10 consejos para tu entrevista de trabajo

En esta nota...

Una serie de consejos simples y fáciles de seguir para no meter la pata en una entrevista laboral. Leer más

Por:

Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

Recientemente vimos de qué se trata una entrevista de trabajo. En esta ocasión vamos a volver sobre el tema. Es normal que cuando vayamos a una entrevista laboral estemos nerviosos, más si se trata de la primera de nuestras vidas. Pero no hay que ponerse mal. A continuación vamos a conocer 10 consejos para una entrevista de trabajo.

1. Ser puntual

Es muy importante no llegar tarde. Estaremos dando una mala imagen y si nuestro potencial empleador proyecta esta imagen en su mente pensará que llegaremos tarde a trabajar siempre. Tampoco hay que llegar demasiado temprano. Esto puede hacer pensar al empleador que estamos desesperados (ver punto 9).

Lo ideal es ser puntual. Llegar unos diez minutos antes de la entrevista. Si por algún motivo llegamos media hora antes al lugar, podemos quedarnos dando una vuelta por ahí hasta que se haga la hora.

Si no saben cómo ser puntuales, hace un tiempo escribí en Medium un artículo al respecto. Se los recomiendo: La puntualidad no es un arte.

2. Ir con buena presencia

Aquí nos referimos a varios aspectos pero la mayoría se centran en el estilo de vestimenta y la higiene personal.

Empecemos con la higiene personal. Estar recién cambiado es lo mejor, pero no es recomendable ir con el pelo mojado. A una buena ducha con secador de pelo, se le pueden sumar desodorantes y perfume. Es importante evitar llegar transpirado.

Hay que cuidar el aliento así que les recomiendo que se laven los dientes antes y que masquen chicles o coman caramelos de menta. Piensen lo que pasaría si la entrevista de trabajo es para un puesto de atención al público y quien nos toma la entrevista descubre que acercarse a nosotros ¡es tan peligroso como exponerse a una bomba bacteriológica!

Respecto de la vestimenta, lo más importante es ir prolijo. Los varones, con una camisa, un pantalón de vestir y zapatos pueden estar bien salvo que el empleo requiera ciertos códigos de vestimenta más formales. En el caso de las chicas, puede variar también entre una falda hasta la rodilla o un pantalón . Depende mucho del lugar donde sea la entrevista.

Es fundamental ir vestido acorde a como se vistan los demás. Ni más ni menos formales. ¿Cómo saber esto? Bueno, se puede preguntar antes de la entrevista, especialmente si accedemos a ella a partir de un contacto.

3. Tratar de usted al entrevistador si es una persona grande

Este es un gran desafío para las generaciones más jóvenes. Están acostumbrados a llamar de “tú” o de “vos” (en Argentina y Uruguay) a cualquier persona. ¡No! Si el entrevistador es un hombre o una mujer de más de cuarenta años (esto deben calcularlo a ojo) o si transmite suficiente formalidad con su sola presencia opten por inicialmente tratarlo de Ud. Es probable que ellos mismos les digan que no es requerida tanta formalidad y les pidan que los traten de “tú” o de “vos”. Pero de entrada, es preferible el trato respetuoso del “usted”.

4. Apagar el teléfono celular

No sólo hay que apagarlo. Yo recomiendo directamente guardarlo. Hay que evitar mirarlo de forma involuntaria a cada rato. La persona que nos toma la entrevista puede creer que estamos aburridos mirando la hora, o que no nos interesa el tema del que estamos hablando. Esto puede ser considerado una falta de respeto. Cuidado con este punto.

5. Mirar a los ojos

La entrevista es una charla con otra persona y tenemos que mostrarnos naturales. Hay que tratar de establecer contacto visual con el entrevistador. Esto hará que nos mostremos con confianza. Hay que evitar mirar para abajo todo el tiempo o evitar la mirada de la otra persona. Tampoco hay que quedarse mirándolo fijo como si lo estuviéramos acosando. La idea es que no nos vean tímidos y así evitar que piensen que tenemos problemas de sociabilidad.

