consejos para rendir un examen
EstudioHábitos de estudio

Rendir examen en la universidad: 10 consejos fundamentales

Te la pasaste estudiando varios días y llega el momento del examen. En cuestión de minutos o unas pocas horas se define tu nota y tu futuro. Hay mucha presión y mucha ansiedad.  Por eso en esta nota, vamos a conocer 10 consejos para rendir examen en la universidad.

1. Llegar descansado

Obviamente los días anteriores al examen vas a estudiar mucho. Pero es preferible que el último día descanses algo y distraigas un poco tu mente para llegar en óptimas condiciones a la prueba. Para profundizar en este tema les recomiendo el artículo sobre si conviene o no estudiar hasta agotarse previo a un examen.

2. Llegar a tiempo

Nunca hay que llegar tarde a rendir examen. En algunos casos puedes perder la posibilidad de rendir. Para algunos profesores severos, una vez que se cierra la puerta, no entra más nadie al aula. Es importante calcular bien el tiempo antes de salir hacia el examen. Hay que tener en cuenta el tiempo de viaje, el tránsito y cualquier otro imprevisto que puede ocurrir.

3. Chequear los elementos

Si llegas unos minutos antes, es recomendable que te fijes de tener todo los elementos para rendir el examen. Una regla, una calculadora, alguna bibliografía que te dejen tener en el banco pueden resultar cruciales. Si llegas con tiempo y te falta algo de eso, puedes llegar a conseguirlo antes que empiece la evaluación.

4. Preguntar a qué hora termina antes de empezar

Esto es muy importante. Los profesores muchas veces te dicen cuánto dura el examen, pero no cuándo termina. Hay una diferencia grande en los dos casos. El profesor puede estar contando que el examen empezó ni bien cruzó la puerta y tú puedes estar contando que es recién desde que terminó de dar las indicaciones. Por eso, siempre hay que preguntar a qué hora termina el examen.

5. Reloj a mano

Vamos a responder preguntas y resolver problemas pero no tenemos todo el día. Nunca vayas a un examen sin reloj, es como ir al desierto sin brújula. Hoy en día la hora está en los teléfonos móviles y algunos docentes no dejan tenerlos a la hora de resolver el examen. Es por eso que es mejor llevar un reloj pulsera o algún otro artefacto que tenga la hora si es que en el aula no hay relojes.

6. No hablar del examen con tus compañeros antes de rendir

Te van a confundir. A esa altura ya tienes que estar seguro de tus conocimientos. Cualquier comentario que te haga dudar no va a servir más que para alimentar tu inseguridad. Y nadie quiere encarar un examen sintiéndose inseguro de algo.

7. Mirada general

Cuando recibes el examen hay que leerlo por completo una vez, esto sirve para saber qué consignas son más difíciles o llevan más tiempo para desarrollar. También es la posibilidad de evacuar alguna duda sobre algún enunciado.

8. Empezar a resolver por lo más fácil

Siempre conviene empezar por los puntos que parecen más fáciles. Eso te va a dar confianza. Sabiendo que hay puntos asegurados, se puede ir trabajando más tranquilo en las preguntas o consignas más difíciles.

9. Asignar tiempos a la resolución de los puntos

Cuando estés por encarar un ejercicio o responder una pregunta, estima cuánto tiempo debería llevarte desarrollar eso. Si te pasas de tiempo vas a saber que te estás atrasando con los otros puntos.

10. No hablar del examen con tus compañeros después de rendir

Te quedarás mal si tu compañero te dice que respondió de otra manera la misma pregunta que tú. Unas palabras para ver si más o menos has puesto lo mismo en algún punto especial está bien. Pero mejor despejarse la cabeza después de la evaluación.

Deja un comentario

avatar
1024
Alejandro De Luca
Soy programador web. Rebelde autodidacta y cafeinómano. Vivo comparando la vida real con Los Simpsons. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.