitiva del cerebro humano. Es decir, todas aquellas cualidades que pueden ser útiles para resolver problemas de lógica, matemática, semántica, percepción y espacio. De hecho, todos los tests de CI están compuestos por muchas preguntas de este tipo.

La pregunta que habría que hacerse es si sólo esas capacidades son las que hay que considerar para medir la inteligencia de una persona. ¿No existen otros aspectos a tener en cuenta?

El concepto de inteligencia emocional ha sido explorado en la psicología a lo largo del siglo XX. Pero fue recién en 1995 cuando se hizo más popular por la aparición del libro Inteligencia Emocional, de Daniel Goleman. También por la posterior difusión que tuvo en artículos de revistas y periódicos en los años siguientes.

La inteligencia emocional se basa en que el reconocimiento, el control y el uso de las emociones propias y de las personas que rodean al individuo lo dotan de una capacidad especial para desenvolverse en las distintas áreas de la vida. Algunos autores consideran que la incidencia de la inteligencia emocional tiene mayor peso que el cociente intelectual.

Inteligencia y éxito

La inteligencia emocional intenta explicar también la disociación que existe entre el cociente intelectual y el éxito profesional, académico o emocional que tienen las personas. Es común encontrar gente con grandes facultades cognitivas, capaces de resolver problemas muy complejos y con cocientes intelectuales asombrosos, que aún así no pueden progresar profesionalmente o no tienen la vida que realmente desearían tener.

En cambio, las personas que tienen un nivel alto de inteligencia emocional pueden, sin necesidad de un alto CI, avanzar en distintos terrenos de la vida. ¿Cómo determinar el nivel de esta inteligencia? No hay manera aún. Los especialistas siguen buscando alguna forma de medir estas capacidades.

Inteligencia emocional en el ámbito profesional

Las empresas constantemente buscan recursos humanos valiosos y esto significa que puedan llevar adelante las tareas que se necesitan con responsabilidad y eficiencia.

En el trabajo, cualquiera sea, siempre hay interacciones sociales. Entre compañeros de trabajo, con jefes y gerentes, con proveedores y por supuesto, con los clientes. La identificación de las emociones y también la expresión de las mismas ha llamado la atención de muchas empresas que organizan a menudo charlas y prácticas sobre inteligencia emocional para capacitar al personal.

Así como antes se invertía en capacitación en informática o idiomas, en los últimos años, las empresas han puesto el foco también en la psicología.

Los objetivos son enseñar a los empleados a formar un equipo de trabajo. A aprender a identificar, manejar y comunicar las emociones. También a aumentar el compromiso con los objetivos y potenciar la capacidad de los individuos. Además, se busca aplicar la inteligencia emocional para dar un marco que haga sentir cómodo y valioso al trabajador para poder retenerlo.

Algunas escuelas del mundo han incorporado cursos de inteligencia emocional. En estos, los jóvenes aprenden los principios que mencionamos, especialmente la identificación de las emociones.

Bien hasta aquí, esta entrada pretende ser solamente una introducción al tema para aquellos que nunca lo habían leído o escuchado nombrar en ningún lado. En próximas entradas veremos algunos aspectos más sobre la inteligencia emocional.

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.