Lee también:   10 conocimientos básicos para ser un profesional completo

6. Hablar bien

¿A qué me refiero con hablar bien? A dos aspectos del habla: la modulación y el contenido de lo que decimos.

Respecto de la modulación, a que no hablemos con la boca cerrada. Que la voz salga para afuera y con la fuerza suficiente para que la persona que nos habla no nos tenga que decir “¿Podrías hablar un poco más fuerte? No puedo oírte”.

consejos para una entrevista de trabajo

Respecto del contenido, a que no hablemos nada que no tenga que ver con lo que nos preguntan y esté vinculado al trabajo que estamos por desempeñar. Puede que nos hagan alguna pregunta personal como dónde vivimos y con quién. Por supuesto que debemos contestar esas preguntas. Lo que no tenemos que hacer es irnos por las ramas y mucho menos tocar temas delicados como religión y política.

7. Hacer preguntas

En una entrevista la mayoría de las preguntas las va a hacer el entrevistador. Sin embargo siempre hay un espacio para que el entrevistado haga preguntas. Es una buena oportunidad para preguntar por las condiciones de trabajo, horario e incluso por el tema salarial.

8. Evitar ser negativo

Quizás en algún momento nos pregunten si sabemos hacer algo o si tenemos experiencia en eso. Si bien no hay que mentir, recomiendo evitar decir “no”. Especialmente en muchas respuestas consecutivas. Podemos adornar un poco la respuesta con un “No, pero algo vi al respecto” o un “La verdad que no, pero es un tema que me interesaría aprender”. De esta forma evitamos que nos tilden de negativos y mala onda. Créanme que nadie quiere gente negativa en un equipo de trabajo.

9. No mostrarse desesperado

Repetir muchas veces que necesitamos el trabajo no es una buena estrategia. Es preferible mostrarnos cautos y curiosos, pero no desesperados. Tenemos que transmitir, sin decirlo, que tenemos otras alternativas laborales en carpeta y que esta entrevista puede ser una de muchas que tengamos antes de decantarnos por una propuesta en particular.

10. Hacerse respetar

Puede parecer chocante este punto. Primera entrevista laboral (o una de las primeras) a la que acudimos y… ¿tenemos que hacernos respetar nosotros? Por supuesto. Nuestro tiempo es tan valioso como el de la persona que nos entrevista. Así que hay que tener en cuenta que no nos hagan lo siguiente:

  • Que interrumpan la entrevista por un llamado telefónico que dura mucho tiempo.
  • Nos hagan esperar mucho tiempo para entrevistarnos.
  • Que interrumpan la entrevista mucho tiempo y nos dejen solos en una oficina.
  • Que nos maltraten / humillen / acosen

Estén atentos a este tipo de desplantes y mucho cuidado con el último punto. Si son jóvenes es recomendable ir a la entrevista con alguien que los acompañe, salvo que estén yendo a un lugar que conozcan bien o una empresa reconocida.

Eso es todo, espero que estos consejos les sirvan. Si tienen alguna duda puntual sobre una entrevista a la que tienen que acudir, no duden en dejar un comentario.




Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

También puede interesarte

Elegir carrera: 7 tips fundamentales Siete consejos para los que están por elegir una carrera para comenzar a estudiar en la universidad. Una serie de tips simples para evitar equivocarse.
¿Cómo es una entrevista de trabajo? Es el momento de buscar trabajo y nos topamos con la entrevista laboral. Vamos a ver en qué consiste y para qué sirve.
Encuesta: ¿Vocación o dinero? Si sólo tuvieras dos opciones para elegir, ¿qué tipo de trabajo elegirías? ¿Uno que te garantice dinero aunque sea aburrido? ¿O uno que te apasione, aunque no tengas tantos ingresos? ¡Participá en est...
8 señales de que encontraste tu vocación Una serie de señales para detectar si aquella actividad que tanto te gusta es tu verdadera pasión

Deja un comentario