Panel de corcho
Elementos de estudioEstudio

5 ventajas de tener un panel de corcho en tu ambiente de estudio

Una de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el estudio es la organización. Temas, fechas y tareas a realizar pueden mezclarse en nuestra mente y parecer difusos. Nada mejor que tener todo a la vista y organizado en un panel de corcho. ¿Por qué un panel de corcho? Porque son muy baratos, super fáciles  de instalar y simples de mantener.

Con un panel de corcho no es necesario tener marcadores que se gastan a cada rato. Alcanza y sobra con chinches, pines y papeles.

Ventajas de tener un panel de corcho en tu ambiente de estudio

1. Mejor organización del tiempo

Nada mejor para organizar el tiempo que un calendario. Poner uno bien grande y con espacios para completar es fundamental. Recomiendo usar etiquetas autoadhesivas para pegarle eventos y destacar fechas clave. También colorear los días hábiles de los feriados o fines de semana ayuda mucho.

2. Facilidad para determinar tareas pendientes

Simple y efectivo. Tener un papel, o varios, con listas de tareas por hacer ayuda muchísimo a tener una idea de qué tan lejos se está de cumplir alguna meta. Y tenerlo pegado o clavado al panel es la mejor forma de verlo con facilidad.

3. Mayor motivación

Algunos aprovechan un panel para poner frases o imágenes que motiven a estudiar. Poemas estoicos, o fotos de nuestro objetivo final puede darnos ánimos cuando más cansados estamos. También poner exámenes aprobados para levantar la moral y sentirse orgullosos. O también, todo lo contrario: poner exámenes desaprobados, para los que se sientan más motivados al superarse a sí mismos.

4. No más olvidos

Si hay algo importante, nada mejor que poner un cartel gigante en el panel de corcho, de forma que sea imposible pasar por delante sin verlo.

5. Ayuda memorias

Se pueden poner también fórmulas, teoremas, leyes, mapas o gráficos según lo que estudies para tenerlos siempre presentes.

Deja un comentario

Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.