ejercicios resueltos
Universidad

Los polémicos ejercicios resueltos del CBC

Los ejercicios resueltos del CBC son unos apuntes en impresión rústica (a veces en forma de fotocopias) que se venden en las cercanías o dentro de las sedes del CBC. Contienen ejercicio por ejercicio la solución de las guías oficiales de materias como Matemática, Análisis Matemático, Álgebra, Física, Química y Biofísica.

Cada uno de estos libritos suele dedicarse a una unidad especifica de alguna de las guías oficiales. En las unidades más pesadas, suele haber hasta dos o tres libritos. Además, hay algunas ediciones que incluyen una recopilación de parciales con su respectiva resolución.

El precio de los “resueltos” como se los conocen entre los estudiantes no suele ser muy caro, lo que los hace tan populares entre los alumnos. Hay que destacar que estos apuntes no son oficiales más allá de que pueden estar hechos (suponemos) por docentes o estudiantes avanzados.

Uno de los problemas con los que se enfrenta el alumno que ingresa al CBC es que las guías de ejercicios suelen ser muy largas y pesadas y que en la mayoría de los casos no se tienen las respuestas a los problemas. Entonces, cuando uno resuelve un ejercicio no sabe si lo hizo bien o mal.

ejercicios resueltos

Es ahí cuando el alumno cae en la necesidad de buscar algún elemento de respaldo que le de seguridad a la hora de avanzar con la guía de ejercicios. Los resueltos ocupan ese lugar y en algunos casos se hacen inseparables de los alumnos.

El incoveniente es que además de traer los resultados, incluyen también la explicación de cómo resolver los problemas. Es decir, reemplazan a los libros y a los profesores. Por esta razón, los docentes no los recomiendan en lo más mínimo. Dicen que mecanizan la resolución de los problemas y que no permiten desarrollar el pensamiento de los alumnos de forma correcta.

Para no dar vueltas con este tema tan polémico, les voy a dejar una recomendación de cómo aprovechar y no abusar de este recurso para estudiar, porque más allá de lo que opinen los docentes, son eso: un recurso.

Cuándo utilizar los ejercicios resueltos

Guías de TP con resultados precisos

En esas guías de ejercicios donde los resultados son precisos y la forma de resolver es mecánica y fácil, pero la guía oficial no proporciona los resultados. En este caso, tener el numerito recuadrado que indica el final del ejercicio te puede dar mucha seguridad.

Problemas muy largos

En problemas muy largos donde los ejercicios se resuelven por partes son muy útiles. Supongamos que un ejercicio tiene tres partes, ya sabemos muy bien como hacer la primer parte y la segunda, pero tenemos dificultad y queremos practicar la tercera.

Sólo que para hacer la tercer parte, primero necesitamos un resultado que proviene de hacer las otras dos. ¡Pero eso lleva mucho tiempo! En ese caso, podemos aprovechar los ejercicios resueltos, tomar los resultados de las primeras dos partes, chequearlos (¡porque pueden estar mal!) y en base a ellos seguir con la tercera parte.

Estudiar para parciales

A veces conseguir parciales viejos puede ser un poco complicado. Conseguir las ediciones de resueltos que compilan parciales puede resultar útil. A no dejarse influenciar por las explicaciones.

Descartar ejercicios difíciles

Hay muchos ejercicios que no tienen sentido que estén en las guías oficiales. En las ediciones de resueltos muchas veces se aclara que un ejercicio es demasiado teórico o que no se supone que se resuelva de forma sencilla.

Cuándo no utilizar los ejercicios resueltos

Unidades fáciles

En unidades que nos parecen fáciles y en las cuales podemos verificar el resultado de los ejercicios por nuestra cuenta ya sea con un método que nos enseñan en clase o utilizando una PC.

Guías de ejercicios con resultados

En aquellas guías de ejercicios en las cuales nos dan los resultados tampoco conviene usarlos. En ese caso habrá que romperse la cabeza hasta dar con ese resultado. Sí, romperse la cabeza es parte del proceso de aprendizaje.

Para ver el método de resolución

Ver cómo se hacen los ejercicios porque no entendemos nada no es recomendable. Para eso están las clases con los docentes y ayudantes. Si es tu caso, estás completamente equivocado.

Como reemplazo de libro

En lugar de los libros porque parece más práctico o más económico. Los libros son irremplazables, al igual que los docentes. Estos apuntes no cumplen la misma función.

Resumiendo

En síntesis, buscar la resolución de los problemas va a perjudicarnos a corto, mediano o largo plazo. Si hemos elegido una carrera en la cual hay que resolver ejercicios, entonces tendremos que desarrollar la capacidad para hacerlos por nuestra cuenta. Los inconvenientes que podemos llegar a tener a la hora de resolver los tendremos que analizar junto a los docentes, compañeros o los libros pero buscar la solución “ya masticada” no va a beneficiarnos.

Por otro lado, hay momentos en los que los ejercicios resueltos pueden convertirse en un recurso válido, por ejemplo cuando se dispone de poco tiempo o cuando necesitamos chequear un resultado.

Y no hay mucho más para decir. Cada uno sabe lo que hace y la decisión de utilizarlos o no depende de uno mismo.

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.